Compartir

 

eex

 

El expresionismo como corriente artística nace a principios del siglo XX en Alemania, con el objetivo de expresar la voz interior del artista con respecto a la realidad que vive y expresar su disconformidad con ella. No debemos olvidar la situación sociopolítica de Alemania en la segunda y tercera década del siglo XX, acondicionada por los brutales impuestos del Tratado de Versalles, presa de revoluciones sociales a gran escala y con un gobierno que a duras penas podía gobernar.

Frente a esta situación el expresionismo revelaba el lado pesimista de la vida de ese momento y la angustia y soledad que sentían las personas.

Esta corriente artística caló sobre todo en el arte pictórico, pero también el cinematográfico, y es en esta vertiente artística, iniciada en el año 1919 por la película EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI de ROBERT WIENE, donde podemos encontrar una serie de características comunes a todas las películas de esta etapa, como por ejemplo el uso de decorados distorsionados. Estos decorados se caracterizaban por sus ejes verticales y diagonales, y el casi nulo uso de la línea recta, que daba una fuerte impresión de movimiento y creaba una atmósfera saturada de terror e inquietud. Los personajes y los actores estaban maquillados de forma muy llamativa, y su actuación era siempre deliberadamente exagerada, exteriorizando sus emociones y sentimientos a veces de forma extrema.

La iluminación fue esencial en el cine expresionista. Su juego del claroscuro concentraba la atención del espectador en lo amenazante dejando todo lo demás sumido en las tinieblas, a la vez que presagiaba lo siniestro.

 

EX70
M, EL VAMPIRO DE DÜSSELDORF (FRITZ LANG, 1931)

 

La temática tenía principalmente dos vertientes: lo fantástico y lo social. En ambos casos lo que se buscaba era expresar la angustia y la crisis existencial de un pueblo pobre y preocupado, por medio del tratamiento de la muerte, de la violencia física y moral, de los temores del inconsciente.

Otra característica importante en cuanto a su vertiente social es que en la mayoría de las películas expresionistas el pueblo es el gran protagonista de la historia, lo que hacía que el espectador se identificara más fácilmente con los personajes.

 

ex60
EL DOCTOR MABUSE (FRITZ LANG, 1922)

 

Asimismo, era habitual en las tramas de las películas la aparición de prostitutas, homosexuales y enfermedades venéreas. En la Alemania de aquellos momentos la prostitución estaba muy extendida, lo que llevó a que los cineastas quisieran incluir en sus películas su visión acerca de estos temas.

El auge del cine expresionista alemán tuvo lugar en los años 20 durante la llamada República de Weimar. Sin embargo, no aguantó la llegada de los años 30, o bien porque el cine alemán tendió en esta década hacia temas más realistas, o bien por el exilio forzoso al que se vieron sometidos muchos de sus directores tras la llegada del nacionalsocialismo al poder.

Sin embargo, su influencia fue decisiva en obras de directores como CARL THEODOR DREYES, ORSON WELLES o el actual TIM BURTON.

Entre las principales películas del expresionismo alemán merecen sin duda ser nombradas las siguientes:

 

 

EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI (ROBERT WIENE,1920)

ex400

 

Argumento: Cuenta la historia de los crímenes cometidos por el sonámbulo Cesare bajo las órdenes hipnóticas del doctor Caligari.

¿POR QUÉ VERLA?: Porque es sin duda la película más ejemplificadora del cine expresionista alemán. Con una luz notoriamente artificial, unos decorados desfigurados y teatrales, y una interpretación de sus actores forzada e incluso violenta, Robert Wiene creó una atmósfera asfixiante que envuelve a sus protagonistas y al espectador.

 

 

METROPOLIS (FRITZ LANG, 1927)

ex50

 

Argumento: Futuro, año 2000. En la gran ciudad de Metrópolis la sociedad está dividida en dos clases, los ricos que tienen el poder, y los obreros, condenados a vivir en condiciones dramáticas recluidos en el subsuelo, privados de todo. Pero esta situación no durará mucho más tiempo.

¿POR QUÉ VERLA?: Porque sus decorados llenos de rascacielos (inspirados en la ciudad de Nueva York de los años 20) y su Robot-María se han convertido con el paso de los años en iconos de la cultura popular, y porque su temática de la lucha de clases es tan actual hoy en día como lo fue en su momento.

 

 

NOSFERATU  (F. W. MURNAU, 1922)

ex200

 

Argumento: Adaptación libre de la novela fantástica “Drácula” de Bram Stoker. En la película, el siniestro conde Orlok quiere comprar una casa en la ciudad de Wisborg, donde viven felizmente Hutter y su mujer Ellen, quien viaja al castillo del Conde en Transilvania para sellar el negocio.

¿POR QUÉ VERLA?: Por la escalofriante plasmación del vampiro Nosferatu como una figura con cuerpo rígido, rostro decrépito, orejas de rata, cabeza calva, dos colmillos horripilantes y largas uñas; y por ser una excepción dentro del expresionismo alemán al haber sido rodada casi en su totalidad en escenarios naturales.

 

EL GOLEM  (PAUL WEGENER Y CARL BOESE, 1920)

EX700

 

Argumento: En el siglo XVI un rabino judío, con el fin de proteger a los judíos de Praga de la persecución a la que eran sometidos, crea una criatura gigantesca de barro llamada Golem, que acabará escapando de su control tras llevar a cabo su cometido.

¿POR QUÉ VERLA?: Por su atmósfera dominada por la astrología y  la superstición, y porque la figura del Golem es sin duda precursora de todos los robots, androides y ciborgs de comportamiento destructivo con los que el cine de ciencia ficción nos ha ido apabullando desde hace décadas.

 

EL ÚLTIMO (F. W. MURNAU, 1924)

EX80

 

Argumento: Un portero de un lujoso hotel, orgulloso de su trabajo, es rebajado a mozo de lavabo por su avanzada edad. Avergonzado por lo sucedido, roba cada día su antiguo uniforme para regresar con él a su casa.

¿POR QUÉ VERLA?: Porque esta historia de un hombre humillado que no acepta una degradación impuesta por el sistema, es el mejor exponente de la temática social en el cine expresionista alemán.

 

Para terminar esta primera toma de contacto os dejamos este video que recoge tanto los grandes clásicos como los acercamientos del cine contemporáneo a esta corriente, casi siempre de la mano de TIM BURTON.

 

 

Nacho B. Gutiérrez

2 Comentarios