Compartir

The Retrieval

 

THE RETRIEVAL ha supuesto una de las grandes sorpresas de la primera edición del festival Americana Film Fest de Barcelona. Se trata de una película independiente y que pese a haber ganado el gran premio del jurado del pasado SXSW de Austin, y varios premios más en diferentes festivales, no ha tenido una amplia distribución, lo cual es una lástima.

La película nos narra la historia de Will (el debutante ASHTON SANDERS), un huérfano de color de 13 años que sobrevive en la guerra civil americana haciendo de cebo para una banda de cazarrecompensas blancos. Su trabajo consiste en ganarse la confianza de esclavos negros fugitivos para que bajen la guardia y puedan ser apresados y llevados de vuelta al Sur. A su tío y a él les encargan la peligrosa misión de hacer que el fugitivo liberto Nate (TISHUAN SCOTT) vuelva a su tierra para ser apresado, o los cazarrecompensas los matarán a ellos. Pero las cosas se torcerán y Will y Nate se encontrarán haciendo solos el viaje, naciendo así un lazo entre ellos.

En su primera película, el director y guionista CHRIS ESKA nos presenta un drama muy intenso a medio camino entre el western, la road movie y el cine histórico, en el que sus protagonistas hacen un viaje a la profundidad del Sur norteamericano pero también al fondo de sus propias almas. Se trata de una película que habla de lo que nos callamos, de lo que no se dice y de las consecuencias de no hacerse cargo de los propios actos, así como de afrontar esas consecuencias cuando tomamos partido por algo. Habla también del peso de la moral, ya que Will se encuentra, a pesar de su corta edad, en una situación en la que tiene que elegir entre el deber —impuesto— y la lealtad que siente por Nate.

 

The Retrieval

 

El drama es intenso porque vemos cómo los personajes pasan a llenar vacíos entre ellos. Nate se encuentra haciendo de padre de Will, Will ocupa el espacio del hijo perdido de Nate y Rachel, la exmujer de Nate, parece querer ser la madre de todos ellos. Esto, además, nos lo muestra con maestría CHRIS ESKA a través de diferentes simbolismos a lo largo de toda la película, como el momento en el que Will debe salir de un río y vemos la mano de Nate entrar en plano para ayudarle, como metáfora del lazo que está naciendo entre ellos. THE RETRIEVAL nos presenta un importante drama moral que nos tiene toda la película en tensión: elegir entre hacer lo correcto —o aquello a lo que te ves obligado— y la lealtad con los tuyos. Los personajes creen que no tienen más opciones pero verán que siempre hay un momento, no importa lo comprometida que sea la situación, en el que queda un pequeño resquicio para tomar una elección.

El tema de la película es también interesante porque nos muestra la situación de los esclavos negros en Estados Unidos en la época de la guerra civil, en ese momento en el que en unos estados están considerados hombres libres pero en otros son todavía propiedades de terratenientes blancos y vemos que la línea de la frontera es bastante difusa y poco más que una entelequia.

 

 

LO MEJOR:

  • Que no se trata de una película convencional, demostrando que se pueden hacer grandes películas sin acotarse a parámetros hollywoodienses.
  • El uso que hace el director de los silencios para contarnos la historia.

LO PEOR:

  • Una vez más, que una película estupenda como esta está condenada a pasar desapercibida por la mayoría.
  • Quizá en algún momento el drama y el suspense llegan a ser tan intensos que echas de menos que el director te dé un respiro.

 

 

Hugo Camacho

1 Comentario

Dejar una respuesta