Compartir

20th Century Fox ha formalizado sus planes de futuro para la franquicia X-Men. Tras el éxito de Logan el estudio no ha tardado en poner fecha de estreno para la próxima película de la principal saga mutante. X-Men: Dark Phoenix llegará a las salas americanas el 2 de noviembre de 2018. Aún sin fecha en nuestro país, no debería estrenarse lejos del otoño de 2018. Y es que será la tercera película de mutantes que veremos ese año, tras el estreno el 13 de abril de X-Men: Los Nuevos Mutantes y el 1 de Junio de la ansiada secuela de Deadpool.

Tras X-Men: Apocalipsis, esta será la cuarta entrega de la saga protagonizada por Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, James McAvoy y Sophie Turner (entre otros). Todo el elenco habitual volverá para formar parte de Dark Phoenix, uno de los arcos argumentales más conocidos en los cómics que cuenta la transformación de Jean Grey en Fénix Oscura.

La película será el debut en la dirección de Simon Kinberg, que es para el universo X-Men una figura similar a la de Kevin Feige para el Universo de Marvel. Ha participado como productor y/o guionista en la mayoría de películas relacionadas con los mutantes y su peso en el estudio ha ido creciendo hasta debutar ahora como director.

Y para aumentar nuestras ganas, un último fichaje estelar. Jessica Chastain (os lo adelantábamos hace solo unos días) se encuentra en conversaciones para encarnar a Lilandra Neramani, la líder del Imperio Shi’Ar que se encargaría de dar caza a Fénix Oscura. Esperemos que las negociaciones lleguen a buen puerto y podamos ver a Chastain rodeada de mutantes.

Ignasi Muñoz

No hay comentarios

Dejar una respuesta