Compartir

439476

 

Esta película bien puede ser una de esas tantas que cualquier cinéfilo podría utilizar para presumir de buen sentido del gusto cinematográfico. Y como ocurre en estos casos, para alardear de exquisito paladar hace falta sentarse frente a la gran pantalla con la mente abierta. Así, LA PROFESORA DE PARVULARIO (2014) se trata de una co-producción franco-israelí dirigida por NADAV LAPID (POLICÍA EN ISRAEL, 2011), encargado también de la elaboración del guion. Protagonizada por SARIT LARRY y AVI SHNAIDMAN, cuenta con una trama que resulta realmente sencilla si el espectador impaciente se queda únicamente con lo que ve en pantalla. Sin embargo, reúne todo un abanico de sensaciones y detalles interpretativos que nacen de unas actuaciones realmente sorprendentes.

Nira, una profesora de parvulario casada y con dos hijos ya mayores, descubre el talento para la poesía de Yoav, uno de sus alumnos de tan solo cinco años. Su niñera, una joven que se mueve en el mundo del espectáculo, utiliza las creaciones de Yoav para las actuaciones de los castings a los que se presenta. Ante este panorama, Nira comprueba como el don del niño es desperdiciado, ya sea aprovechado para beneficio propio como en el caso de su niñera o ignorado por su padre (YEHEZKEL LAZAROV). Decidida a poner remedio a la situación, ella se encargará de estimular a Yoav para que desarrolle sus habilidades artísticas. Sin embargo, no cuenta con el vínculo tan cercano que se empieza a crear entre ella y su alumno, lo que hará que Nira comience a pasar por propias muchas de las obras del niño.

 

pFXcWNHZO3FTYrapDdDy9UXGjne

 

Partiendo de una premisa bastante sencilla,  la trama poco a poco se irá tornando más compleja. Así, son varios los detalles que revelan que la relación sentimental de la protagonista no es del todo convencional, lo que supone un elemento añadido a los diferentes giros que se encuentran a lo largo del largometraje. Tampoco lo es el halo de sensualidad y erotismo que se desprende de este personaje, que juega también un papel más que relevante en el contenido de la película, lo que significa añadir todavía más elementos que hacen de esta cinta lo que es. Sin lugar a dudas, este personaje principal está repleto de matices que SARIT LARRY sabe interpretar de forma sobresaliente. Esto supone destacar de forma importante el vínculo que existe entre profesora y alumno. Un nexo que funciona perfectamente, en parte por la monotonía que atraviesa la vida de Nira, quien encuentra en el niño la posibilidad de sentirse indispensable de nuevo dando un nuevo sentido a su labor como maestra.

 

419944

 

La forma de presentar las escenas, con unos enfoques y unos encuadres que prácticamente llevan al espectador a meterse en la piel de los personajes que aparecen ante él y sentir como ellos, apoyan el carácter tan introspectivo de la cinta. Debido a esto último, es importante entender que no busca dar respuestas claras y revelar detalles de forma explícita. Los personajes se ven expuestos a situaciones inesperadas y el público ha de interpretarlas de la misma forma que deben hacerlo los protagonistas de la cinta. Por su puesto, y como de costumbre, las acciones que se llevan a cabo poco vaticinan las consecuencias que estas tendrán.

Un dato curioso es que el director, NADAV LAPID, escribió una gran cantidad de poemas cuando rondaba la edad del protagonista. Existe una alta posibilidad de que su película sea la sombra de algo más que ficción y poesía, una forma de aunar su pasado con un presente inmediato que se refleja en un largometraje totalmente recomendable.

LO MEJOR:

  • La interpretación tan completa que nos ofrece SARIT LARRY.
  • El giro en el argumento que nos ofrece un final inesperado.
  • Su puesta en escena.

LO PEOR:

  • Para los hechos contados su duración podría haber sido más escasa.
  • Algunas tramas se ven algo incompletas.

 

 

 

Carmen Amaro

No hay comentarios

Dejar una respuesta