Compartir

 

breaking-bad-l

 

Creo que la palabra que más he leído para definir el final de temporada de BREAKING BAD es: satisfechos. Y con toda la razón, así hemos quedado al ver el magnífico final que nos ha ofrecido esta ya mítica serie. Ha sido el cierre perfecto, sobretodo porque no ha quedado ninguna trama en el aire. Un final coherente con todo lo que hemos ido viendo a lo largo de las 5 temporadas. Solo le pongo un fallo, que había muchas elipsis y fue un poco deprisa todo en este último episodio.

 

Ya el título del episodio nos daba algunas pistas: FeLiNa. Hierro, Litio y Sodio o lo que es lo mismo: sangre, meta y lágrimas. Y como curiosidad, BREAKING BAD ha tenido 62 episodios, el elemento número 62 de la tabla periódica es el Samario usando en tratamientos de cáncer.

 

bb3

 

Comencemos con el análisis:

 

SPOILER1

El momento con Elliot y Gretchen, no sabía que esperarme, si íbamos a ver a Walter o Heisenberg y después de unos minutos  de tensión, al final todo era para que el dinero que le quedaba de la droga fuera a parar a sus hijos pero como si fuera de unos donantes que solo querían ayudar, sin que nadie llegara a saber realmente su procedencia. Con esto deja cubierta a su  familia para  el futuro.

 

El siguiente paso de Walter es terminar con el tándem Todd-Lydia. Y por fin conocemos para quién es el ricino, Walter se las ingenia para meterlo en el sobre de Stevia que Lydia siempre echa en su té. Más tarde tenemos una conversación telefónica entre ellos donde él se lo confiesa y nos quedamos con las ganas de saber qué pasa con ella, aunque podemos suponer que vive, si sabe que ha sido envenenada, en principio, puede ponerle remedio.

 

Otra de las escenas importantes es la que tiene nuestro protagonista con su mujer, Skyler. Perfecta conversación de despedida donde Walter por fin es sincero: no se metió en eso por su familia (esa frase que tanto repitió), se metió por él mismo, porque se sentía vivo, porque era bueno en ello. Además le da las coordenadas de donde se encuentra  el cuerpo de Hank (otro cabo atado), con ese dato espera que ella pueda negociar y quedar exculpada.

 

bb4

 

Y ya solo nos queda terminar con Todd y compañía. Tremenda escena aunque un poco surrealista. Walter monta una metralleta en el maletero del coche que se acciona con un mando a distancia. Antes de accionarlo consigue tirar a Jesse al suelo y que no le dé ninguna bala. Todos mueren en ese momento menos Todd y su tío Jack. Jesse ahoga a Todd con las cadenas con las que le habían tenido atado. Walter remata a Jack de un tiro en la frente que salpica la  cámara.

 

Jesse y Walter, cara a cara, éste último le pide a Jesse que le mate, pero Jesse ve que Walter tiene una herida en el costado y decide no hacer nada (si no hubiera estado herido seguramente hubiera cambiado la cosa). Le vemos yéndose en un coche, libre por fin (menos mal, con lo que ha tenido que pasar el pobre… Jesse merecía vivir).

 

Y terminamos con Walter en el laboratorio donde se cocinaba la meta, tocando bidones, acariciándolos más bien y con la policía entrando al mismo. Y en ese momento cae al suelo y ahí termina la serie, eso sí, a ritmo de una perfecta canción (My baby blue-Badfinger).

 

article-2438422-18638E7200000578-946_634x487

 

Es verdad que el final no me ha emocionado como han podido hacer otras series (sobre esto ha habido varias discusiones ya en internet), pero que  termine con todos los cabos atados y con un final digno parece que es algo difícil de ver últimamente y es un regalo. Por eso lo aplaudimos. Decimos adiós a una de las grandes. Gracias a VINCE GILLIGAN por hacer una serie tan perfecta y haberla sabido terminar cuando debía.

 

 

Elena Rodríguez

1 Comentario

  1. me gusto mucho el final creo que escogieron la mejor opción. Walter tenía que morir y que Jesse pueda vivir teniendo otra oportunidad es lo mejor. La escena entre Skyler y él admitiendo que lo hizo por él todo fue de lo mejorcito. La canción del final es la guinda del pastel que hace que todo sea redondo.

Dejar una respuesta