Compartir

LOS ANTECEDENTES

En 1975, Tiburón devoró la taquilla de más de medio mundo, además de asustar a todos los espectadores al meterse al agua. Tal fue el éxito de esta película que desde entonces muchos han intentado emular su fórmula y cada año nos encontramos con películas de este tipo en las carteleras y la gran mayoría de estas tienen un presupuesto medio o incluso tirando a bajo. No es el caso de la película con la que nos encontramos hoy, Megalodón, un blockbuster cuyo presupuesto es de más de 150 millones de dólares y está dispuesta a ser la película del verano.

Megalodón está basada en un libro de Steve Alten y es un proyecto que lleva intentando producirse desde los años 90. Por fin, en 2018, ha podido realizarse de la mano de Jon Turteltaub (La Búsqueda, Plan en Las Vegas) y encabezado por Jason Statham (Fast & Furious, Espías).

LA PELÍCULA

Jonas Taylor es un submarinista profesional que se ve forzado a retirarse después de que una misión saliese mal y costase las vidas de varios miembros de su equipo. Años después se ve forzado a volver al ruedo, ya que tiene que ayudar a rescatar a un grupo de personas (entre las que se encuentra su mujer) que se han quedado atrapadas en un sumergible en la profundidad del mar y están amenazados por el Megalodón, que es considerado el tiburón más grande del planeta.

El argumento es absurdo y la película es consciente de ello, por eso aprovecha todos los clichés del género para crear algo divertido, fresco y entretenido. Se utiliza un humor meta, pero a pesar de ello, el filme tiene sus escenas de tensión y acción. El problema de tomar esta dirección y a la vez querer ser una película familiar,  es que no puede llegar a límites salvajes o ser más brusca como sí ocurre en  películas como Deadpool o una de este género, Piraña 3D.

Los efectos especiales son algo decepcionantes para el presupuesto tan grande con el que contaban y algunas escenas pueden parecer algo cutres, lo que le da a la cinta un aire de serie B de alto presupuesto. Pero no todo es malo en el apartado técnico, ya que el diseño de producción es excelente, destacando la base marina donde ocurre gran parte de la acción.

ELLOS Y ELLAS

Lo que menos destaca en este tipo de películas son las interpretaciones, pero Jason Statham tiene carisma y es el héroe de acción perfecto. La película es un vehículo idóneo para su lucimiento y él cumple perfectamente en este rol que tan buenas alegrías le ha dado.

No destaca ninguna interpretación en el reparto, pero la película cuenta con caras conocidas como Ruby Rose (Orange is the new black), Bingbing Li (una de las actrices chinas más populares en su país) y Rainn Wilson (The Office) que aporta el lado más cómico.

LA SORPRESA

Hay que destacar que es muy difícil encontrar películas que acepten lo absurdo de su premisa y entiendan que no van a hacer ninguna obra maestra con tal material. Megalodón es una de ellas y opta por explotar al máximo esa faceta gamberra y simpática, al mismo tiempo que consigue diferenciarse de ser una película genérica de tiburones de serie B.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

El cara a cara de Jason Statham con la criatura. Durante todo el metraje nos encontramos con diferentes interacciones entre ellos, pero el duelo final es una espectacular escena de acción que dará a los espectadores todo lo que han estado pidiendo a lo largo de la película.

TE GUSTARÁ SI…

Si buscas un entretenimiento veraniego donde pasar una tarde calurosa en una sala de cine sin exigir demasiado o disfrutas de Jason Statham es su faceta de héroe de acción.

LO MEJOR

  • Jason Statham. 
  • Los toques de humor que añade.
  • La autoconciencia de qué clase de producto es.

LO PEOR

  • Su propuesta funcionaría mejor siendo más salvaje.
  • No se notan los 150 millones de dólares de presupuesto.

Sergio Martínez

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.