Compartir

 

the-return-of-m-night-shyamalan-the-visit-m-night-shyamalan-the-visit-443352

 

M. NIGHT SHYAMALAN es uno de esos creadores que siempre hay que tener en cuenta. Tras recoger buenas críticas con su última ficción (WAYWARD PYNES) y malas con su último trabajo en la pantalla grande (AFTER EARTH), el padre de grandes clásicos como EL SEXTO SENTIDO regresa a las pantallas españolas el 11 de septiembre con LA VISITA, una nueva historia de terror. Pero lo que da terror en LA VISITA no son los movimientos rápidos de cámara, ni las carreras, ni los gritos, ni los primeros planos repentinos. Lo que verdaderamente da pavor en LA VISITA es la atmósfera construida por SHYAMALAN. En esta nueva película, el director recupera la atmósferas únicas de títulos anteriores como EL BOSQUE, pero en un giro de tuerca creepy que le sienta muy bien a esta poco entrañable historia de abuelos y nietos.

Y es que lo que parece un primer encuentro enternecedor entre Becca (OLIVIA DEJONGE) y su hermano Tyler (ED OXENBOULD) con sus abuelos maternos (DEANNA DUNEGAN y PETER MCROBBIE) pronto se convierte en algo tan perturbador como inexplicable. La apacible casa de la infancia de su madre (KATHRYN HAHN) ya no es lo que era, y algo extraño parece ocurrirle a la pareja de ancianos.

 

45

 

Con esta premisa arranca LA VISITA, un thriller de terror que te clava al asiento desde el principio. O mejor dicho, desde la primera noche. Cinco noches han de pasar los pequeños con sus desconocidos abuelos donde recursos clásicos del género como no tener cobertura o vivir aislados del resto del pueblo tienen cabida pero con un sabroso sabor más realista. Ese va a ser el hilo conductor, cinco noches y sus cinco jornadas correspondientes, donde a través del visor de la videocámara de Becca y otra vieja filmadora en manos de su hermano descubrimos por qué algo no marcha bien en casa de los abuelos. Una estructura marcada por grandes rótulos que nos sitúan en todo momento en qué punto de la semana estamos. Y si la noche del lunes nos da mala espina, mejor no imaginarnos qué ocurrirá el viernes…

El juego de cámaras entre los hermanos favorece notablemente el desarrollo de la cinta ya que por fin asistimos a una cinta que respeta la técnica conocida como metraje encontrado. De principio a fin la historia es contada con cámara subjetiva, siguiendo la excusa de un supuesto documental que la hermana mayor quiere grabar en homenaje a los orígenes de su madre. Como consecuencia obtenemos un falso documental que poco tiene de falso, ya que asistimos a una mezcla de planos brutos y claras secuencias fruto de una aparente postproducción.

 

07-gal-visita

 

Pero sin duda el mayor valor de esta película es la creación de atmósferas. Si bien la cinta se sirve de ciertos tópicos del cine de terror y sustos fáciles (el sótano misterioso, seres que cruzan rápidamente frente a la cámara), sí que es cierto que huye de lo obvio. El resultado final suena creíble, aunque excesivo en los últimos minutos de película ya que empobrece ligeramente todo lo construido anteriormente. Y es que aunque esté bien resuelto el misterio y nos aferre aún más a la butaca, no podemos evitar sentir una ligera decepción cuando conocemos con exactitud qué está pasado. Eso sumado al emotivo prólogo final hace que sin quererlo nos alejemos del misterio para pasar directamente a la acción. Aunque eso sí, hubiese sido imposible rematar con unos títulos de crédito mejores ya que son, inconscientemente, lo que todos estábamos esperando.

 

The-visit-movie-shyamalan-horror

 

A destacar una selección musical clásica que crece en intensidad cuando debe hacerlo y que se pega a nuestros oídos sin quererlo desde el rótulo inicial como si de un cartel luminoso se tratase y te alertara de peligro. Por su parte, la complicidad entre los hermanos refuerza la veracidad del momento narrativo en un excelente trabajo interpretativo por parte de la joven OLIVIA DEJONGE y su mordaz y divertido hermano ED OXENBOULD. Pero quien realmente se merienda al reparto es DEANNA DUNEGAN, tan cándida y dulce como tétrica e irracional.

En definitiva, LA VISITA funciona como una fábula moderna, donde en cualquier momento parece que los protagonistas vayan a convertirse en unos actualizados Hansel y Gretel con horno incluido. Quizá no sea lo mejor de M. NIGHT SHYAMALAN pero logra atrapar al espectador hasta hacerle exhalar alguna que otra risa nerviosa. En la casa el tiempo se congela a las nueve y media de la noche, el momento exacto en el que empieza una incómoda estancia familiar.

 

 

LO MEJOR:

  • La atmósfera incómoda.
  • Respeto por el metraje encontrado.
  • El cuarteto protagonista.

LO PEOR:

  • Recurre a algún susto fácil.
  • Innecesario prólogo emotivo.
  • Pasar a la acción al final después de haber mantenido así el suspense.

 

 

Noelia Salcedo

No hay comentarios