El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

REDACTORES

EL AMBIENTE DE LOS CASINOS EN EL MUNDO DEL CINE

El escenario cinematográfico es muy importante a la hora de captar la atención del espectador, situar la historia y definir la narración. Una buena película contará con el escenario apropiado para hacer que esta sitúe y proporcione la información necesaria al público. Por ejemplo, si una escena empieza con una explosión, esta añadirá un interés inicial a la misma y dará a entender que nos encontramos ante una trama dramática.

En los últimos años, los casinos se han convertido en un popular escenario cinematográfico debido al rápido aumento del número de casinos y del creciente número de jugadores. Hay diferentes motivos por los cuales las películas escogen los casinos como escenario, en este artículo te explicamos cuáles son.

Gran fuente de inspiración

La mayoría de las películas con temática de casino sirven como fuente de inspiración para muchos jugadores. En algunas de estas películas aparecen personajes que consiguen grandes botes e inspiran a otras personas a probar su propia suerte.

Además, estas películas aportan al público información valiosa sobre cómo elaborar estrategias. Por ejemplo, el bacará aparece constantemente en las películas de James Bond como Dr. No (1962), Thunderball (1965), Casino Royale (1967), Al servicio de su majestad (1969), Sólo para sus ojos (1981) y GoldenEye (1995). En Goldfinger (1964), el Bond de Sean Connery prueba el juego más difícil del mundo, el Gin Rummy. Más tarde, en 1987, el 007 de Timothy Dalton juega al blackjack en Licencia para matar.

Personajes populares

Otra de las razones por las cuales las películas basadas en casinos son muy populares es porque en ellas aparecen personajes populares. En algunas incluso aparecen celebridades que han hecho público que juegan en los casinos, como es el caso de James Caan, James Woods, Elisabeth Shue, Matt Damon, Jason Statham, Ray Liotta, John Malkovich, Nicholas Cage, Clive Owen y muchos otros.

El entorno criminal

Las películas con temática de casino van asociadas a la alta criminalidad y la actividad delictiva. Son muchos los espectadores que, independientemente de la veracidad de los hechos, disfrutan de estos thrillers delictivos. Así que, los casino, son un escenario ideal para situar los largometrajes de este género.

La película original de Scarface del 1932, basada en la novela de Armitage Trail, sigue a grandes rasgos esta temática de entorno criminal. El filme nos muestra la caída del legendario jefe de la mafia Al Capone, ambientada en plena época de la Ley Seca, en la que el centro de Chicago estaba plagado de corrupción, suministros ilegales de alcohol y locales de juego.

El gángster Tony Camonte no teme hacer trampas para conseguir la victoria, ya sea en una guerra contra bandas rivales o en una partida de cartas, incluso se disfraza de agente de policía para poder aventajar a sus enemigos.

Los mitos que rodean al juego

Las películas sobre casinos, también giran en torno a sus mitos, como los antecedentes criminales de la industria y/o sus exageradas ganancias. También suelen recalcar la importancia de la estrategia en el juego en oposición a la suerte. La mayoría de estas afirmaciones son ficticias y falsas, pero hacen que este género sea más emocionante.

Un ejemplo claro de película que perpetúa estos mitos seria The Swingers (1996). Mike y Trent (interpretados por Jon Favreau y Vince Vaughn) hacen un viaje al desierto de Nevada, en un intento de alejar la mente de Mike de la ruptura con su novia.

Los protagonistas personifican todos los valores de un verdadero Swinger, jugando para divertirse y tomando las victorias y las pérdidas como vienen. Después de perderlo todo en la mesa, Mike recibe los ánimos de algunos amigos y, junto con Vince, recuperan su fortuna. Pero al más puro estilo Swinger, la pareja lo pierde todo de nuevo y vuelve a la casilla de salida.

Coste elevado de producción

Rodar en un casinos requiere mucho dinero, el coste de hacer una típica película de casino es muy alto. Por ejemplo, Casino Royale está considerada como una de las películas más caras de todos los tiempos con un coste de producción de aproximadamente 150 millones de dólares. Obviamente, una producción de ese calibre hace que la película tenga mucha expectación por parte del público antes de que salga.

Glamour por todo lo alto

Las películas sobre casinos muestran los extravagantes estilos de vida de sus propietarios. Como obtienen grandes beneficios con este tipo de negocios, se lo gastan en propiedades, coches y accesorios de lujo. Este estilo de vida resulta muy atractivo para el público general, que en general no vive la vida con tantas extravagancias.

Las películas basadas en casinos se han hecho muy populares y han incrementado el número de jugadores en las salas. La industria cinematográfica de Hollywood invierte mucho dinero en este género, lo que lo hace más emocionante. Además, los casinos de hoy en día tienen una mejor reputación en comparación con los casinos del pasado. Gran parte gracias a la industria del cine que, en algunos casos, se ha encargado de alejar el nombre de delincuencia del de casino.

Redacción

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.