Compartir

Perrofeo Workshop - El PalomitronLlega la primavera, y con ella la temporada de bautizos y comuniones que en estas fechas empieza a dominar (o bloquear) nuestras agendas. Este año os queremos proponer un regalo muy original para que vuestro espíritu cinéfilo y seriéfilo deje su huella en vuestros niños, sobris o los hijos de vuestros amigos.

La propuesta de Perrofeo Workshop es la de capturar escenas muy populares del cine en sus móviles, figuras de polipropileno con varillas de fibra de vidrio e hilos invisibles, que además vienen listas para colgar.

Sus diseños, si bien comprenden en su mayoría escenas icono del séptimo arte, también están dejando paso poco a poco a la literatura (El Principito y Peter Pan) y algunos diseños de decoración para completar progresivamente su oferta. Y es que Perrofeo Workshop puede presumir de estar protagonizando una colonización de puntos de venta bastante notable, que les ha llevado en poco más de dos años a estar presentes en casi 50 puntos de venta especializados, y también a hacer su pinitos más allá de nuestras fronteras, en Europa y próximamente México. Una expansión a tiendas físicas que no renuncia al comercio online, con una completa web en la que podéis elegir con comodidad el móvil que más os guste y hacer su compra de manera muy sencilla. Hasta 18 modelos diferentes, para todos los gustos: cine clásico, juvenil, acción, y cómo no, también los diseños inspirados en el universo Star Wars. Os recomendamos visitar su web, perrofeoworkshop.com, para que además disfrutéis de los interesantes vídeos que recogen su proceso de elaboración.

Con unos precios que rondan los 25 €, su cuidado packaging y la sencillez de la propuesta (prácticamente llegan listos para colgar), podemos hablar de un regalo realmente práctico. Quizá vaya siendo hora de que los estuches de bolígrafos o compases de comunión (aquellos que no nos dejaban tocar hasta que creciésemos y que solíamos perder nada más llevarlos al cole) dejen paso a propuestas tan atractivas como la de Perrofeo Workshop, porque no se nos ocurre nada más apetecible que tirar de escenas emblemáticas del cine para decorar nuestros rincones, o vigilar (y alimentar) los sueños de los más pequeños.

Alfonso Caro

Compartir
Artículo anteriorLIFE O CÓMO LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO
Artículo siguienteTERCIOPELO AZUL

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta