Compartir

 

 

tuyo

 

A sus 72 años, es impresionante que BERTOLUCCI siga haciendo cine. 50 años rodando cine, alumbrando obras como EL COMFORMISTA (1970), EL ÚLTIMO TANGO EN PARÍS (1972), NOVECCENTO (1976), la laureada EL ÚLTIMO EMPERADOR (1987) o la excepcional SOÑADORES (2003), son muchos años, es una muestra de que el cine corre por las venas. TU Y YO supone su último trabajo, pero también supone la victoria más personal del director, la victoria del artesano frente a las limitaciones propias de enfrentarse a su pasión, hacer cine, viéndose limitado por una enfermedad que le tiene desde hace años irremediablemente postrado en una silla de ruedas. Impresionante.

 

tuyyo1

 

TU Y YO es una película muy intimista, es un canto a la juventud del cineasta. De nuevo nos encontramos con un joven con problemas para relacionarse con su entorno, y digo de nuevo porque el protagonista nos recuerda mucho físicamente al personaje sobre el que recientemente GRACIA QUEREJETA construía 15AÑOS Y UN DÍA, pero sólo en el físico porque si en la película de la directora madrileña la incomunicación del joven sólo se daba con su entorno familiar, en TU Y YO nuestro protagonista opta por aislarse completamente del mundo que le rodea. Lorenzo, el joven protagonista, aprovechando una excursión escolar a la nieve, traza un plan para engañar a todos y aislarse en el trastero de su casa durante ocho días con la única compañía de su ordenador, un par de libros, y un terrario. Lo que parece que va a ser una semana de tranquilidad total, haciendo y comiendo lo que más le apetezca se ve alterada por la aparición de su hermana Olivia, una yonqui que busca refugio para pasar el mono.

 BERTOLUCCI utiliza la figura de Olivia para obligar a Lorenzo a abrirse al mundo. si bien en un principio Olivia no es muy bien reciba, Lorenzo acabará aceptando su nueva situación y asumirá un papel protector sobre su hermana, mientras deja que poco a poco ella le vaya descubriendo cosas de la vida. El desarrollo de gran parte de la película en los escasos metros cuadrados ayudan al director a dar forma a esa atmósfera intimista en la que las confesiones y las enseñanzas van de la mano en todo momento, y propicia una sospecha en todo momento de un posible incesto.

 

tuyyo2

 

En el plano interpretativo tanto TEA FALCO como JACOPO OLMO ANTINORI trabajan con corrección pero ya está. Lo que más nos llama la atención es como BERTOLUCCI se hace con el poco espacio que tiene para rodar, moviendo y poniendo la cámara donde quiere. Nos llama mucho la atención la elección de los temas musicales (The Cure, David Bowie) que ayudan a describir la personalidad y la situación vital que Lorenzo atraviesa.

No es ni mucho menos el filme más redondo de BERTOLUCCI y en ocasiones se hace bastante lento, pero una obra menor de directores de este calibre sigue siendo siempre interesante de visionar.

 

 

LO MEJOR:

  • Que pese a estar postrado en silla de ruedas, BERTOLUCCI vuelva a rodar.
  • El trabajo en fotografía de FABIO CIANCHETTI.

 

LO PEOR:

  • Una carencia de ritmo que, aunque justificado por su temática, llega a presentar momentos que a uno le parecen prescindibles.
  • No encontramos nada realmente destacable, nada por lo que vayamos a recordar la película a largo plazo.

 

 

 

Alfonso Caro.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta