Compartir

banner-11-muestra-syfy

 

El festival SyFy nos ha dejado un montón de películas para comentar, y hemos decidido prepararos una batería de reseñas rápidas para rematar nuestra cobertura del Festival. Aparte de las que más nos han gustado, y de las que ya os hemos acercado una crítica más extensa (COHERENCE, SNOWPIERCER, WE ARE WHAT WE ARE, y RIGOR MORTIS), en esta última edición también hemos tenido oportunidad de visionar títulos más curiosos, de los que no queremos dejar de hablaros.

 

MANIAC.

Maniac

 

Remake de una película del mismo titulo de 1980 (WILLIAM LUSTING) y que ha sido llevada a la pantalla por FRANK KHALFOUN (ALTA TENSIÓN y PARKING 2) basándose en el guión escrito por ALEXANDRE AJA y GREGORY LEVASSEUR. MANIAC cuenta la historia de FRANK ZITO (ELIJAH WOOD), un restaurador de maniquíes que, obsesionado por el recuerdo de su fallecida madre, asesina mujeres para arrancarles la cabellera hasta que conoce a ANNA (NORA ARNEZEDER), de la que se enamora y le hace plantearse su vida.

La historia es atractiva a priori y arranca con unos primeros minutos que cumplen a la perfección con los paisajes del género slasher a la vez que sienta la base del elemento más llamativo de la película: está casi enteramente rodada en primera persona, de tal manera que sólo podemos oír al protagonista y verle mediante reflejos en espejos, cristales, etc…, además de usarse la técnica del desenfocado de la imagen para mostrarnos los brotes psicóticos que sufre periódicamente el protagonista. Y el casi es porque en determinados momentos (dos de los crímenes) pasamos a verlos en tercera persona, pero sin justificar el por qué de este cambio, algo que acaba haciendo cojear el conjunto de la película. Aunque NORA ARNEZEDER esta muy correcta dando réplica a la cámara, dónde falla la película es en el personaje principal: aunque sepamos el por qué de su obsesión, no sabemos qué es lo que desencadena el inicio de los asesinatos, tampoco sabemos nada sobre la muerte de la madre y en ningún momento logramos sentir cercanía alguna con el personaje, lo que nos hace ver con indiferencia la historia y hace que desconectemos de la película a ratos. Y esto se debe a un ELIJAH WOOD que no termina de despegarse de la sombra de FRODO y que parece poco creíble como asesino desquiciado, porque su gestualidad no ha variado desde ESDLA y muchas veces nos parece estar viendo a un Hobbit desquiciado y cubierto de sangre sin carisma alguno.

Tampoco ayuda que sea una película que no huye de los tópicos, algo que no es malo si al menos juega con ellos o los moderniza. Pero aquí simplemente tenemos una sucesión de asesinatos que ya hemos visto multitud de veces y que solo llamarán la atención del aficionado al género por ser muy explícitos en sangre. Todo esto unido a una historia muy morosa en su ritmo hace que MANIAC sea una apuesta fallida dentro del género SLASHER y que solo convencerá a los que busquen más de lo mismo sin ningún tipo de innovación.

 

FRANKENSTEIN´S ARMY.

frankenstiensarmy

 

El mockumentary es uno de los géneros que más juego da y en él podemos encontrarnos con conspiraciones imposibles para dar un golpe de estado, bulos creados por un gobierno o directores de culto  haciéndonos creer que no hemos llegado a la luna o que el origen del cine (y el primer vuelo de la historia) fue realmente en Nueva Zelanda y no donde siempre se nos ha contado. Y es con una película encuadrada en este género con la que RICHARD RAAPHORST se inicia como director de cine partiendo de una premisa sencilla: unos soldados rusos perdidos tras las líneas nazis se topan con un bunker donde el DOCTOR FRANKENSTEIN, bajo ordenes nazis, lleva a cabo sus experimentos.

Un argumento muy sencillo, y que copia a múltiples videojuegos, sirve de mera excusa para mostrarnos los monstruos salidos de la mente del mad doctor de turno. No busquéis grandes caracterizaciones de personajes (todos los actores son desconocidos menos KAREL RODEN, recordado por ser Rasputín en HELLBOY), decorados excelentes, fotografía excelsa ni nada parecido. Todo gira alrededor de los monstruos creados, cada cual es más bizarro que el anterior (genial el que por cabeza tiene un motor de hélice de un avión) y en la forma en que van acabando con los protagonistas, gracias a sus cambios corporales. Así, a una primera media hora en la que los protagonistas deambulan de un lado a otro, le sigue una hora de auténtico festival de locura, diseños excesivos, vísceras, sangre, gritos y planes absurdos. Todo esto podría llevar a una película del montón, pero aquí llega a buen puerto gracias a que la película no se toma en serio a si misma y busca la hilaridad a través del exceso y los tópicos.

Queda, por tanto, una película muy recomendable para los amantes del cine gore que tengan a DOOM como el mejor juego de la historia y que busquen echarse unas risas con los colegas mientras ven con una cerveza en la mano como saltan tripas por toda la pantalla.

 

FRESH MEAT.

Frash meat

 

En los años 80 empezamos a descubrir el cine que nos llegaba de las antípodas y que nos trajo a actores como MEL GIBSON y directores con mucho oficio como TAMAHORI, WEIR o MILLER, cineastas que no pasarán a la historia del cine como genios pero que firman trabajos muy dignos. Y de entre todos ellos destacó un neozelandés gamberro que hacía películas gore y políticamente muy incorrectas: PETER JACKSON, que deslumbro con BAD TASTE y MEET THE FEEBLES. Ahora nos llega una película que sigue su línea de combinar escenas gore con humor absurdo e irreverente y que consigue que no paremos de reír durante toda la película, por muchas mutilaciones que veamos. El culpable de esto es DANNY MULHERON, antiguo colaborador de JACKSON y que, junto a un reparto desconocido por estos lares, nos regala su segunda película.

Y se nota que es amigo de JACKSON porque, además de un humor salvaje, hace que su película gire alrededor de la comida. Si la excusa de BAD TASTE era que los humanos somos excelentes hamburguesas de consumo intergaláctico, aquí la excusa es el descubrimiento por parte de RINA (HANNA TEVITA) de que su familia es caníbal a la vez que su casa se ve asaltada por unos fugitivos a cada cual más estrambótico que el anterior. Y es con estos mimbres con los que MULHERON nos presenta una comedia salvaje que juega con el sexo, la comida, las costumbres ancestrales maoríes y el canibalismo, con gags muy burdos que funcionan por estar fuera de lugar y otros muy sutiles. Los actores cumplen perfectamente los roles que les ha tocado: padre mesiánico, hijo abducido por el padre, madre estrella de los fogones, matón obseso sexual, matón friki de la comida de la madre, secuaz femenina cañón, delincuente-camarero yonki, etc…El grueso de la película transcurre en una única localización y salvo los efectos usados para mostrar las mutilaciones no tiene grandes alardes técnicos, ni los necesita, pues el peso de la historia lo llevan los personajes y un excelente guión.

En definitiva: una película muy divertida, que por momentos nos hace pensar en que estamos ante el hijo bastardo de ARSÉNICO POR COMPASIÓN y BAD TASTE, y que logra que salgamos con una gran sonrisa de la sala de cine.

 

IN FEAR.

Sin título

 

Nos encontramos ante otra ópera prima, esta vez de JEREMY LOVERING, que como credenciales se nos presenta con el primer capítulo de la tercera temporada de SHERLOCK bajo el brazo, y que narra una historia muy simple: una pareja se pierde en un bosque mientras buscan un hotel y empiezan a ser acosados por un psicópata. Una historia sencilla y que, con la ayuda de los actores con los que ha contado para ella, podría haber dado para mucho pero que naufraga por una excesivamente alargada primera parte de casi 45 minutos. En este primer tramo vemos a la pareja protagonista conducir de un lado a otro sin que ocurra nada relevante. Una vez que el psicópata hace acto de aparición y empieza a actuar, la película tampoco remonta por culpa del hastío acumulado y por la falta de carisma del personaje. Sólo mantienen el tipo nuestra pareja de protas acosados: TOM (IAIN DE CAESTECKER), que es el novio y parece ocultar algo (no sabemos qué), y que poco a poco se irá desmoronando; y LUCY (ALICE ENGLERT), que sí nota desde el inicio que algo va mal y que se verá obligada a tomar decisiones duras para su supervivencia. A destacar  la fotografía, que gracias a una luz diurna muy gris hace que el bosque parezca amenazador, y una correcta reproducción de la luz que encontraríamos en un bosque nocturno para hacer agobiante el deambular de la pareja.

A modo de conclusión podemos decir que es una película fallida, lastrada por una historia a la que cuesta engancharse por su falta de sucesos. Cuando sucede algo estamos tan cansados que no interesa (ni siquiera la típica sorpresa final de rigor funciona en este caso).

 

ALMOST HUMAN.

almost1

 

Los años 80 fueron la década de la explosión de los aliens en el cine. ALIEN  EL OCTAVO PASAJERO marcó un punto en el que se pueden catalogar las películas mediante un antes y un después. Tras ella se empezaron a realizar cientos de películas que intentaban combinar a los extraterrestres con toques de terror y sangre (aunque las dos primeras partes de Alien no sean excesivamente explícitas) y aparecieron multitud de subgéneros como los que trataban las invasiones alienígenas sin más, invasiones intracorporales, guerras intergalácticas, comedias, abducciones, dramas, etc…

Y JOE BEGOS, el director de ALMOST HUMAN, ha debido de crecer rodeado de cintas VHS llenas de estas películas porque en su ópera prima como director de largometrajes nos entrega un homenaje cargado de cariño a las películas cutres de extraterrestres que invadían nuestros videoclubs de barrio. Y se nota desde la misma forma de rodar, ya que la fotografía usada nos hace pensar que nos encontramos ante una cinta rodada hace 30 años y por la que los años han pasado mal. La historia es un homenaje a películas como VINIERON DE DENTRO DE… de CRONNENBERG, LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS y LA COSA, tres clásicos del cine de extraterrestres en las que éstos suplantan a los humanos para invadirnos; y como buen homenaje también visita los lugares típicos de este subgénero (copiando incluso algunas escenas de películas más cutres y que buscaban atraer a un publico más juvenil con el sexo bizarro). Para todo esto se ha rodeado de un grupo de actores que cumplen con lo que se pide a este tipo de películas: que sean malos actores, aunque aquí se ha buscado a propósito ya que es imposible imaginar una de estas películas con actuaciones a la altura de Marlon Brando o Sofia Loren.

Así pues, nos queda una película de esas que veíamos con los amigos un sábado por la noche en la casa del que se habían ido sus padres al pueblo y que es altamente recomendable para nostálgicos y todo aquel que quiera saber cómo eran los extraterrestres de los años 80.

 

PIRANHA 3DD.

piranha-3dd-poster

 

De nuevo volvemos a los años 80, esta vez para ver otros géneros instaurados en esa época: las películas de despelote (PORKYS, DESMADRE A LA AMERICANA), donde la protagonista y secundarias se quitaban toda la ropa a la mas mínima excusa. Y también nacieron en esta época las películas que trataban de explotar el éxito de otras: si triunfaba TIBURON, nacían miles de películas que sustituían el escualo por arañas, murciélagos, hormigas, nutrias….y pirañas. Y con estos bichitos de protagonistas nació una película de culto para los amantes del cine trash. De la mezcla de PIRANHA con las películas de despelote nace esta secuela, continuación del remake que realizó ALEXANDRE AJA en 2010, solo que esta vez ocupa el puesto de productor y deja la dirección a JOHN GULAGER, que convierte la película en una comedia sangrienta que se ríe de todos los elementos de este tipo de películas para adolescentes: humor escatológico, pérdidas de virginidad sangrientas, tetas por doquier (y sin excusas tontas), la típica lucha por el amor de la protagonista, etc…Pero lo que verdaderamente atrae la atención en la película es la participación de grandes iconos del cine ochentero: GARY BUSEY en un corto papel en el típico prólogo que toda película de este tipo ha de tener, y CHRISTOPHER LLOYD de nuevo en un papel de científico chiflado (otro rol obligatorio). Pero la verdadera estrella de la función es DAVID HASSELHOFF haciendo de si mismo, como estrella ligona que ya sólo sirve para inaugurar parques y tiendas cutres, y que aquí ha de hacerlo rememorando su papel en LOS VIGILANTES DE LA PLAYA. A HASSELHOFF le corresponden algunas de las mejores frases y situaciones de la película. El resto de actores se limitan a cumplir sus papeles, sólo destacando VING RHAMES en un pequeño pero descacharrante papel que viene directamente de la primera parte y DAVID KOECNER como el padre de la protagonista, un avaro que sólo piensa en hacerse rico sin pensar en quién se lleva por delante.

No esperéis grandes alardes técnicos en la película, que está hecha pensando mucho en el 3D (aunque nosotros vimos su versión 2D) y que basa todo su potencial en unos gags muy bestias, épicas frases absurdas y en la nostalgia por ver viejas glorias del cine y la televisión con las que hemos crecido, y entre las que destaca HASSELHOFF como rey de la función. Queda pues como una película ideal para echarse unas risas mientras te atiborras de palomitas y esperas la siguiente salvajada.

 

FARADAY.

FARADAY POSTER FINAL

 

En España tenemos una larguísima tradición de reírnos de nosotros mismos y de la sociedad que nos rodea a través del humor negro y absurdo. Y FARADAY se inscribe en esta corriente que tiene como máximos referentes a películas como LA ESCOPETA NACIONAL, EL VERDUGO, AMANECE QUE NO ES POCO, LA MARRANA, etc…aunque como veremos no llega a su nivel.

FARADAY es la nueva película de NORBERTO RAMOS DEL VAL y la quinta de toda su carrera tras las cámaras, y que cuenta con guión firmado a cuatro manos por PABLO VÁZQUEZ y JIMINA SABADÚ, que cuenta como principales actores con JAVIER BODALO en el papel de FARADAY, un telépata/telequinético frustrado, y DIANA GÓMEZ como su novia PATI, una bloquera de cupcakes que solo tiene como meta en su vida ser famosa en Internet. Ambos se irán a vivir juntos a un piso encantado. Esta historia nos la presenta NORBERTO, mezclando la historia con entrevistas a los protagonistas, sus amigos y otros que pasaban por allí, haciendo que veamos la historia desde diferentes puntos de vista, aunque lo que busca realmente el director es reírse de la sociedad en la que vivimos, en la que parece que si algo no es tuiteado o posteado en Facebook no existe o no ha ocurrido. Y es precisamente esto lo que da lugar al mejor gag de toda la película: una fiesta en la que todo el mundo que está en ella la tuitea y la comentan entre ellos mismos en vez de darse la vuelta y ponerse a hablar. Algunos de esos tuits son verdaderamente hilarantes. También se ríe la película de todos aquellos que buscan el estrellato en las redes sociales sin haber hecho nada especialmente en la vida real y que miden su ascendencia sobre los demás por el número de seguidores que tienen, utilizando para ello una serie de personajes que parecen exageraciones de la realidad, pero como se suele decir: “la realidad supera a la ficción”.

Una comedia ligera con toques fantásticos que podía haber sido mejor si se hubiera cargado aun más de mala leche, pero que no desagradara a quien la vea. Además podemos disfrutar hacia el final de la misma de un “quién es quien” de tuiter y de los blogs patrios. Intrascendente pero agradable.

 

Desde El Palomitrón os animamos a que no dejéis pasar ninguna de estos títulos, todos ellos interesantes. Os recomendamos también que adoptéis una óptica divertida para gozar al máximo con estas propuestas.

De nuevo queremos agradecer a SyFy el habernos traído hasta nosotros esta películas, muchas  de difícil clasificación y por tanto de muy difícil de acceso a ellas si no es a través de festivales como el SyFy. En cualquier caso anotad las que más os llamen la atención porque es cuestión de tiempo que aparezcan en los catálogos V.O.D.

 

 

Alberto Plumed

No hay comentarios

Dejar una respuesta