Compartir

snowpiercer_poster_1

 

Casi todas las culturas orbitan alrededor de la idea del Apocalipsis, de que el mundo acabará en algún momento de manera violenta, ya sea por intervención divina, natural o por la mano del hombre. Y por eso el cine apocalíptico y post-apocalíptico tiene tanta aceptación en las salas de cine: nos da morbo ver cómo podría suceder el fin del mundo y cómo sería la vida de los supervivientes (si los hubiera) en este nuevo escenario. Podemos encontrar finales del mundo cinematográficos para todos los gustos: zombis, extraterrestres, meteoritos, volcanes, mayas, glaciaciones, kaijus, etc….y los debidos a la mano humana.

 

Snowpiercer_st_06

 

Y es usando este recurso con el que BONG JOO-HO (THE HOST, MOTHER) nos presenta su última película (basada en una novela gráfica francesa): SNOWPIERCER, una de las películas más esperadas por los aficionados del género fantástico  que nos llega con bastante retraso debido a la polémica por su duración (unos 120 minutos) y la intención de la distribuidora americana de recortar 20 minutos (en la muestra SYFY hemos tenido la suerte de disfrutar la versión integra). El reparto, de campanillas, que ha reunido el director tampoco ayudaba a mitigar la espera: CHRIS EVANS (EL CAPITAN AMERICA), que demuestra aquí su solvencia como actor (atentos a su monólogo del final) y es el líder de la rebelión; JOHN HURT (ALIEN), como el gurú de los conspiradores y que guarda una sorpresa final; TILDA SWINTON (MICHAEL CLAYTON), en un papel maravillosamente odioso;  SONG KANG-HO (THE HOST), dando vida a un personaje enigmático que sabe abrir las puertas de  los vagones y KO AH-SUNG (THE HOST), interpretando a la hija de éste útlimo y que actúa como contrapunto ligero. Hay un actor más, pero que no nombraré para guardaros la sorpresa que supone su presentación. Y aunque CHRIS EVANS es el protagonista indiscutible y sobre quien cae el peso de la historia, el resto de los actores tienen su importancia en la trama, no dando en ningún momento la sensación de que sus personajes sobren, sobre todo KANG-HO, que da replica a EVANS en uno de los momentos más dramáticos de la película.

La fotografía es impecable y consigue que cada vagón del tren tenga su propia personalidad: desde la oscuridad y suciedad de los vagones de cola a la asepsia y pulcritud de la cabeza del tren, pasando por múltiples ambientes y que varían según su función. También es sobresaliente el tratamiento de la luz en una de las escenas de lucha, que se libra entre la luz y la oscuridad, y cómo es usada para hacer primeros planos y mostrarnos la desorientación de los participantes (escena que incluye uno de los momentos más surrealistas de la película). Donde ya no destaca tanto técnicamente es el uso de los efectos especiales, que resultan bastante flojos sobre todo en las tomas que muestran el tren, aunque no molesta ya que lo importante ocurre en el interior.

 

snowpiercer-trailer-2

 

Otro de los aciertos de JOON-HO es conseguir que en todo momento empaticemos con los habitantes de la cola del tren. Y para ello se sirve de varios elementos: el rapto (nada aleatorio) de niños, el odioso personaje de SWINTON y la fascinación compartida por lo que van descubriendo en los vagones. Sí falla en su tramo final, donde las revelaciones se acumulan y pueden resultar algo forzadas, aunque sirven para reflexionar cómo lo que a unos les parece la utopía perfecta es para otros la distopía más brutal.

Para concluir, una película que nos recuerda visualmente al BRAZIL de GILLIAN, con dos tercios iniciales magníficos y un último que falla en parte, aunque no por ello podemos dejar de recomendaros su visionado.

 

 

LO MEJOR:

  • Visualmente es fascinante.
  • CHRIS EVANS demuestra que es mas que una montaña de músculos.
  • TILDA SWINTON, odiosamente adorable.
  • El momento que interrumpe la pelea.
  • Los vagones.

 

LO PEOR:

  • El tercio final flojea, con una revelación un tanto forzada.
  • Los efectos especiales externos.
  • Que pueda llegarnos recortada.

 

 

Alberto Plumed

1 Comentario

  1. […] POR QUÉ NOS GUSTARÁ LA ADAPTACIÓN: Trainspotting es una película de culto que ha envejecido muy bien. Sus actores protagonistas están en alza, al igual que su director Danny Boyle. Si existía algún momento para disfrutar del “lust for life”, es este. Repiten Danny Boyle (Steve Jobs) en la dirección y en sus antiguos papeles, Ewan McGregor (Agosto), Robert Carlyle (Érase una vez), Jonny Lee Miller (Elementary) y Ewen Bremner (Snowpiercer). […]

Dejar una respuesta