Compartir

 

800px-Game_of_Thrones_2011_logo_svg

 

JUEGO DE TRONOS, la adaptación a la pequeña pantalla de la novela río más espectacular jamás escrita, CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO de GEORGE R.R. MARTIN, se despide de sus espectadores un verano más dejándonos a todos boquiabiertos, con ganas de más, y aún asimilando todos y cada uno de los cambios que nos ha ofrecido Poniente a lo largo de 10 capítulos.  Una despedida en todos los sentidos, ya que, como en el libro en el que está basado, marca un punto de inflexión enorme en el transcurso de la saga.

Hace cuatro temporadas, la serie arrancaba con la presentación de una familia norteña cuya cabeza de familia (nótese la ironía) era Eddard Stark (SEAN BEAN), que representaba el honor, el bien, el héroe en un mundo medieval lleno de conspiraciones. Sus antagonistas eran los Lannister, que representaban hasta qué punto podría llegar a ser de abominable la especie humana: Un enano lujurioso (PETER DINKLAGE), un niñato malcriado fruto de un incesto (JACK GLEESON), una reina ambiciosa y rencorosa (LENA HEADEY)… Y en medio, un Trono de Hierro por el cual todo el mundo suspira. En definitiva, unos roles típicos de cualquier serie, o eso pensábamos.

 
ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

Cuatro temporadas después, el argumento de la serie ha mutado hasta el punto de que la serie ha tenido que lidiar con un número de personajes, situaciones, escenarios y extras propios de un largometraje o película de animación. La adaptación se ha tenido que amoldar de tal manera que, capítulo tras capítulo, ha ido encontrando su propio camino para paliar las limitaciones que una producción de televisión puede tener con respecto a la mente de una persona. Aun así, la obra maestra de HBO no ha perdido ni calidad ni la esencia con respecto a los libros: Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que los buenos no siempre ganan y que los malos no son tan malos. 40 episodios después, queda muy poco de la premisa inicial: La guerra, las traiciones, y el ansia de poder ha convertido Poniente en un auténtico festín de cuervos. Los Lannister siguen en el trono; pero la mano que mece los Siete Reinos no estará en la siguiente temporada, y el Rey no es más que un niño. Y en cuanto a los Stark… Ya no queda ninguno.

Hagamos un repaso de personajes y situaciones:

 

JON NIEVE Y EL MURO

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

Aunque no se apellide Stark, el muchachito de la perenne boca abierta es lo más parecido a Ned que podemos ver en la pantalla: un joven honorable, comprometido con su juramento de la Guardia de la Noche. Prorrogado su castigo por el desliz cometido con Ygritte (ROSE LESLIE), la vuelta de Jon al Muro ha estado siempre ligada al posible ataque de los salvajes, algo que no sucedió hasta el capítulo 9. Allí Jon volvió a encontrarse de nuevo con su amada con “pelo besado por el fuego”, lo justo para verla morir. Tras esto, Jon ha dejado de ser un niño: ha tomado la responsabilidad de la comandancia del Muro y se ha lanzado a por una misión suicida para hablar con el Rey-más-allá-del-Muro, Mance Ryder (CIARÁN HINDS), dando lugar a una deliciosa escena de brindis por los caídos… Interrumpida por la llegada del eterno pretendiente al trono Stannis Baratheon (STEPHEN DILLANE), acompañado por su Mano, Lord Davos Seaworth (LIAM CUNNINGHAM) y la siempre inquietante, en todos los sentidos, Melissandre de Asshai (CARICE VAN HOUTEN); dando un vuelco total a la guerra entre ponientis y salvajes. El motivo y los propósitos de la aparición de Stannis en el Muro tendrán sus respuestas en la quinta temporada. Y en cuanto a Jon, ha vivido demasiado con los salvajes como para volver a hincar la rodilla ante nadie.

 

BRAN Y EL CUERVO DE TRES OJOS

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

Bastante antes de lo pensado (en los libros tuvimos que esperar al quinto para ver el final de su viaje), Bran Stark (ISAAC HEMPSTEAD-WRIGHT) ha llegado al término de su viaje, conociendo por fin al misterioso Cuervo de Tres Ojos y a los Niños del Bosque. No ha sido un camino sencillo, ya que por el camino han perdido a Jojen Reed (THOMAS BRODIE SANGSTER). ¿A qué se referirá el Cuervo de Tres Ojos con que Bran nunca volverá a poder andar, pero volará? ¡Lo sabremos el Hodor que viene!

 

MEÑIQUE Y SANSA

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

Sansa Stark (SOPHIE TURNER) ha muerto: La niña cuya idealización del amor y de ser reina era digna del reproche absoluto por parte de muchos de los seguidores de la saga, ha ido desapareciendo hasta convertirse poco a poco en Alayne Piedra, pupila de conspiraciones y mentiras de su salvador Meñique. Uno de los momentos más cargados (metafóricamente hablando) del libro, el “hazme un muñeco de nieve en Nido de Águilas”, apareció en el octavo capítulo de la temporada, con todo lo que conllevó después. No se explica correctamente en la serie pero la ascensión de Meñique da vértigo: Desde que le conocimos, Petyr Baelish (AIDAN GILLEN) se ha convertido en el Señor de Harrenhal y además, en Lord Protector del Nido de Águilas y Valle de Arryn. Y, por si fuese poco, tiene a la heredera de Invernalia bajo la manga. Todo ello desde un discretísimo segundo plano.

 

ARYA Y EL PERRO

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

También queda muy poco de la otra hija de Ned. Tras tres temporadas llegando tarde al encuentro de su familia, Arya Stark (MAISIE WILLIAMS) ha sido testigo indirecto de la desgracia y desaparición de toda su estirpe, hasta el punto de recibir la noticia de que su tía ha muerto con una risa histérica. Su último compañero de aventuras, Sandor Clegane (RORY MCCANN), también le ha abandonado tras un espectacular duelo (probablemente, el mejor en la historia de la serie, tanto por el escenario y montaje como por su crudeza) contra Brienne de Tarth (la actriz GWENDOLINE CHRISTIE, a quien veremos en La guerra de las galaxias el año que viene). Completamente sola en Poniente, Arya buscará fortuna al otro lado del mar, en una escena que recordaba al final de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS con “Into the West” de fondo.

 

LA VÍBORA Y LA MONTAÑA

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

En la capital hemos asistido a la aparición de uno de los personajes más carismáticos de toda la saga, Oberyn Martell (PEDRO PASCAL). Dorne sólo había aparecido en la adaptación de HBO como un lugar lejano donde se hacían buenos vinos, pero la Víbora Roja ha captado la esencia de la región más sureña de Poniente, hasta el punto en el que los espectadores no lectores quieren saber mucho más: ¿Quién era Elia, tantas veces nombrada por Oberyn en el transcurso de su lucha contra Gregor Clegane (HAFBÓR JÚLÍUS BJÖRNSSON)? ¿Cómo reaccionará el reino de Dorne tras la muerte de su príncipe? La respuesta la tendréis, si se sigue el ritmo de los libros, la siguiente temporada. ¡Tendréis dornienses para rato!

 

LOS LANNISTER SIEMPRE PAGAN SUS DEUDAS

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

De la cúspide al caos: Así se podría resumir la temporada para la casa Lannister. Tras la boda y posterior muerte de Joffrey Baratheon (JACK GLEESON) los leones no levantan cabeza. Cersei tiene que luchar por el amor de su hijo, el Rey Tommen; el cual cada vez va teniéndole más aprecio a su futura esposa Margaery Tyrell (NATALIE DORMER), que lucha con unas armas que una madre no puede contrarestar. Su hermano y a veces amante, Jaime Lannister (NIKOLAJ COSTER-WALDAU) se está dando cuenta de sus limitaciones a la hora de luchar, tanto en el campo de batalla (debido a la pérdida de su mano derecha) como contra la tozudez de su hermana (comienzan a vislumbrarse altibajos en la relación incestuosa de los leones). El pequeño de los hermanos y favorito de la audiencia, Tyrion Lannister, se ha visto envuelto en una acusación, premeditada por su propia familia, por la cual casi ha acabado con su cabeza en una pica. Sin embargo, la actuación de Jaime y Varys (CONLETH HILL) evitaron ese fatal desenlace, provocando de paso una de las escenas más memorables de la historia de JUEGO DE TRONOS: La del pequeño enano apuntando con la ballesta a su padre Tywin (CHARLES DANCE), y haciéndole pagar por una vida llena de reproches. ¿Quién gobernará los Siete Reinos la siguiente temporada? ¿Aguantará Desembarco sin la mano dura de Tywin Lannister?

 

MIENTRAS TANTO, EN EL NORTE…

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

El maquiavélico juego de Ramsay Bolton (IWAN RHEON) ha dado sus frutos: El proceso de transformación de Theon Greyjoy en Hediondo (ALFIE ALLEN) se ha completado, de tal manera que ni siquiera un rescate protagonizado por su propia hermana logra despertarle al otrora pupilo de Ned Stark. Como compensación de tal episodio, Hediondo se ha ganado la confianza de Ramsay, dándole cada vez más protagonismo en sus planes. Veremos a ver cómo acaba tanta confianza a lo largo de la temporada que viene…

 

Y AL OTRO LADO DEL MAR ANGOSTO…

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS. SERIES EL PALOMITRÓN. el palomitron

 

Daenerys Targaryen (EMILIA CLARKE) comienza a ver el alto precio que conlleva una corona, aunque no sea en el Trono de Hierro. Tras el descubrimiento de Ser Jorah Mormont (IAIN GLEN) como agente doble, Dany no para de luchar contra líderes esclavistas que quieren su cabeza y contra sus dragones, que comienzan a mostrarse indomables. Su escena encerrando a Viseryon y Raeghal en un pozo, con sus propias manos, es de lo más emotiva. Veremos cuánto durará su periplo por las Ciudades Libres, ya que su verdadero propósito, no lo olvidemos, es el de reconquistar Poniente. Al menos no todo son malas noticias para ella, ya que ha parecido encontrar el amor de nuevo en brazos de Daario Naharis (MICHIEL HUISMAN). Veremos qué tal les va la siguiente temporada, ya que en esta última apenas ha habido acción por parte de la Reina de Plata: Afincada en Mereen, parece haberse tomado un respiro en sus pretensiones de reconquista. ¡Queremos más dracarys!

En definitiva, todos y cada uno de los personajes y ubicaciones han sufrido un proceso de cambio que ha desembocado en un final de infarto. Es de suponer que, la temporada que viene, JUEGO DE TRONOS volverá a aportarnos giros increíbles de guión y capítulos que nos dejarán con la boca abierta, pero teniendo en cuenta que Poniente necesita un respiro tras tanta sorpresa, además de muchísimas caras nuevas a las que iremos conociendo el año que viene. Hasta entonces, ¡gracias por tanto!

poniente_politico[1]

 


 

Posdata: Esta es la versión para no lectores del final de JUEGO DE TRONOS. En pocos días saldrá un artículo donde explicaré por qué esta serie se ha convertido en una adaptación de poca calidad con respecto a los libros de la saga CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO.  El espectáculo está servido…

 

 

David Soria Calero

No hay comentarios

Dejar una respuesta