Compartir

Doyle Arthur y Sherlock El Palomitrón

“Arthur ha escrito otro libro,
una novelita de unas doscientas páginas,
titulada Estudio en escarlata”.
Louise “Touie” Doyle

Uno de los personajes míticos de la literatura, del cine y de la televisión salió de la pluma de un cirujano con muy pocos pacientes que necesitaba aumentar sus escasos ingresos, además de intentar hacerse un hueco entre los escritores de renombre. Una biografía de Doyle en la que se buscan todos los detalles que de una u otra manera, conscientemente o no, le llevaron a crear al detective más famoso de todos los tiempos. Arthur y Sherlock. Conan Doyle y la creación de Holmes, del periodista, editor e investigador literario Michael Sims, se publicó el pasado febrero por Alpha Decay, con traducción de Juan Manuel Salmerón Arjona.

Portada Arthur y Sherlock El Palomitrón

El autor presenta en su libro la investigación no de un crimen, sino de la creación de un personaje y de toda la mitología que lo acompaña. Para ello, pone bajo la lupa a Doyle, desde su nacimiento en Edimburgo, con una infancia y juventud marcada por el severo alcoholismo de su padre (Charles Doyle) y por la relación de su madre (Mary Foley) con un doctor al que alquilaba una habitación en la casa familiar, hasta la llegada del éxito literario y del reconocimiento popular.

Sorprenderá a muchos lectores conocer ciertos detalles sobre la vida del futuro sir, que se revela como un hombre inquieto, audaz e intrépido, que no dudó en enrolarse en un barco ballenero poco antes de terminar la carrera, agotado por los estudios, y que no solo ejerció como médico, sino que disfrutaba de participar en las cacerías y de rematar y despellejar a pobres focas y morsas que andaban por allí. Una gran experiencia navegando por el Ártico que le sirvió de inspiración para otras obras. También se reseñan sus peleas juveniles, su afición por el boxeo, el interés por la apariencia (la imagen era capital para un médico de la época), su batalla por asegurar los derechos de autor de sus obras o los primeros coqueteos con el espiritismo y lo paranormal.

Por supuesto, en esta obra se habla, y mucho, de Joseph Bell. Un reconocido médico y profesor en la Universidad de Edimburgo, galeno personal de la reina Victoria cuando viajaba a Escocia. Bell era un gran observador, algo que sumado a sus dotes diagnósticas hacía que supiese qué aquejaba a sus pacientes antes incluso de que le explicaran sus síntomas. Por no hablar de que proporcionaba información sobre orígenes y profesiones con solo echar un vistazo a quien se le cruzaba por delante. Esto asombraba a sus estudiantes, y Arthur no fue una excepción. Bell fue su profesor favorito, la inspiración para las particulares características de Sherlock (como explicó a su colega Robert Louis Stevenson tras una carta de este: “Es un híbrido de Joe Bell y del Dupin de Poe”) y a quien dedicó Las aventuras de Sherlock Holmes.

Doyle viejecito Arthur y Sherlock El Palomitrón

Arthur y Sherlock. Conan Doyle y la creación de Holmes es un libro repleto de datos e informaciones; está claro que Sims ha llevado a cabo una gran investigación, de la que deja huella en la extensa bibliografía que anexa en el volumen. Pero lejos de apabullar con apuntes y referencias, crea un argumento, propone diálogos, expone artículos, fragmentos de epístolas… y hace que el lector vaya asombrándose con esos descubrimientos y anécdotas. Se crea la ilusión de acompañar al cirujano Doyle a lo largo de su vida por toda suerte de momentos relevantes (y no tanto) hasta que logra el éxito y la fama de su personaje. No se llega al momento en que el escocés quiso matar a su criatura ni a la época en la que su obsesión era predicar el espiritismo. Con una estructura no lineal, llena de idas y venidas en la cronología de Doyle, y un recorrido por toda una serie de acontecimientos, personalidades u obras literarias, a modo de subtramas, es una obra interesante y amena, tanto para sherlockianos y holmesólogos como para aquellos que disfrutan con las aventuras del detective británico, pero que no han indagado mucho más en su universo.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.