Compartir

HARRY POTTER THE EXHIBITION EL PALOMITRON

El sábado da el pistoletazo de salida Harry Potter: The Exhibition, y ya ha tenido lugar la inauguración del evento junto a los hermanos Oliver y James Phelps. Los gemelos interpretaron a una de las parejas míticas de la saga, Fred y George Weasley.

En el acto, los Phelps han admitido querer llevarse a casa alguno de los objetos que podremos ver en la Feria de Madrid. A pesar de que muchos consiguieron quedarse con ellas, Oliver echa de menos tener su varita expuesta en casa y, aunque James también coincide con su hermano, reconoce que no puede olvidar la réplica de Dobby que se esconde por la exhibición.

Dicho esto, ¿qué es lo que nosotros consideramos imprescindible que todo potterhead que se precie no puede perderse en esta exposición? La respuesta fácil sería “todo” (y no andaríamos mal encaminados), pero para poneros las cosas más sencillas hemos seleccionado siete paradas obligatorias en la exhibición.

1. La llegada a Hogwarts

La magia puede palparse en cada metro cuadrado del Pabellón 1 de IFEMA. Una de las primeras paradas, y sin duda una obligatoria, es el andén que indica la entrada en el Colegio de Magia y Hechicería. A la derecha podemos ver de cerca el Hogwarts Express, el tren que ha transportado a tantos magos a lo largo de los años, incluyendo al gran Harry Potter.

2. Los zapatos de Neville Longbottom

HARRY POTTER THE EXHIBITION EL PALOMITRON

Hogwarts es el lugar perfecto para rodearse de amigos, compartir experiencias y descubrir la magia (y de vez en cuando, también para estudiar). Uno de los objetos de la exposición que más nos ha llamado la atención han sido los zapatos de Neville Longbottom (Matthew Lewis).

Los que podemos encontrar en Harry Potter: The Exhibition no son unos zapatos cualquiera: se trata de aquellos que en su día intentó domar, bailando consigo mismo dentro de la habitación, para después poder bailar con Ginny (Bonnie Wright) la noche del Baile de Navidad.

3. La plantación de mandrágoras

Uno de los momentos más icónicos de la saga creada por J. K. Rowling tiene lugar en el segundo libro, cuando los tres amigos protagonistas se encuentran en clase de Herbología y descubren las propiedades de la mandrágora (o mandrágula).

Si alguna vez has visto la película y has sentido una punzada de dolor por no poder meterte en la clase de la Sra. Sprout (Miriam Margolyes), no tienes por qué esperar más. Además de una exposición donde vemos el traje de la profesora, podrás meterte en la piel de uno de los estudiantes de Hogwarts y sacar las mandrágoras bebés de su tiesto.

4. El campo de quidditch

HARRY POTTER THE EXHIBITION EL PALOMITRON

Oliver Woods (Sean Biggerstaff) perdió el conocimiento en su primer partido de quidditch. Aun así, todos los potterheads han querido probar el deporte mágico por excelencia antes o después. Ahora nos brindan la oportunidad de hacerlo, aunque con menor grado de peligro.

Además de los trajes en los que juegan los miembros de cada equipo (incluyendo el de Irlanda) y las escobas, en la exposición tenemos tres aros sin guardián a los que podremos tirar las quaffles y anotar puntos para nuestra casa.

5. Norberto antes de nacer

El olor a puchero, el calor de Fangs y la comodidad de un sillón gigante son algunas de las cosas que encontramos dentro de la cabaña de Hagrid (Robbie Coltrane), que también podremos visitar por dentro durante la exhibición.

Sobre la mesita donde el grandullón come cada día, vemos un huevo demasiado grande como para ser de un animal corriente. Todos conocemos el amor de Hagrid por los animales mágicos y no podemos dejar de pensar que aquel cascarón gris ligeramente abierto es el primer hogar de Norberto.

6. La tumba de Tom Riddle (padre)

HARRY POTTER THE EXHIBITION EL PALOMITRON

La muerte de Cedric Diggory (Robert Pattinson) no fue nada fácil para quienes apreciábamos al alumno de Hufflepuff. Si sentiste que se te rompía el corazón cuando su padre lo levantaba del suelo sin vida, quizás vuelvas a notar algo dentro de ti.

En el camino que llevamos recorrido no solo podemos ver piezas clave como el peón de ajedrez que comenzó a moverse en Harry Potter y la piedra filosofal. También se encuentra expuesta la inquietante tumba de Tom Riddle, padre de aquel-que-no-debe-ser-nombrado.

7. El gran comedor

La joya de la corona llega al final de Harry Potter: The Exhibition. Los escudos de las casas y el del colegio se colocan a cada lado de la puerta, mostrando al frente la cristalera por la que al final, Snape (Alan Rickman) saldría volando.

Aunque las largas mesas de madera no formen parte de la exposición, los vestidos, los manjares y las inconfundibles vestimentas de los profesores te llevan al salón donde tantos eventos han tenido lugar. Casi puedes sentir las nubes y truenos en el techo con las velas alumbrando la estancia.

DRAGON HARRY POTTER THE EXHIBITION EL PALOMITRON

Si aún no os habéis hecho con vuestra entrada estáis de suerte: se acaba de anunciar la prórroga del evento hasta el 2 de abril de 2018. Tan solo tenéis que ir a Ticketea o la página oficial de la exhibición para guardar vuestra fecha y hora de visita.

Para no perderos ningún detalle de la exposición, podéis seguirla en sus canales oficiales: Twitter, Facebook e Instagram.

María Reinoso

No hay comentarios

Dejar una respuesta