Compartir

 

BCA

 

Muy cerquita estuvo GAIZKA URRESTI de aparcar el proyecto y dar carpetazo a BENDITA CALAMIDAD cuando el 20 de julio de 2014 el mundo de la cultura de nuestro país se paralizó ante la nefasta noticia de la muerte de ÁLEX ANGULO, un monstruo de la interpretación que durante tres décadas instaló con mucha comodidad a sus personajes en el imaginario colectivo del público. El rodaje de BENDITA CALAMIDAD había comenzado sólo seis días atrás y a ÁLEX le sorprendió la muerte en un accidente de tráfico cuando se trasladaba al rodaje de la película.

Pese al extraordinario golpe, director y equipo decidieron seguir adelante, quizá porque con BENDITA CALAMIDAD podrían brindar un justo homenaje a su compañero, o quizá porque al final la vida, implacable ella, continúa y sigue su camino sin detenerse el tiempo que nos gustaría a llorar la pérdida de los talentos que ésta nos arrebata de manera continua.

Sea como sea, este es el fin de semana de BENDITA CALAMIDAD, una cinta que adapta la novela homónima de Miguel Mena, publicada en 1994 y que cuenta con 13 ediciones a sus espaldas, todo un hito editorial que se ha convertido en lectura recomendada en las aulas de todo el país. Y es que la historia de dos hermanos que perpetran un fallido secuestro y se echan a las tierras del Moncayo en un plan desesperado como punto de partida es un aval de cine desenfadado y sin más pretensiones que las de entretener y hacer reír al público. JORGE ASÍN, NACHO RUBIO, LUIS VARELA, el televisivo CARLOS SOBERA, ENRIQUE VILLÉN o CARMEN BARRANTES son solo algunos de los nombres que conforman un reparto coral, muy en la línea de las alocadas comedias de género que ejercen como referencias en este primer largometraje de GAIZCA URRESTI, que tras firmar un buen puñado de cortometrajes (se llevó el Goya por ABSTENERSE AGENCIAS y también estuvo nominado por UN DIOS QUE YA NO AMPARA) finalmente ha visto en BENDITA CALAMIDAD la invitación que estaba esperando para dar el salto con confianza y sobre todo, con ilusión.

 

BCA2

 

BENDITA CALAMIDAD, como otros tantos proyectos que en estos momentos luchan por salir adelante, ha tenido que recurrir al necesario recurso del crowfunding, una herramienta que es tan atacada por algunos sectores de la industria acomodados como necesaria para que nuevos directores puedan dar visibilidad a su talento y llamar la atención de una industria a la que la cuesta mucho apostar por nuevos directores. En cualquier caso, lo que más nos duele en El Palomitrón es que existan este tipo de vías, y no por lo que puedan aportar, sino por las carencias que su mera existencia destapan. Hacer cine en este país es un viaje tortuoso (y torturador) en la mayor parte de los casos, nada que ver con esos fantásticos y maravillosos viajes que no paran de mentarse en los discursos de los ganadores del premio de turno, así que sólo la valentía y el arrojo de emprender empresas de este calibre se merecen un voto de confianza.

Esta misma noche BENDITA CALAMIDAD se estrenará en Zaragoza, y mañana viernes hará lo propio en Tarazona, un pueblo que es parte del reparto de la cinta. Si queréis conocer todos los detalles de esta película os recomendamos visitar su web, o seguir sus cuentas sociales de Facebook y Twitter. Nosotros estaremos allí este fin de semana para ser testigos de la puesta de largo de este proyecto y descubrir las localizaciones de una cinta que nos ha llamado mucho la atención, y que es un nuevo símbolo de que el tesón y la ilusión no conocen barreras. Y todo, bajo la mirada del gran ÁLEX ANGULO, una suerte de ángel de la guarda que velará por el buen devenir de esta producción.

Este fin de semana BENDITA CALAMIDAD viste de cine Zaragoza.

 

 

 

 

Alfonso Caro

No hay comentarios