Compartir

 

poster rey gitano

 

“España es una mierda” afirma un personaje de REY GITANO en un momento del metraje. No hay intención de ser agoreros, pero es que su director, JUANMA BAJO ULLOA ha vuelto a servirse de la cara B del país en su nuevo largometraje: corrupción, sobornos y política de pandereta que además de servir para inspiración de guiones, bien merecen tesis de investigación.

AIRBAG marcó una época dentro de nuestra industria. Allá por 1997, el que había dirigido ALAS DE MARIPOSA renovaba la comedia con tintes de acción mezclados con la caspa más oriunda. Porque sin duda somos únicos en lo que a cutrerío se refiere, y BAJO ULLOA fue un maestro en recopilar lo puramente cañí. Su nuevo proyecto no anda lejos de la sátira berlanguiana, pero el cineasta es muy fiel a su estilo: si hay que ser grotesco, se muestra a lo loco. REY GITANO bebe mucho de la antecesora: Mucha road-movie, mucho chanchullo, mucha carne al descubierto, mucha ROSA MARÍA SARDÁ recargada y mucha escena de acción en reuniones de trabajo. Hay similitudes, pero ahora sin tanto paseo por burdeles de carretera ni anillos encontrados en lugares poco correctos.

 

elejalde manquiña Rey Gitano

 

Dos detectives de tres al cuarto, Jose Mari (KARRA ELEJALDE) y Primitivo (MANUEL MANQUIÑA), a los que Gaje, un gitano granuja interesado por sus antepasados, les propone una interesante misión única que les va a embarcar a los tres en problemas serios de estado. El texto parte de una idea buena, lo que pasa es que ya hace dieciocho años del éxito de AIRBAG, y pese a que los españoles no hemos cambiado mucho, la visión del humor quizá haya evolucionado un poco más. El empeño en hacer las gracias similares que se gozaron ya con KARLOS ARGUIÑANO y compañía hacen que la historia patine. No era necesario tanto ornamento; porque en la presente cinta hay excesos en los gags, sobre todo en eso de hacer chistes sexistas. Será parte de la crítica que el director pretende hacer, pero resultan muy ofensivos y para eso ya contamos con TORRENTE.

El grupo actoral cuenta con caras ya familiares dentro de las gamberradas de BAJO ULLOA. KARRA ELEJALDE (OCHO APELLIDOS VASCOS) hace de republicano y MANUEL MANQUIÑA es su compañero de aventuras falangista. En su actuación, la pareja está estupenda, igual que los secundarios ROSA MARÍA SARDÁ y ALBERT PLÁ. La primera está ahora en un papel más extremo que el que hizo en la anterior ocasión. El segundo está igual de bien dosificado y nos deleita con alguna que otra pulla. ARTURO VALLS se defiende como puede en el papel de propio rey gitano. Las solapas y los oros ayudan, y él no sale mal parado. Y MARÍA LEÓN se desenvuelve muy bien como una choni de pro. CHARO LÓPEZ, ERNESTO SEVILLA o ROSARIO PARDOCHARO LÓPEZ, ERNESTO SEVILLA o ROSARIO PARDO también se pasearán por esta argucia.

 

arturo valls rey gitano

 

REY GITANO apuntaba muy alto y ha contado con una buena producción. Además, el director vasco cuenta con buen ojo para la técnica. Pero eso desgraciadamente no basta. Dentro de que en nuestra comedia sabemos reírnos con sorna de las contrariedades del país, aquí ha faltado el factor sorpresa. Los chistes sobre los nacionalismos son repetitivos, el pronunciar las palabras mal es tan excesivo que cansa. Igual que tanto viaje en coche: esos kilómetros pesan más que cuando la pareja de guardia civiles pedían “los papeles del coche”. Sólo un par de gags hacen gracia y la trama se extiende tanto que abruma.

Aunque como en aquella ocasión, también cuenta con una buena banda sonora; El hilo musical no está mal seleccionado, y gracias a los temas el argumento se hace más digerible. Este rocambolesco envoltorio no esconde nada que atrape, porque críticas a la monarquía, a la política y a la sociedad hay para elegir ya en todos los géneros. No hace falta que BAJO ULLOA nos recuerde de nuevo que esta es una nación de pandereta. Tenía la buena intención de hacernos reír, pero no lo ha logrado.

 

LO MEJOR:

  •  La banda sonora
  •  La parte técnica
  •  Que pese a todo lo malo que nos pasa, seguimos con ganas de cachondeo

LO PEOR:

  •  AIRBAG le puso el listón muy alto
  •  Un guión embadurnado de gags sin gracia
  •  La cantidad de bromas machistas saturarían hasta a Mauricio Colmenero

 

María Aller

 

 

 

16 Comentarios

    • Por supuesto, para gustos están los colores Elisa. Yo veo que las intenciones de Bajo Ulloa eran buenas en querer retratar la casposidad de este país pero el resultado no ha sido tan acertado como Airbag. Y el humor aquí no atina tanto como en la anterior película. Muchos esperábamos más de él.

  1. ¿Qué está ocurriendo con Rey Gitano?

    La industria del espectáculo en la televisión, el cine, la radio y la prensa escrita, hacen un mal uso constante de los medios artísticos en provecho propio. Pero el artista no debe unirse a este rentable engaño. No puede detenerse más que en la verdad. Y lo mismo debemos hacer nosotros si queremos comprender qué anda buscando.
    R. Arnheim

    Lo de esta película es un sorprendente y sospechoso misterio. “El esperado regreso del director de Airbag”, pero resulta que al día siguiente de su estreno, e incluso antes, ya hay profusión de críticas negativas virulentas circulando por Internet en blogs y páginas webs, sin aún dar tiempo a verla.

    Yo la vi al tercer día del estreno y había público de todas las edades y de todo tipo, y la gente se reía, lo mismo que yo. No salgo de mi asombro cuando leo lo contrario. No es cierto. Entonces ¿por qué mienten o manipulan la realidad? Evidentemente, esta corriente de opinión negativa “creada” en apenas horas, habrá conseguido que mucha gente, sobre todo usuarios de Internet y su ámbito, decidan no ir a verla. Me resulta muy extraño que haya gente que se moleste en escribir en blogs y con urgencia cosas como “no os gastéis el dinero en verla”. Evidentemente, a la gente el dinero le afecta especialmente, muchos creen lo que dice Internet y ya no van. ¿Cómo puede ser que alguien se tome tantas molestias en desprestigiar una película? ¿Es por que es muy mala? Hay muchas películas malas al año, la gente las ve y tal vez lo comenta a sus amigos, pero no escribe en blogs advirtiendo de que no se vaya, como si fuese pecado o un asunto nacional. ¿Y por qué este enfado, esta agresividad y saña que nunca vemos contra otras películas españolas ni extranjeras? Pero me pregunto, si además a la mayoría de la gente no le ha dado tiempo a verla, ¿cómo es que casualmente la han visto el primer día sólo aquellos a los que no les gusta?. Extraño. Puede ser tal vez que pase como con los votos, que gana el partido cuyos votantes se movilizan. Quizá aquí esté ocurriendo que a los que nos ha gustado no le hemos dado inicialmente una importancia vital y no estamos escribiendo a favor en Internet. Por eso yo sí quiero ahora opinar.

    Hay críticas inusitadamente destructivas que hablan de lo técnico, lo cinematográfico, lo artístico, otras de la temática, del tono, hasta de la banda sonora (que incluye éxitos internacionales nunca vistos por mi antes en una película española). Cada “crítico” coge el aspecto que le parece y la destroza con sorprendente agresividad, pero no hay una unanimidad excepto en una cosa, el mensaje general de descrédito y recomendación de no verla. Por lo que sugiere más un “castigo” que una información veraz y rigurosa.

    Así se está desacreditando y difamando a un creador independiente y su obra. Y este parece uno de los quid de la cuestión: independiente.
    Que un autor tenga el valor de hacer por su cuenta y riesgo una película sin participación de televisiones públicas y sin su injerencia, tiene un precio y le hace merecedor de castigo. Hay que desprestigiar y hundir a quien crea que puede hacer lo que le dé la gana.
    Y esta puede ser otra de las claves de tanta negatividad: retratar un país como el nuestro resulta doloroso a quienes simplemente se sienten reflejados y rechazan que nuestro sistema es así, y por otro lado a quienes se sienten parte de la clase social y política parodiada. Porqué se hace con humor, ¿es que se está riendo de nosotros?
    Pero cuando no hay distancia histórica, el humor es la mejor herramienta para criticar. Llevar las situaciones y los personajes a lo grotesco, es un recurso utilizado desde los antiguos griegos hasta el esperpento en Valle Inclán, o Berlanga. Pero tal vez Juanma Bajo Ulloa habla de cosas que siguen siendo intocables y que están sucediendo ahora, (no olvidemos que tenemos una Ley Mordaza y la pasividad y tragaderas de aguantarla). Eso siempre resulta incómodo y peligroso. Pero eso es el arte y un artista de verdad siempre lo es.

    El problema no parece pues la calidad cinematográfica, no cuestionable, si no el contenido políticamente incorrecto de la película. Pero si algunos se sienten tan atacados y molestos será que el contenido es poderoso y la película es eficaz y acertada, pues consigue movilizar y agitar a la gente hasta ese extremo.

    Entre la lista interminable de pecados hay acusaciones de “buscar sólo el beneficio económico” ¿Entonces por qué no hacer una comedia amable al uso y evitar esta polémica? Pero si la búsqueda de rentabilidad económica es una grave falta, ¿por qué no se molestan tanto con el resto del cine comercial ¿por qué no escriben violentas diatribas contra Iron Man o las olvidables y clónicas comedias románticas de Antena 3 y Tele 5?

    Para mí es una película necesaria, pues necesario es que los artistas se impliquen, en un momento en que la cultura sufre un desprecio tan brutal por parte de las instituciones. Y agradezco que sea una comedia, porque el humor forma parte de nuestra idiosincrasia y nos acerca al mensaje.

    Y creo que no se debe callar ante este linchamiento porque esta clase de castigos muestran un claro posicionamiento ideológico, censor y reaccionario. No podemos dejar que las televisiones, los políticos, la prensa, decidan qué debemos ver y qué no. No hay que dejar que se ataque a un creador reconocido por el hecho de ser él mismo, por hacer lo que tiene que hacer. Hoy día no se puede eliminar como a Lorca a un cineasta, por eso se activan recursos más “civilizados” pero igualmente lamentables e intolerables en una sociedad que se pretende democrática y libre.

    Las películas son una manifestación artística muy democrática y popular y encima perduran en el tiempo. Son por tanto muy peligrosas para el pensamiento imperante cuando no son afines al régimen.
    Si el autor fuese poeta, no pasaría nada porque nadie lee poesía. Pero blande una cámara que habla con crudeza e ironía.

    Es de agradecer que existan directores así, libres y valientes, esa es la función del arte, conmover, perturbar y cuestionar. Y he dicho directores pero ¿hay alguien más haciendo algo así?. Entiendo que no me venga nadie a la mente, no parece algo muy saludable para un cineasta. Pero ya era hora de que alguien lo hiciera.

    Elisa Marinas (Actriz y Directora de Escena)

    • Buenas tardes Elisa.

      Lo primero de todo agradecerte que compartas con nosotros tu preocupación y puntos vista. Sin duda tu comentario está lleno de aspectos interesantes y tocas temas muy delicados que todo medio debería tener presente cuando se aborda una crítica cinematográfica.

      Como Administrador de la web y responsable último de los contenidos que publicamos trasmitirte no obstante que no estamos de acuerdo en algunos apuntes. Por un lado cuidamos siempre de tratar de expresar nuestra opinión de forma objetiva e independiente a cualquier tipo de presión (que a día de hoy y con casi tres años de vida nunca hemos recibido). El cine es un arte y como tal su percepción es muy personal. Cada espectador se enfrenta a la obra con su propia óptica, y cada espectador saca sus propias lecturas, y esto siempre dependiendo siempre no solo de los intereses de cada uno o su manera de entender el cine, sino también influenciado por una serie de variables externas que pueden ser decisivas en la experiencia del visionado (desde el estado de ánimo hasta el cansancio).

      En El Palomitrón jamás hemos usado el medio como tal como vehículo de ataque. Este punto es conocido y compartido por todos los redactores que conforman la plantilla, ya que la misión última de este proyecto es apoyar el cine. Español, francés, belga o norteamericano, todo el cine tiene cabida en este espacio, y lo que perseguimos es dar y compartir nuestra opinión. Nunca hemos animado a nadie a dejar de ir al cine y siempre recomendamos a los espectadores que la mejor manera de formarse una opinión es viendo la película. Nosotros opinamos de lo que vemos. Ni tenemos constancia de ninguna campaña de desprestigio hacia REY GITANO ni por supuesto tomaríamos partido de ello. Conocemos a muchos compañeros críticos de cine que y trabajan en blogs, webs y medios tradicionales y nunca hemos tenido conocimiento de algo parecido. Quizá somos demasiado pequeños para que cuenten con nosotros para este tipo de maniobras, pero conociendo a amigos y compañeros que sí trabajan en medios muy grandes nos extrañaría mucho que aceptasen tomar parte en cualquier tipo de campaña de desprestigio.

      Escribimos sobre cine porque es nuestra pasión, y lo haremos mejor o peor, pero nuestro amor por este arte es indiscutible. Por tanto no somos capaces de concebir los comportamientos que señaláis con este comentario y el link que también has compartido.

      Es posible, y puede que de manera muy remota, que la cinta realmente haya decepcionado a la crítica porque las expectativas fuesen otras. Celebramos la pluralidad y la libertad total de expresión, y por ello agradecemos el interesante debate que abres, pero en El Palomitrón cuando escribimos tratamos de aparcas nuestras inclinaciones políticas, ideológicas o religiosas. Y digo que tratamos porque es imposible escribir con un 100% de objetividad dado que estos mismo valores y creencias son la esencia de cada persona y lo que nos hace a todos irrepetibles y únicos, pero cuidamos mucho de minimizar esta influencia.

      Precisamente esta independencia y objetividad conlleva que aplaudamos con rabia el cine que nos remueve y nos toca la fibra, y también que cuando algo nos nos gusta, indicarlo sin mayores complicaciones.

      Te invitamos a que nos sigas y disfrutes de nuestros contenidos, construyendo y compartiendo todo lo que estimes oportuno. Con total libertad.

      Saludos y muchas gracias por participar, y también por tu sinceridad.

      • Estimado Alfonso:

        Te agradezco especialmente tu amable y bienintencionado comentario hacia mi persona, una simple espectadora desconocida. Te aseguro que no estaríamos en esta discusión si hubieran sido la mitad de considerados los comentarios hacia el trabajo de alguien que sí conoces, pues lleva más de 20 años haciendo lo que entiendo aprecias, cine.

        Muchos creemos ya fuera de duda que ha habido una campaña en contra de Rey Gitano y su autor, puesto que antes del estreno y a los pocos días, ya había comentarios destrozando la película de una manera muy agresiva, con clara intención de hacer daño y coincidiendo en desaconsejar su visionado (¿!). Los mismos, coincidimos en que no habíamos visto nunca nada similar. Bueno sí, con Airbag curiosamente, otra producción independiente. Pero nadie se acuerda de ello y ahora parece que siempre fue bien tratada. Lo que ocurre es que en aquel momento no existían foros de Internet creando corrientes de opinión, y contó con el favor de un público que acudió libremente a las salas sin prejuicios previos.

        Como cinéfilo que eres supongo que sabrás valorar la calidad artística y técnica de la película, su puesta en escena y otras cuestiones obvias que, especialmente los profesionales, observamos. Como ves no hablo de gusto, un concepto que por otro lado tendríamos que definir, y daría lugar a otro debate. Es respetable lógicamente todo aquél al que no le guste la película, pero a quienes simplemente no les ha gustado no se han molestado en atacar con saña.
        ¿Crees honestamente que Rey Gitano merece el trato que se le está dando, el que tú mismo le das? ¿No se debería respetar incluso con mayor motivo una producción independiente que se las ve a pecho descubierto con la industria de las grandes producciones? ¿Por qué no recibe un linchamiento semejante ningún producto de Atresmedia o Mediaset?
        Creo que se ha arremetido contra un autor reconocido internacionalmente que se expone sin red, sin ningún apoyo mediático, ni defensa porque, precisamente por ello, es fácil hacerlo.

        Y gracias por valorar mi sinceridad y animarme a seguir expresándome en este foro.

        • Ciertamente solo el hecho de no contar con la ayuda de una cadena para levantar una película es toda una proeza en nuestro país. Y es también cierto que contar con el apoyo de las cadenas multiplica la exposición del producto, y por tanto debería hacerlo de la misma manera en los ingresos de taquilla y también (no lo vamos a negar) en la propia percepción del producto; OCHO APELLIDOS VASCOS supone uno de los ejemplos más claros de que contar con el apoyo de una cadena (fabulosa y modélica la campaña de Telecinco, que convirtió la película primero en noticia para posteriormente hacer de ella una corriente de opinión pública imparable). Pero insisto en que desconozco cualquier campaña orquestada en contra de esta cinta debido a su independencia económica, y por tanto también creativa.

          Personalmente no he podido ver aún la película, pero este debate me está empujando seriamente a hacerlo para poder participar con toda la información en la mano.

          Los ataques a directores reputados no son una novedad, ni ahora ni ayer, y tampoco son un problema local de nuestro país. Es cierto que hay directores que solo por llevar una cinta a carteleras se enfrentan a un ojo crítico mucho más severo que otros (preguntemos a cierto manchego…) pero eso muchas veces es también signo de la genialidad y la falta de barreras del creador. Es parte del juego, y hay que aceptarlo como tal. No es fácil, pero hay que asumirlo.

          No sabemos con seguridad si se la ha atacado con saña o los motivos que han conducido a ello en otras webs, pero lo que sí sabemos es que nosotros no construimos críticas para destruir ningún producto. Siempre intentamos ver el aspecto positivo (gracias a dios es raro encontrarse con una película que no aporte en ningún apartado) pero no por ello podemos alabar un producto sólo por el esfuerzo que ha supuesto sacarlo adelante, que vuelvo a repetir es un aspecto que de entrada cuenta con todo nuestro respeto y por supuesto admiración.

          Hoy en día existen miles de espacios en internet que hablan de cine. Los habrá más respetuosos y los habrá menos. El lector es el que elige lo que quiere seguir y que página escoge para estar informado. La nube de webs o blogs es tremenda y nosotros no podemos medir cuál es el pulso general. Escribimos aquí y aquí nos expresamos, con mayor o menor fortuna. Con mayor o menor aceptación. Lo que es indudable es que hacemos lo que hacemos porque nos apasiona y tratamos de hacerlo con el mayor de los respetos. Conocemos el medio cine y su situación, pero no por ello podemos defender siempre todas las películas.

          No veo que la crítica que hemos publicado sea especialmente ofensiva o que se alinee con cualquier tipo de conspiración. Lo que sí puedo entender (e insisto en que no he visto REY GITANO) es que el nivel y la revolución que supuso AIRBAG sea algo bastante difícil de repetir. Y resulta inevitable la comparación cuando el propio cartel promocional de la película recuerda al espectador potencial de este punto. Si sirve como reclamo, es justo que también haya que aceptar las comparaciones:)

          Gracias de nuevo por participar Elisa, y también gracias por seguir alimentando este debate.

    • He leído tanto tu comentario como el enlace que pones Elisa. Si ha habido conspiración para que una película no se vea, me da mucha pena. Es inaceptable, sea cual sea la trama. Que prime la libertad de expresión SIEMPRE. Eso ante todo.

      Ahora bien, pasemos a la película: Como te comenté en mi anterior comentario, respeto las intenciones y la reflexión que quería hacer Bajo Ulloa. Las mismas que noté en Airbag hace años. Pero, pese a que la crítica que muestra es interesante, a mi el resultado en esta ocasión no me ha entusiasmado tanto como me sucedió con Airbag. Una pena, pero no todo nos puede gustar.

      Pese a que tuviera cosas buenas, en general no me convenció, pero a otros quizá sí. Todos tenemos el derecho a dar nuestra opinión y yo en esta crítica la he dado. Y al igual que nadie me ha censurado por decir que no me ha gustado, espero que nadie censure a los que sí.

  2. María:

    Me dices que no te convenció la película aunque tenga cosas buenas, pero en tu primer comentario crítico señalas como inaceptables los comentarios machistas, comparándola con Torrente, (y sorprendentemente en esta última pareces aceptarlos) como si ese fuera el discurso de la película. A esto ya te respondí en su momento y creo que es un comentario que, aparte de no ajustarse a la realidad, genera un prejuicio en quienes no la han visto. En mi post, creo argumentar suficientemente porqué creo que ha habido una campaña. Supongamos que esté equivocada. Es mi opinión y tan respetable como la tuya o la de cualquiera, ¿no? ¿no estamos defendiendo eso?
    Respeto tú opinión si como dices no te gustó. Y esto lo digo en serio. Pero aunque señalas algunas de ellas, no veo que esas cosas buenas que dices que tiene las especifiques en profundidad, te detienes más en las que consideras negativas. Y eso demuestra una actitud respecto a la película que a mí me parece cuanto menos tendenciosa.

    Un saludo

    • Hola de nuevo Elisa,

      Lo primero que hago en la critica es hacer una referencia al mundo que quiere reflejar Bajo Ulloa, y lo puse justo al inicio para que a nadie se le olvide lo que quiere contar: la España de la cara B, que bien merece ser reflejado dentro del arte y del cine.

      A mi los chistes me llegaron a cansar –pese a que quiera reflejar que España es machista-, y cuando menciono a Torrente, cuyo humor tampoco me emociona precisamente, me refiero a que “con uno ya nos bastaba”.

      En el Palomitrón ponemos lo bueno y lo malo siempre al final de la crítica. De hecho hablo de que la pareja protagonista lo hace muy bien, y que Bajo Ulloa “cuenta con buen ojo para la técnica”. Eso no lo discuto en absoluto.

      Pero a mi en su totalidad, me decepcionó. Y también insisto en que si a alguien le ha gustado, perfecto. Cuando escribo de una película, sea de donde sea, lo hago poniendo mi punto de vista, y compartiendo mi opinión solamente, tan respetable como la de cualquier otro/a.

      Yo no he oído nada de ninguna campaña de desprestigio. Me parece fatal si ha existido realmente. A mi simplemente no me gustó, pero el hecho de que a mi me pareciera pesada no significa que vaya a atacar a su equipo. De ahí que valoremos siempre lo bueno y lo malo. Airbag me alucinó en su día y me llevé un chasco con esta película.

      Para gustos, los colores y las películas, 🙂

      Un saludo y gracias por participar en El Palomitrón.

  3. Esta película parece molestar a los defensores de lo políticamente correcto y sobre todo a algunos medios, eso es buena señal. Ven sólo los zurullos pero parece que no ven lo que representan…¿por qué será?
    Yo he visto Rey Gitano con mis amigos hace días y todavía seguimos riéndonos con muchos diálogos y momentos como el de “Don Pepito” con el rey en el Wc.. Está llena d detalles en cada escena, tal vez hasta demasiados. Enhorabuena por hacer cine diferente y valiente.

  4. Jose Javier,
    Antes de nada, te pido disculpas por no contestar antes al comentario.
    En el cine, como en la vida, tiene que haber variedad. Como he comentado antes en las respuestas y en la crítica, a mi me decepcionó, y eso que me encanta ver en el cine cosas políticamente incorrectas.
    Sin embargo, este no fue el caso, 🙁 otra vez será.

    Si vosotros las disfrutasteis, genial! hay que apoyar la industria, y nadie merece boicot!

    Un saludo y viva el cine!