Compartir

Remember_7272_Posters

 

La intriga fue uno de los géneros que marcó la época dorada de Hollywood y todavía hoy ocupa un papel importante, ya que son muchos los filmes que pueblan nuestras pantallas con la intención de tensar e incomodar al espectador. Pocos directores consiguen ser solventes, a pesar de que muchos de ellos han intentado explorar el terreno y no han tenido éxito; otros, sin embargo, son unos maestros (aunque ya sabemos que maestro del suspense solo hay uno).

Sea como fuere, son películas imprescindibles, películas que consiguen mantener la tensión y tener en vilo al espectador, que juegan con su percepción y engatusan sin pudor. Ahora bien: ¿Eres un espectador escéptico o te dejas envolver por la trama? ¿Crees lo que te cuentan o desconfías de todo? Si perteneces al grupo escéptico es probable que desentrañes el problema que plantea REMEMBER, un thriller con tintes cómicos (todavía no sabemos si a propósito o sin querer) bastante entretenido y que está protagonizado por algunos veteranos del séptimo arte como CHRISTOPHER PLUMMER, que lleva la batuta de este atropellado viaje en busca de venganza.

 

fotos pelicula remember 3

 

ATOM EGOYAN dirige la primera película escrita por BENJAMIN AUGUST, una historia que no logra sorprender, pero sí amenizar. El guion no está muy trabajado: simplemente se ciñe a desarrollar la trama (aunque tampoco de forma magistral). En ocasiones resultan inverosímiles los acontecimientos que nos quiere contar el escritor (a pesar de que consigue crear suspense), pero en muchos momentos nos planteamos si es una comedia o un thriller (aspecto que consigue sacar al espectador totalmente de contexto). EGOYAN tampoco ahonda en la psicología de sus personajes: no desarrolla ni a su protagonista ni a su secundario, sino que, como ya hemos indicado, se limita a narrar los periplos del protagonista sin demasiado cuidado o esmero. Creemos que él mismo tuvo serias dudas a la hora de componer esta historia; eso sí: el tema de la demencia senil está expuesto con elocuencia (se nota que han estudiado el tema y se agradece que no caiga en simplismos).

El resto de apartados tampoco brillan: la luz, un aspecto imprescindible en la realización, se antoja basta y rudimentaria, lo que confiere a la cinta una pinta algo descuidada, propia de las películas de sobremesa. El montaje y la dirección son correctas, pero el primero peca de tener demasiadas prisas. Por otra parte, resulta difícil juzgar del todo al director, ya que los actores son lo único que sobresale en este filme de talla media. No esperéis encontraros con el mejor thriller que realmente merezca la pena. Tampoco podría decirse que cuenta con un guion o una realización esmerada: REMEMBER parece hecha con demasiada urgencia.

 

a1a6b1047ebf192a917877b0947959e76aed9720

 

CHRISTOPHER PLUMMER vuelve a eclipsar la pantalla gracias a esta producción gestada en su país natal. El actor ejecuta su trabajo con la maestría a la que nos tiene acostumbrados y consigue salvar una propuesta dudosa. MARTIN LANDAU y un brillante DEAN NORRIS realizan pequeñas pero vitales intervenciones en esta odisea senil. DEAN y PLUMMER interpretan juntos la que es, sin duda, la mejor escena de la película, brillante e hilarante. CHRISTOPHER PLUMMER noqueará al público con un personaje llamado Zev (“lobo” en hebreo), un pequeño matiz determinante a la hora de conformar la personalidad de un plano pero simpático personaje. La película se desarrolla como si fuese una road movie (pero en transporte público) y se centrará únicamente en la búsqueda de un asesino nazi. A pesar de que el argumento es simple, consigue mantener en vilo al espectador mediante una sencilla pregunta: ¿Logrará Zev encontrar al homicida?

El filme canadiense no es una obra maestra, pero sí una película capaz de entretener y resultar llevadera que parece satirizar sobre la cantidad de películas que hay sobre nazis, e incluso se permite un par de chascarrillos en medio de una tensión pretendida (pero no conseguida). REMEMBER entiende las bases del thriller, pero no consigue sorprender y peca de previsible.

 

 

LO MEJOR:

  • El casting.
  • La escena protagonizada por PLUMMER y NORRIS.
  • El tono cómico.

LO PEOR:

  • El guion.
  • Un final previsible.

 

 

Isabel García

No hay comentarios