Compartir

cropped-logo-para-blog-directedbywomen-2

 

 

DIRECTED BY WOMEN es un movimiento internacional que, a lo largo de la primera quincena de septiembre, promueve actividades para dar visibilidad al cine hecho por mujeres. Su objetivo es (o debería ser) presionar al estatus quo y apoyar a las mujeres que, por el sólo hecho de serlo, deben afrontar más dificultades que sus compañeros masculinos. No se trata de crear circuitos paralelos de exhibición que sólo contribuirían a perpetuar la marginalidad del cine dirigido por mujeres. Se trata de una llamada de atención; de mostrar que la escasa presencia femenina se debe, principalmente, a problemas institucionales y discriminatorios. Los festivales internacionales más reputados y los más locales y desconocidos; los circuitos comerciales y los más elitistas, todos, deben ser universalizados porque no son propiedad de ningún género. Su único protagonista debería ser el talento, que también está universalmente repartido.

Toda propuesta necesita un receptor. DIRECTED BY WOMEN es tan sólo una llamada que debe ser escuchada. En España, un grupo de personas del sector escucharon y decidieron, en un tiempo récord, poner en marcha unas jornadas que pusieran de relieve la importante presencia de creadoras mujeres y su talento. Este grupo está formado por las cineastas REBECA SÁNCHEZ LÓPEZ y LUCÍA VALVERDE, la directora escénica GEORGINA OLIVA y MARÍA GONZÁLEZ, gestora cultural, algunas de ellas integrantes de Liberula Verde Films.

Tras convocar un concurso recibieron más de 350 películas hechas por mujeres, de las cuales fueron seleccionados veintiocho cortos y dos largometrajes. Un éxito rotundo que pudieron disfrutar a lo largo del pasado fin de semana en Barcelona y el lunes y martes en Madrid. En ambas ciudades la afluencia de público y la buena acogida ha sido espectacular. En concreto, en Barcelona, el centro La Caldera, antiguos cines Renoir, se reestrenó como cine para la ocasión. En Madrid pudimos ver la exhibición en el Teatro del Barrio, un centro peculiar que pretende reactivar la vida cultural acercándola al ciudadano. Los criterios para la difícil selección fueron “una buena narrativa, calidad técnica, variedad de géneros y, por supuesto, que despertaran interés”.

 

12002218_421946564674930_4774970435822542182_n

 

El primer día pudimos ver ocho cortometrajes. El thriller de la directora ARANTXA ECHEVARRÍA, DE NOCHE Y DE PRONTO, es una obra en la que, según sus palabras, pretende mostrar “otra cara del miedo, porque el miedo de hombres y mujeres puede ser distinto, lo que experimentan como amenaza no es lo mismo”. Es un aspecto que enriquece un género tradicionalmente masculino. Pero ECHEVARRÍA insiste, “no es diferente por ser mujer, es la experiencia lo que es distinta”. Además contamos con la presencia de la directora de fotografía de la película, PILAR SÁNCHEZ DÍAZ, que confirmó la idea de que su sector es el que más evidencia la ausencia de mujeres y comentó que “cuando ven aparecer una mujer en el equipo todos piensan que debes ser la leche” y aprovechó para reivindicar el derecho de las mujeres para ser “normalitas, igual que los hombres”.

 

index

 

Pero además disfrutamos de la ciencia ficción a través de la distopía de CLARA BILBAO, que despliega un original humor negro en PROHIBIDO TIRAR CADÁVERES A LA BASURA; de una original y breve pieza de animación en TEARS, de LAURA SANZ; una inquietante alegoría que parece recuperar cierto aire de los noventa un poco desubicado en DOLLS FACTORY, de AINHOA MENÉNDEZ GOYOAGA. En RESCUE ME, de AMANCAY TAPIA, se hace una crítica demasiado explícita y fácil de la crisis, aunque trate de revestirla de metáforas que no terminan de dar fuerza a la historia; COLOR THIEF, de VIOLETA BARCA-FONTANA, que con formato de documental hace un hermoso retrato de una mujer artista, libre, pero sola. Y por último EPITAFIOS, de MARÍA BALLESTEROS, una historia intimista, de reencuentro familiar y nostalgia. Esta directora se mostró, a lo largo del debate que se produjo a continuación, más reacia a estos eventos que llevan por título “la mujer”. Protagonizó una pequeña polémica cuestionando la discriminación positiva que fue maravillosamente contestada por una espectadora que le recordó que “esos puntos que nos dan ya no los han quitado antes”. Viejo debate que me sorprende que se reabra a estas alturas, en este entorno y ante las demoledoras cifras de presencia (ausencia) femenina en altos cargos de cualquier sector.
En este coloquio también participó la directora MARINA SERESESKY, que habló de su experiencia en el rodaje de su primer largometraje, LA PUERTA ABIERTA, y cuyo corto, LA BODA (una obra de gran ternura que sabe combinar con la denuncia y el sentido del humor) pudimos ver como colofón de la jornada.

 

images

 

El siguiente día, más intenso si cabe, comenzamos con el largometraje HOTEL NUEVA ISLA, de IRENE GUTIÉRREZ, cuyo productor, JOSÉ ALAYÓN, hizo una pequeña introducción destacando la dureza de un rodaje de siete meses encerrados en un ruinoso hotel. Se trata de una historia de gran potencia visual contada desde un preciosismo destructivo inquietante que parece querer visibilizar la decadencia y decrepitud del ciclo vital que nos empeñamos en esconder.

De los ocho cortos que pudimos ver a continuación, destacaré DÍEZ CENTÍMETROS MÁS CERCA DEL CIELO, de RAQUEL REI, que a través de un excelente montaje pone en evidencia las implicaciones y derivados de los zapatos de tacón. Sentido del humor, análisis social y de género y creatividad para denunciar uno de los elementos con los que con más gusto se esclavizan algunas mujeres.

 

cartel_Deu_centimetres

 

Una chispa de humor para la crisis maravillosamente interpretada nos ofrece ANDREA CASASECA en SINCERIDAD, original, divertida y, todo, con un presupuesto de cuatrocientos sesenta euros. Destaco también la obra de CRISTINA MOLINO, una bella simbiosis de danza y cine, encargo para un programa de la cadena inglesa Channel Four, DANCE WITH ME. Además se proyectó NO ET TIRIS, ENCARA, de MARTA GASTÓN, en el que sobresale la interpretación de su actriz, ANDREA ROS; LA MUJER ASIMÉTRICA, cuya directora ANA RUIZ LÓPEZ, presentó la película basada en una experiencia personal; EL SEÑOR DEL ABRIGO INTERMINABLE, la obra de animación de VICTORIA SAHORES; el drama bellísimamente contado de READY TO TALK, de ÁNGELES REINÉ; y un documental que se aproxima a la vida de una mujer de Costa de Marfil para ofrecernos una visión poco habitual del continente en EL CEMENTERIO DE MARIONETAS, de ELENA MOLINA. La jornada terminó con un concierto de The Pink Panthers y con una fiesta en el bar ambientada con música jazz.

Como conclusión quizá venga bien recordar que, en 1971, Linda Nochlin escribía su emblemático artículo, “Por qué no ha habido grandes mujeres artistas”. Con él comenzaba una reflexión que se unía a la incipiente teorización del feminismo de la Tercera Ola. Gracias a esta reflexión (en la que tuvo gran importancia la teoría fílmica) sabemos, más o menos, el porqué. Aunque la respuesta parece que no se ha popularizado. Las preguntas que nos hacemos ahora son: hasta cuándo, y, qué podemos hacer para acelerar un proceso que parece no llegar nunca a su objetivo. Aquí entran en juego conceptos como el poder, la política, la deconstrucción y el reconocimiento. Así lo expresa Amelia Valcárcel: “Ser individuo, convertirse en individuo, no es una tarea individual. La individualidad es un proceso que surge del reconocimiento y éste es todavía incompleto”. DIRECTED BY WOMEN es un paso más en ese reconocimiento pero, como decían sus promotoras en España, esperemos que en un futuro próximo no sea necesario organizar este tipo de actos.

 

Marina Calvo

2 Comentarios