Artículos más recientes

LOS NUEVOS VIGILANTES DE LA PLAYA: ¿QUIÉN ES QUIÉN?

0

Los nuevos vigilantes de la playa - El Palomitrón

Todos los que hayamos nacido en los 80 y los 90 (y quizá los que lo hayan hecho antes, también) hemos corrido alguna vez por la playa, a fingida cámara lenta, cargando en nuestra mano derecha el primer objeto que hemos visto medianamente parecido a un salvavidas naranja y buscando alguna víctima desvalida (también fingidamente) a la que rescatar. Eso es así, es una verdad universal que ¿para qué negar a estas alturas?

Ahora, poco más de quince años después de que David Hasselhoff y Pamela Anderson fueran los culpables de posibles esguinces costeros y de nuestras altas expectativas en cuanto al oficio de socorrista se refiere, Paramount Pictures ha tenido a bien enseñar a las nuevas generaciones por qué los adultos corremos a cámara lenta por la orilla de la playa: ¡Los vigilantes de la playa vuelven en forma de película!

Quién es quién

Dwayne Johnson - El Palomitrón

Capitaneando el reparto que, con total seguridad, nos hará volver a suspirar por los bañadores rojos y las cristalinas playas californianas se encuentra Dwayne Johnson, a quien se le ha asignado la ardua tarea de hacernos olvidar al Mitch Buchannon de siempre, el papel que interpretaba Hasselhoff en la serie homónima y que lo relanzó al estrellato tras sus cuatro años de Michael Knight en la inolvidable El coche fantástico. No dudamos de que el infinito carisma del que goza Johnson (al que pudimos ver hace bien poco en la última entrega de Fast & Furious y que también protagoniza la serie de HBO Ballers) hará que poder acoger al nuevo Buchannon con el entusiasmo que merece sea coser y cantar.

Zac Efron - El Palomitrón

Si bien en la serie original únicamente apareció durante tres temporadas, el personaje de Matt Brody (David Charvet en la versión original) será el coprotagonista en esta nueva versión de Los vigilantes de la playa y Zac Efron el encargado de retomarlo. Con un carácter que chocará desde el principio con el del rol interpretado por Johnson, Efron se pondrá en la piel de un socorrista novato con muchas ganas de comerse el mundo y molestar a Buchannon por el camino. Malditos vecinos (1 y 2), Dirty Grandpa, la venidera The Greatest ShowmanZac Efron ha sabido dejar atrás su pasado Disney con High School Musical (y también su eterno flequillo, gracias a los dioses antiguos y nuevos) y se sitúa ahora mismo en el panorama hollywoodiense con, sin duda, mejor posición que la gran mayoría de sus compañeros de franquicia.

Alexandra Daddario - El PalomitrónCambiamos el bañador masculino por el femenino y nos acordamos de Summer Quinn, aquella chica que andaba enamorada de Matt Brody y que acabó uniéndose a los vigilantes allá por la tercera temporada de la serie. Encarnada en aquel entonces por Nicole Eggert, la nueva versión de Summer Quinn se pasa a la melena morena y nos trae de nuevo a Alexandra Daddario a una pantalla de cine tras haberla visto por partida doble en Percy Jackson hace unos pocos años y recordarla, más recientemente, en la catastrófica (por su sinopsis, no por su resultado final) San Andrés, en la que compartía cartel con uno de sus compañeros en Los vigilantes de la playa, Dwayne Johnson. En televisión la hemos podido ver hace un par de años interpretando a una de las enamoradas de Rodolfo Valentino, Natacha Rambova, en AHS: Hotel.

Y por supuesto, y quizá la figura más esperada, contaremos con Kelly Rohrbach en la difícil papeleta de hacernos olvidar a Pamela Anderson en el papel de C. J. Parker, probablemente el icono más longevo de la serie y el personaje más recordado por el público, ya fuesen o no seguidores de la serie.

Kelly Rohrbach - El PalomitrónPara cerrar el reparto principal, no debemos olvidarnos de Priyanka Chopra, actriz hindú con una productiva carrera en Bollywood a raíz de su coronación como Miss Mundo en 2000 y a la que los seriéfilos ya habéis visto en Quantico (serie de la que el canal ABC ya ha confirmado 3.ª temporada en los recientes Upfronts 2017). Se encargará de dar vida a Victoria Leeds, la villana de la función.

Desde luego, si hacemos caso del tráiler, lo que podemos esperar es una adaptación que jugará mucho con el sentido del humor y que exprimirá al máximo la vena cómica de Dwayne Johnson, el actor mejor pagado de Hollywood y principal reclamo de una función que promete inaugurar el verano y nuestras ganas de playa el próximo 16 de junio.

¿Apetece un baño?

 

Silvia Martínez

THI MAI, LA NUEVA PRODUCCIÓN DE ATRESMEDIA

0

Dani Rovia en Thi Mai - El Palomitrón

Ya podemos ver el teaser y el póster de Thi Mai, la nueva película de Atresmedia Cine. La cinta, producida por Amor en Vietnam A.E.I y coproducida por TripicturesES.DOCU y Atresmedia Cine, es una comedia dirigida por Patricia Ferreira (El alquimista impaciente). En su reparto figuran Carmen Machi (El bar), Aitana-Sánchez Gijón (Velvet), Adriana Ozores (Cerca de tu casa) y Dani Rovira (Ocho apellidos vascos). El guion original ha sido escrito por Marta Sánchez Guillén (7 vidas) y el rodaje tuvo lugar primero en Vietnam, durante seis semanas, y luego finalizó con otras dos semanas en Pamplona.

Thi Mai nos lleva a la historia de Carmen, que tras perder a su hija María en un accidente de tráfico recibe una carta de la agencia de adopción de Vietnam en la que le conceden a María el permiso para adoptar a Thi Mai, una niña vietnamita. Carmen se embarcará en un viaje a Vietnam junto a sus dos mejores amigas, Elvira y Rosa, para completar el proceso de adopción y recoger a Thi Mai. Debido a su inexperiencia y el gran choque cultural, hará que el viaje se convierta en un verdadero reto para ellas. A esta aventura se les suma Dan, un guía vietnamita, y Andrés, un actor español que viaja a Hanoi a reunirse con su pareja.

Thi Mai es una divertida historia de una madre que se niega a renunciar al derecho de ser abuela y cómo hace lo posible para superar las dificultades en un país extranjero ayudada por sus amigas y por buena gente que se encuentra en su camino. ¿El resultado? Lo veremos en salas españolas este mismo otoño.

Aitor Gallego

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR

0

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar - El Palomitrón

Las aventuras cinematográficas de piratas (no los que descargan contenido ilegalmente, sino los otros) eran, en las últimas décadas del siglo XX, sinónimo de fracaso comercial hasta la llegada de Jack Sparrow en Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra. La franquicia basada en una atracción de Disneyland siguió adelante su curso con tres entregas más, y todas fueron grandes éxitos. Sin embargo, la cuarta (Piratas del Caribe: En mareas misteriosas) fue despedazada por la crítica y el público situándola junto a Alicia a través del espejo en la categoría de películas que toda la gente odia pero fue a verlas en la gran pantalla. Los más de 1000 millones dólares que recaudó son la razón por la que los productores dieron luz verde a Piratas del Caribe: La venganza de Salazar. La pregunta pertinente es: ¿Qué motivos tiene la audiencia para pagar la entrada?

El principal atractivo de la cinta es el relevo en la silla de director: sale Rob Marshall (director efectivo en el género musical, no tanto en el de aventuras) y entran Espen SandbergJoachim Rønning (Kon-Tiki). Los realizadores noruegos (10 años más jóvenes que Marshall y provenientes de un cine muy lejos de la maquinaria hollywoodiense) aportan una visión original y personal, especialmente en la excelente secuencia inicial y en las pinceladas de humor visual a lo largo de la cinta. También imprimen al relato un espíritu aventurero y una sensación de maravilla ante los extraordinarios hechos que transcurren en pantalla, que remiten a Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra. Esta emoción es muy evidente en las tres primeras escenas (la última de ellas es una larga, vibrante y meticulosamente planificada persecución por las calles de un pequeño pueblo). Más adelante se va diluyendo y solamente reaparece en momentos esporádicos por culpa del guion.

Johnny Depp como Jack Sparrow en Piratas del Caribe - El Palomitrón

Jeff Nathanson no es precisamente apreciado por la audiencia, puesto que suyos son los libretos de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, El Rey León (la versión en carne y hueso que se estrenará en 2019), Speed 2 y Hora punta 2 y (en su defensa añadiremos que también guionizó Atrápame si puedes y La terminal, ambas de Steven Spielberg). Parece ser que su afición son las ampliaciones innecesarias de grandes universos cinematográficos. Como en algunos de los casos anteriores, en Piratas del Caribe: La venganza de Salazar intenta manejar conceptos ya establecidos en la saga respetando la mitología, pero falla en no darles un giro con suficiente habilidad para que generen imprevisibles consecuencias que lleven a la audiencia a lugares inexplorados. Además, conduce la historia a situaciones con desenlace obvio y muestra desinterés por el arco dramático de los personajes, lo que provoca un clímax emocional final insatisfactorio, e incluye bromas muy crueles, tópicas y de mal gusto que nos generan rechazo. En esta línea, la interpretación de Johnny Depp (muy elogiada en el pasado por su unicidad y carisma) se vuelve una parodia de lo que fue, probablemente por culpa de su deterioro profesional y personal (aún más a juzgar por esta reciente noticia).

Javier Bardem en Piratas del Caribe: La venganza de Salazar - El Palomitrón

Es hora de evaluar los puntos expuestos y ver hacia dónde se decanta vuestra balanza. Si buscáis diversión bastante constante a lo largo de dos horas (parecen menos) con unos magníficos toques de humor visual (véase la escena de la guillotina), ingeniosos juegos de palabras, humor absurdo a raudales y cortos de montajes perfectamente calculados para sacarte una sonrisa, esta es tu película. Alerta para puristas formales: hay algunas secuencia de acción bastante mal rodadas y difíciles de seguir, editadas demasiado frenéticamente y con una mezcla de sonido y banda sonora excesivas y molestas. Ahora es vuestro turno de palabra.

LO MEJOR:

  • La secuencia inicial: aventura pura.
  • La energía que aportan a la historia Kaya Scodelario (El corredor del laberinto) y, en menor medida, Brenton Thwaites (Dioses de Egipto). Una mención especial merece Lewis McGowan, quien interpreta a la versión infantil de Henry Turner.
  • Un cameo muy rockero.
  • Los dos directores.
  • Estupendo diseño de producción. Un aplauso desde aquí a las personas que diseñaron la cabina de Barbossa.

LO PEOR:

  • La parodia en la que se han convertido Jack Sparrow y Johnny Depp.
  • Un giro muy forzado y hasta ridículo.
  • Lo absurdo del capitán Salazar y la actuación de Javier Bardem.
  • La saturación de chistes llega antes de la mitad del filme.

Pau Jané

CUÉNTAME Y SU FINAL MÁS EXPLOSIVO

0

Cuéntame - El Palomitrón

Breaking news, Cuéntamemaníacos. Finalmente, los guionistas han cumplido su promesa/amenaza. Habían advertido a timbales y platillos sobre el último capítulo de la temporada 18. Nada menos que el 329. Que si va a ser historia de la serie, dijo Ricardo Gómez, antes Carlitos, que cada escena va a ser un ay… Recordando el episodio a corazón abierto de la semana anterior, parecía una osadía que pudiera resultar todavía más emotivo festivo. Porque la despedida a la francesa del maravilloso Miguelón (Juan Echanove) o el esperadísimo reencuentro sin teléfonos ni puertas por medio de Karina (Elena Rivera) y Carlos (ejem, tirón de orejas aparte para los guionistas por lo que han hecho padecer al personal desde tiempos inmemoriales con estos dos) sí que han sido, hayan gustado más o menos, tramas para enmarcar. Pensar que el cierre de esta etapa iba a ser un trámite relativamente fácil no era tan descabellado. Con duelo, es verdad, pero una travesía tranquila y familiar. De esas que los Alcántara saben regalar cuando se ponen, como ningún otro clan televisivo.

¡Ja! Ilusos… Desde luego, Por ti contaría la arena del mar no se puede describir como un hasta luego de bajo perfil sin mayor trascendencia. Cuéntame tuvo que reinventarse para sobrevivir al paso del tiempo, y así lo hizo. Sin remilgos. Por eso, dejó hace varias temporadas de ponerse líneas rojas (después de la infidelidad de Antonio Alcántara y la muerte a bocajarro de De Gaulle, por ejemplo). El socorrido “no se atreverán”, que más de una vez consuela al espectador en momentos de tensión máxima, ya no sirve de escudo para bajar el nivel de alerta. En Cuéntame puede pasar cualquier cosa.

Es más, las tramas suelen tirar más de una vez de lo inesperado. Y si, cuando todo acaba, viene el final feliz, el espectador puede saborearlo como si alcanzara la cima de una montaña después de un camino de piedras y tropiezos. Así ha sido, de hecho: inesperado. Ya lo ha comentado acertadamente ese oráculo de Delfos que es doña Herminia. “En esta familia, la cuestión es no estar tranquilos nunca”.

Atención: Contiene spoilers

La vida cambia y cambia, se esté preparado o no. Lo han vivido en su piel más que nunca todos los Alcántara esta noche. Antonio no siente ni padece después de perder a su hermano. Mientras Barcelona celebra el anuncio del gran acontecimiento de los Juegos Olímpicos de 1992, el patriarca es un espectro del auténtico Antonio Alcántara. Aparte de un Imanol Arias haciendo de las suyas (interpretativamente hablando), es de agradecer que alguien se haya acordado del vacío que deja Miguel. Sin ensañarse en el dolor ni el pasado, para el público que ve la serie hace 16 años es casi justicia poética darle en el recuerdo el lugar que merece a un personaje imprescindible de la historia de la ficción.

Por eso, lo que quizás más ha chirriado sea el empeño de los churumbeles Alcántara por levantar el ánimo a su padre regalándole un coche y un curso de inglés para pasar el trago. El drama gratuito no está justificado, pero el humor mal encajado puede parecer una parodia. Eso sí, en eso de las ideas descabelladas tienen a quien salir, y si no que se lo digan a su padre. Menos mal que, pase lo que pase, siempre está Herminia para aportar sus lecciones magistrales de sabia cordura y poner orden en el gallinero. “Tú y yo tenemos la suerte de poder mirar al futuro”, le ha dicho la abuela de España a su yerno. Mano de santo. En un segundo, Antonio Alcántara ha vuelto a ser el Parriba.

De hecho, una vez más ha quedado demostrado que, sin el pilar de Cuéntame, la ficción queda incompleta. Las reuniones familiares son oro y ya se venían echando en falta alguna como la de los hermanos, que parece que empiezan a sentar la cabeza. Igual que los encuentros de Carlos y amigos, aunque hagan a más de uno sentirse mayor al verlos paseando a un bebé cuando antes de ayer prácticamente eran unos críos traviesos que se inventaban historias en el descampado de San Genaro. Más escenas para Josete, Luis y Marcelo en 2018.

Cuéntame - El Palomitrón

Sin embargo, y pretendido o no, el final de Cuéntame ha sido por goleada para Carlos y Karina. ¡Ay, Karina y Carlos! ¡13 años! locos el uno por el otro. Son el filón de la audiencia, la piedra angular de las nuevas generaciones, y se traen un “ni contigo ni sin ti” de primero de culebrón con el que no paran los sobresaltos. Tres minutos ha durado la alegría. Creíble y necesario era dar cierto punto de realismo metiendo de nuevo un obstáculo, aunque esa traba tan bonita llamada Olivia tenga todas las papeletas para acabar siendo una nueva nieta de los Alcántara. Vale. Pero, una vez más, ha quedado claro que están hechos el uno para el otro y que podrían dar grandes tramas juntos. Aunque hasta el más pintado haya vivido con el corazón en un puño preguntándose si el pequeño de los Alcántara alcanzaría a tiempo a su gran amor antes de que se fuera. O suspirado con esa pregunta que ha quedado en el aire hasta la siguiente temporada, de nuevo inesperada aunque del todo deseada.

En cualquier caso, y por una vez, Cuéntame deja un final lleno de incertidumbres y explosiones que cambiarán seguro la vida de la familia más famosa de la televisión. Mientras que regresa, habrá que conformarse con que al menos este final haya servido para que Carlos se haya dado cuenta de que la vida no es imposible. Solo hay que tomarla en serio.

María Robert 

EL PRAIMFAYA HA LLEGADO A LA TIERRA

0

Los 100 - El Palomitrón

Emitida por SyFy en nuestro país, Los 100 partía en 2014 con la marca de fábrica de su cadena de origen, The CW: series con aire juvenil que por su naturaleza tienden a acotar (tal vez demasiado) su audiencia potencial. Sin embargo, nos bastó con adentrarnos en sus tres primeras temporadas para saber que estábamos ante algo más que eso.

En un escenario postapocalíptico, 100 fueron los primeros “agraciados” en volver a pisar su planeta patrio, la Tierra, casi un siglo después de que una guerra nuclear anulase toda posibilidad de vida allí. Así comenzaba esta serie de ciencia ficción en la que la humanidad está en continua toma de decisiones en aras de la supervivencia.

Los 100 ha explorado durante tres temporadas dos vertientes principales: por un lado, intentar establecer una nueva colonia desde cero; por otro, y al mismo tiempo, trabajar la convivencia con los clanes que llevaban asentados en la Tierra desde mucho antes de que ellos bajasen del Arca.

Octavia apuntando con la pistola - Los 100 - El Palomitrón

Definitivamente la que nos ocupa hoy no es “otro producto más” de The CW, sino una de sus series más adultas. Entre las tramas siempre queda hueco para el componente romántico, pero esto no ocupa sino una realista mínima parte en mitad de la lucha por sobrevivir. El ritmo de los capítulos es admirable y, entrega a entrega, Los 100 ha ido reafirmado que tiene mucho que aportar.

Recomendamos a los que no hayan visto más que las primeras temporadas que no sigan leyendo a partir de aquí. 

Atención: Contiene spoilers

La cuarta temporada ha constituido una nueva vuelta de tuerca que no ha permitido que todo lo visto hasta ahora se alargase en un repetitivo sinsentido, y para ello han sumado un factor externo que ha puesto a todos los supervivientes más contra las cuerdas que nunca: una imparable onda radioactiva.

Vestidos con trajes para la onda radioactiva- Los 100 en El Palomitrón

Tocaba, pues, olvidar las rencillas entre clanes y arrimar el hombro para salvarse de la devastación. Contaban con un búnker subterráneo, pero el problema es que su capacidad no es suficiente. A raíz de este conflicto, Los 100 ha generado probablemente las reflexiones morales más profundas hasta ahora. Cuando el debate está entre la vida y la muerte, y quién merece ser salvado, las personas pueden llegar a sacar lo peor de sí mismas. Eso es lo que les ha pasado a unos cuantos personajes de la serie, hasta el punto de que favoritos de siempre sean ahora odiados por el fandom. Pero de eso se trata Los 100, de elecciones que cada cual toma en una situación límite. No son para todos los gustos, tal y como ocurre en la vida real, y eso es precisamente lo que permite empatizar en mayor o menor medida con los protagonistas.

¿Qué podemos esperar de la quinta temporada?

Jason Rothenberg, productor ejecutivo de la serie, ha hablado sobre el season finale y las perspectivas que nos deja el salto en el tiempo de seis años de cara a la próxima temporada.

Lo que más ha recalcado es que las tres primeras temporadas transcurrieron en menos de un año, así que esta va a ser la primera vez que los personajes hayan estado tanto tiempo sin saber los unos de los otros.

Esto afectará a la relación entre ellos cuando se reencuentren y a su desarrollo personal. La propia Octavia (Marie Avgeropoulos) ha tenido una evolución muy acentuada a lo largo de la serie, y el final de temporada nos la ha mostrado como líder del búnker cuando la radiación ha alcanzado la Tierra. No obstante, no hemos vuelto a saber nada de ella ni de los demás supervivientes. Y tampoco de su hermano Bellamy (Bobby Morley) ni del resto de personas que consiguen alcanzar la estación espacial antes de la catástrofe.

Clarke en Los 100 - El Palomitrón

Todo ello lo hemos sabido porque Clarke (Eliza Taylor-Cotter) ha logrado sobrevivir en la superficie terrestre, y junto con otra Sangre Nocturna trata cada día de establecer comunicación con el búnker o con el Arca. Según Rothenberg, su nueva compañera (con la que ha adquirido el papel de madre adoptiva) tendrá una conexión muy estrecha con ella después de seis años juntas y eso seguro que tendrá sus consecuencias cuando vuelva a encontrarse con todos.

Saber qué ha sido del resto de personajes en el lapso de seis años no será problema, ya que lo veremos en la quinta temporada a través de flashbacks. Además, han asegurado que, aparte de Isaiah Washington, que deja la serie, no hay que preocuparse por la pérdida de nadie más durante ese tiempo, ya que los guionistas de Los 100 no son partidarios de matar a personajes fuera de pantalla, a no ser que motivos ajenos a su voluntad (como por ejemplo la partida de actores) les obliguen.

Por último, también hemos podido ver como una nueva amenaza llega a la Tierra en forma de nave. Rothenberg asegura que a lo largo de esta última temporada han ido dejando easter eggs sobre su procedencia.

Con todas estas líneas argumentales abiertas, confiamos en que en 2018 nos volveremos a encontrar.

Aitziber Polo

LAS PELÍCULAS DE MI VIDA

0

Bertrand Tavernier - El Palomitrón

A los 76 años y con más de 40 de carrera a sus espaldas, al director Bertrand Tavernier le ha debido parecer que es un momento excelente para deleitarnos con un exhaustivo repaso por la trayectoria de los cineastas franceses que cambiaron su modo de percibir el arte y que tuvieron un fuerte impacto en su filmografía. Las películas de mi vida es una suerte de clase magistral en la que el director lionés narra la evolución artística del cine galo a través de un mosaico formado por las obras de sus maestros, entre los que se incluyen Jean-Luc Godard, François Truffaut o Jean Renoir.

Siempre interesante y didáctica, la película, no obstante, sufre principalmente por tres motivos: El primero es que nunca llega a decidirse entre el diario íntimo y la enseñanza impersonal. Partiendo de la base de que Tavernier habla desde su propia experiencia, es indudable que el conjunto está filtrado por su punto de vista único e inequívoco, y sin embargo, exceptuando algunas anécdotas, el contenido no difiere demasiado del que podríamos encontrar en un libro especializado. El segundo problema reside en la estructura, que parece carente de narrativa o hilo conductor más allá del gusto cinematográfico del director. En los tiempos en los que los documentales ganan peso y son cada vez más reconocidos ya no basta con elegir un tema interesante; también hay que saber contarlo con diligencia, idear una estructura que posea en sí misma los elementos que habitualmente acompañan a la ficción, con sus conflictos, sus nudos y su desenlace. Y el tercer problema, el más evidente pero no por ello menos grave: hay que ser un gran aficionado de Tavernier en particular y el cine francés en general para soportar estas tres horas de análisis fílmico.

Las películas de mi vida - Tavernier en El Palomitrón

Aquel que tenga la valentía de acercarse a Las películas de mi vida comprobará que el viaje fílmico que se le ofrece se parece mucho a una clase universitaria en la que el profesor demuestra unos conocimientos culturales extensos pero es incapaz de contagiar al alumnado su entusiasmo por la materia. Claro que Tavernier habla con pasión de quienes considera sus particulares dioses del celuloide, pero no llega a explicar el origen de tal pasión. El espectador sospecha que tras sus palabras se esconde una genuina emoción, pero lo que el propio director verbaliza y deja plasmado en el documental es más un estudio analítico que una confesión sincera.

Dicho esto, el lector podría llevarse la errónea impresión de que Tavernier, en el último suspiro de su carrera, se ha dedicado a colocarse la boina en la cabeza, el mondadientes en la boca y activar el modo abuelo Cebolleta, soltando el rollo a cualquiera que quiera escucharle sin importarle las consecuencias. No solo sería erróneo, sino también injusto para un director cuya filmografía nunca ha dejado de cosechar reconocimiento internacional. Sin ir más lejos, su anterior película, Crónicas diplomáticas, se llevó el premio al Mejor guion y el FIPRESCI en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián allá por 2013.

Tavernier en El Palomitrón

Hay mucho que agradecer a Bertrand Tavernier, y aunque Las películas de mi vida es una obra prácticamente innecesaria, un capricho del autor en homenaje a sus héroes del séptimo arte, no podemos negar la voluntad de compartir su conocimiento con el espectador y, con suerte, embaucar a más de uno para sumergirlo en la maravillosa historia del cine en Francia.

LO MEJOR:

  • El aficionado al cine francés (o el que tenga cierto interés en la materia) se encontrará con una lección exhaustiva de la mano de un profesor de lujo.
  • El placer de volver a ver en pantalla grande siquiera unos fragmentos de algunas de las películas de Godard o Truffaut que cambiaron el cine para siempre.

LO PEOR:

  • Tavernier parece demasiado centrado en el aspecto analítico, lo que provoca cierta frialdad en su exposición.
  • Pocas películas deberían durar tres horas, y esta no es una de ellas.

Alex Merino

ALL THAT GLITTERS: ANNA WINTOUR CONTRA TINA BROWN

0

¿Que Feud te dejó con ganas de más peleas de gatas y altas dosis de (glamuroso) veneno? No sufras más, porque tus plegarias han sido atendidas. El canal de televisión por cable y satélite Bravo, propiedad de NBCUniversal, ha anunciado el rodaje de la serie All That Glitters, que seguirá la histórica rivalidad entre Anna Wintour, directora de Vogue Estados Unidos, y Tina Brown, directora de Vanity Fair y The New Yorker.

Según la propia cadena, la historia girará alrededor de la lucha de Wintour y Brown por abrirse un hueco en un mundo dominado por los hombres y retratará la manera en la que ambas alcanzaron el estatus de iconos de la cultura popular, no exenta de choques entre ambas divas.

La serie, que contará con una duración de seis horas, adapta la novela Newhouse: All the Glitter, Power and Glory of America’s Richest Media Empire and the Secretive Man Behind It, del escritor neoyorkino Thomas Maier, autor también de la novela que inspiró Masters of Sex, la serie de Showtime con Michael Sheen y Lizzy Caplan. Maier también estará involucrado en la serie como productor.

All That Glitters no tiene aún un reparto confirmado, por lo que toca esperar para saber si el canal de televisión, más famoso por emitir reality shows como The Real Housewives, es capaz de atraer a actores de primera fila a un proyecto que, sobre el papel, parece una oportunidad perfecta para el lucimiento. Es la primera vez que Bravo emprende un proyecto de estas características, por lo que los resultados que pueda ofrecer son, por el momento, un misterio.

El título viene de la expresión inglesa “all that glitters is not gold”, que en español tiene el equivalente “no es oro todo lo que reluce”. Y es que detrás de los focos, las pasarelas y las lentejuelas, Wintour y Brown vivieron una historia de enemistad de las que marcan época.

Seguiremos informando con novedades sobre el reparto y la fecha de emisión. Mientras tanto: Strike a pose!

Alex Merino Aspiazu

LLEGA LA SEDUCCIÓN A CANNES

0

Sofia Coppola El Palomitrón

Ha llegado el día en el que la gran Sofia Coppola (The Bling Ring) ha aterrizado en Cannes para presentar su nueva película, La seducción, una nueva versión de la obra El seductor (1971) de Don Siegel. Esta cinta, presentada en el festival, cuenta con Kirsten Dunst (Fargo), Nicole Kidman (Big Little LiesElle Fanning (The Neon Demon) y Colin Farrell (Langosta), un reparto más que estelar.

Tras María AntonietaSofia Coppola vuelve a Cannes para ofrecer una nueva propuesta, narrando esta vez cómo la tranquilidad de una escuela femenina se ve alterada con la llegada de un apuesto soldado confederado herido en la Virginia de 1864.

Con respecto a la opinión de la crítica, ha habido opiniones para todos los gustos: han destacado, sobre todo, ese sello que tanto identifica a la cineasta, la estética, que ya se aprecia en cada una de sus películas, y esta vez no iba a ser menos. Se ha criticado también el hecho de que Hollywood últimamente apuesta más por remakes que por ideas originales y, por lo tanto, se cuelan en el séptimo arte nuevas versiones que nada aportan a la anterior.

A pesar de las muchas dudas acerca de esta película, las expectativas y, sobre todo, la curiosidad de ver cómo Sofia Coppola ha enfocado esta propuesta no ha impedido que fuera una de las películas más esperadas en Cannes.

Gabriela Rubio