Compartir

 

THE SACRAMENT. Festival Nocturna. Cine y Festivales en El palomitrón

 

TI WEST ya es un conocido como director en los círculos de terror por películas como LA CASA DEL DIABLO (2008) o la secuela de CABIN FEVER (2009). Esta vez vuelve con una interesante propuesta que cuenta con ELI ROTH (HOSTEL) como productor. La película nos cuenta la historia de tres reporteros que viajan a un remoto lugar de Centroamérica durante apenas 24 horas con la intención de grabar un documental sobre una extraña comunidad en la que vive la hermana de uno de ellos.  Pronto se verán atrapados por el extraño ambiente del lugar y su carismático líder.

Rodada en forma de falso documental y siguiendo la estela de otras películas de la misma temática como RED STATE (KEVIN SMITH), THE SACRAMENT intenta narrar desde un punto de vista imparcial a los integrantes de una secta religiosa. GENE JONES interpreta al líder de la secta, Padre, y está soberbio en su papel,  transmitiendo fuerza y fragilidad e incluso el carisma que parece hacer mella en todos los que tienen contacto con él. AJ BOWEN es el periodista entregado de una revista independiente que intenta contar las cosas de forma imparcial pero que poco a poco se verá implicado cada vez más, JOE SWANERG al entregado cámara y KENTUCKEY AUDLEY al fotógrafo y hermano de Caroline (AMI SEIMETZ), una de las primeras adeptas de la secta.

En realidad no se trata de una historia de terror (aunque crea incomodidad en el espectador y ganas de escapar de un mundo que puede resultar terrorífico en cierta forma)  sino un thriller frenético que explora la psique humana en varios aspectos. Por un parte la congregación religiosa (un edén en la tierra) es manipulada por un carismático líder y por la otra la obsesión de los periodistas de investigación por conocer la verdad cueste lo que cueste, aunque la verdad sea el elemento aterrador en este caso. A pesar de ser un falso documental, la película no sufre las dolencias de otras películas de este tipo. No resulta caótica, sino ordenada; no marea, no cansa. Se trata de una película muy rápida, llena de acción y que consigue mantener al espectador en vilo desde el primer momento. 

 

 

 CONCLUSIONES:

Estamos ante una película que entretiene, sí, pero también hace que el espectador reflexiones sobre la manipulación a la que se nos somete mediante la religión extrema y las personas carismáticas. También es interesante reflexionar sobre la moralidad que muestran los lideratos en su búsqueda de la paz a toda costa y pese a quien le pese, aunque haya que ser violento para conseguirla. A veces la realidad resulta de lo más aterrador.

 

 

Ester Cuenca Lumbreras

No hay comentarios

Dejar una respuesta