Compartir

Avengers-Age-Ultron-Banner

 

La primera norma de la ‘fórmula Marvel’ es que no hay una fórmula. No hay una fórmula, hay muchas. Y eso es lo que eleva la factoría Marvel por encima de la factoría DC. En DC se limitan a copiar el ‘modelo NOLAN’. Oscuridad, pirotécnia visual, personajes tormentados. Pero el ‘modelo NOLAN’ sólo le sale bien a NOLAN (para prueba, ahí está EL HOMBRE DE ACERO). En Marvel, lo que triunfa es la falta de modelo. La asunción de riesgos no siempre corresponde a éxito (como demuestran las películas de THOR en solitario, o IRON MAN 2), pero a veces se da con la tecla indicada y WHEDON dota de cerebro, calidez y humor al cine de entretenimiento, GUNN convierte un alocado grupo de desubicados y dudosos héroes en ‘la STAR WARS de la nueva generación’ (con amor por la serie B y las referencias setenteras), y los hermanos RUSSO recuperan el espíritu del cine de espías de los setenta y los ochenta para el superhéroe más ‘de a pie’. La ‘fórmula Marvel’ (esa que no existe) no otorga a los autores un modelo, les da algo mucho mejor: libertad. Y el autor abanderado de la Marvel es, hasta nuevo aviso, JOSS WHEDON.

 

avengers-age-of-ultron-3

 

En esta secuela de la película más taquillera de la historia (más oscura, pero con la misma cadencia por la comedia que su predecesora), el abanderado nos habla de los temores y los miedos más oscuros y ocultos de este grupo de superhéroes, haciéndoles luchar contra una peligrosa Inteligencia Artificial, una bruja con poderes psíquicos y un corredor que dejaría en ridículo a Usain Bolt. La mayor victoria de LA ERA DE ULTRÓN por encima de su predecesora (y, por qué no decirlo, de las demás películas de su Universo) es la evolución de personajes, el conseguir un reparto equitativo de cada uno de los 141 minutos que dura la cinta entre la presentación de nuevos y complejos superhéroes (aunque trazados a base de clichés), el genial villano (que cuenta con la actuación vocal de un JAMES SPADER entregadísimo y atemorizante) y los ya viejos conocidos Vengadores (otorgándoles un nuevo prisma de profundidad a amados y no tan amados miembros de la banda), y aún así entregarnos escenas de acción coherentes y con un ritmo asfixiante.

 

Avengers-Age-of-Ultron-Hulkbuster-Armor

 

Porque WHEDON abre la película con el largo plano-secuencia (de esos que son pequeñas piezas de un puzle enganchadas con el arte del CGI) de una lucha de los Vengadores contra Hydra en los bosques nevados de un país ficticio llamado Sokovia, pero ésta no es más que la primera de tres de las más espectaculares batallas del Universo Marvel, cada cual mejor coordinada que la anterior y con mayor potencial dramático, hasta un clímax final que deja la batalla de Nueva York de LOS VENGADORES (2012) en poco más que una broma. Pero no dejéis que los alucinantes árboles de la acción os impidan ver el bosque: LA ERA DE ULTRÓN está a la altura del mejor cine de superhéroes del nuevo milenio, no por sus grandes efectos especiales (que los tiene), ni por sus divertidos chistes (que los tiene), ni por las intensas luchas entre personajes de hercúlea fuerza (que las tiene), sino por la mano de WHEDON que consigue humanizar a sus héroes (crearles contradicciones, claroscuros y miedos) y dotarles de un grado de madurez sólo visto antes en la saga del Caballero Oscuro de NOLAN.

 

LO MEJOR:

  • La actuación de JAMES SPADER.
  • La definición de personajes.
  • La batalla entre Hulk y Iron Man en la ficticia nación de Wakanda.

 

LO PEOR:

  • Que WHEDON haya abandonado la dirección de las venideras INFINITY WARS.

 

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta