Compartir

 

 

A139_C002_0101OM.0001872F

 

Este mismo año la película de SEBASTIÁN LELIO ha pasado por el Festival de Cine de Berlín levantando una de las ovaciones más comentadas de los últimos años, y ojo que rendir el Berlinale Palast, con sus 1.800 butacas, a varios minutos de aplausos entusiastas no es algo que se vea con mucha frecuencia. PAULINA GARCÍA, actriz que interpreta a Gloria, la protagonista y principal culpable del éxito arrollador de la cinta, se llevó para casa el Oso de Oro a la mejor interpretación. La cinta también se pudo ver el año pasado en San Sebastián, en esa sección paralela llena de sorpresas que es “Cine en Construcción” llevándose el Premio Cine en Construcción a la Mejor Película Extranjera.

SEBASTIÁN LELIO construye la historia de GLORIA con una lente despojada de sentimentalismos y nos introduce drásticamente en su día a día, el de una mujer de 58 años que se resiste a abandonarse a la soledad de una vejez que cada día está más cerca. Abandonada por su marido, distante con unos hijos que ella misma ha educado con la batuta de la independencia, y ausente de amor, la vida de GLORIA se estructura en una constante búsqueda de la sociabilidad y el amor en esa lucha constante por retrasar su propio ocaso vital.

 

B053_C002_0529DE.0000743F

 

Si por el día Gloria se apunta con alegría a cualquier tipo actividad (yoga, risoterpia…) que la aleje de la soledad y la incomunicación sin pararse a evaluar lo que realmente le pueden aportar, es por las noches cuando nuestra protagonista busca la compañia frecuentando fiestas de salón concurridas por hombres y mujeres que comparten condición. Es en una de estas fiestas donde conoce a Rodolfo, excelente también el trabajo de SERGIO HERNÁNDEZ, un hombre de 65 años que se ha separado recientemente y que no tardará en caer rendido ante el atractivo magnetismo que la energía y la vitalidad de Gloria desprenden. Ambos comenzarán una relación adulta, sin las limitaciones ni los prejuicios que rondan a los más jóvenes, la oportunidad más clara para gloria en mucho tiempo de volver a conocer el amor.

 

A094_C002_0101MY.0001354F

 

LEILIO firma un homenaje a todas esas mujeres que se niegan a rendirse, a una generación que siendo consciente de que el tiempo se escapa inexorablemente no está dispuesta a claudicar sin luchar. En algo menos de dos horas consigue que entendamos las motivaciones de Gloria, que seamos partícipes de sus miserias, y que celebremos sus triunfos con momentos que nos dibujan una sonrisa en la boca. Otro aspecto que sabe redondear con cierta genialidad el director argentino es el viaje interior de Gloria, que finalmente y pese a las dificultades, concluye en una comunión consigo misma en uno de los finales más arrebatadores, vitalistas, y emocionantes que hemos visto últimamente en una sala de cine.

Cine totalmente recomendable. Cine para espectadores adultos, sí, pero educativo y necesario. Cine que destila vida y libertad.

 

 

LO MEJOR: 

  • La interpretación de los actores protagonista, pero de manera muy especial el trabajo de PAULINA GARCÍA.
  • La secuencia que cierra el filme. Magistral.

LO PEOR:

  • Es cine cuyo visionado requiere cierta predisposición por parte del público. Es una lástima que el público más comercial deseche la opción  de verla, perdiéndose el mensaje que LELIO ha construido con tanta habilidad.

 

 

 

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta