Compartir

 

vf1ogni1dn70pisdua56603418903df_transparent---temporada-2

 

Se va acercando la Navidad, esa época del año en la que la familia parece cobrar más importancia que nunca. A lo largo de los años, la visión de esta en la televisión ha ido evolucionando y adaptándose a las diferentes realidades que se han ido desdibujando en la sociedad. TRANSPARENT es una producción original de Amazon que trata el tema de la sexualidad en todos sus aspectos y formas, centrándose en las vivencias de la familia Pfefferman, desvelando sus secretos, conflictos, y su reacción frente a la reciente revelación de su padre como transgénero. La serie, dirigida por JILL SOLOWAY (A DOS METROS BAJO TIERRA), vuelve al catálogo de MOVISTAR+ con una segunda temporada, que estará disponible en su totalidad a partir del 12 de diciembre para los usuarios de YOMVI, y ya lo tiene todo para convertirse en una de las mejores series de la historia: una temática inexplorada, personajes atípicos, y una producción que deja en entredicho series de otras productoras de mayor presupuesto.

Lo bonito de TRANSPARENT y de aquellas series que hablan sobre una comunidad tan silenciada y juzgada es que te obliga a enfrentarte a ellas con la mente abierta, dispuesta a conocer otro punto de vista, a olvidar lo previamente conocido y estipulado por la sociedad para centrarnos en una realidad presente en muchos seres humanos. Estamos hablando del tema de la transexualidad, un tema sobre el que se frivoliza, pero cuyos protagonistas son poco escuchados. Pensemos por un momento en cómo sería nacer en un cuerpo del que no te sientes dueño, un cuerpo que te hace sentir incómodo y por el cual te asignan un rol en el que tampoco te reconoces. Algunos culpan a la naturaleza, otros odian a la sociedad. En todo caso, no es el primer conflicto al que el hombre ha tenido que enfrentarse (ni será el último), y muchos artistas, tanto en el cine como en la música, lo han plasmado desde diferentes perspectivas; no podemos olvidar a ALMODÓVAR, amante de lo marginal, y su TACONES LEJANOS, con un jovencísimo MIGUEL BOSÉ travestido, o la canción tan polémica en la época de los 70 del cantante francés AZNAVOUR en la que expone la vida de un artista transexual, Comme ils disent.

 

Jeffrey Tambor plays Maura on the new drama Transparent on Amazon Prime.
Jeffrey Tambor interpreta a Maura en la serie TRANSPARENT de Amazon.

 

El gran acierto de SOLOWAY es crear una obra audiovisual acorde al título: transparente. Un retrato ligero y envolvente que profundiza en la vida de cada personaje, su identidad como ser humano y sus relaciones personales. Más allá de analizar el origen o el porqué, la primera temporada de la serie se centró en los miembros de la familia Pfefferman: sus costumbres, su vida familiar y su visión de la vida y de la sexualidad. Lo importante era entender su psicología para poder comprender su reacción frente al cambio de sexo del padre de familia: el paso de Morton, un hombre condenado toda su vida a esconder su verdadera esencia bajo una fachada masculina, a Maura Pfefferman. Lejos quedaron los juicios y las teorías sobre el tema, ya que JILL SOLOWAY dirige el retrato de un ser humano que, tras más de media vida aparentando ser algo que no es, se libera de la opresión social y empieza a vivir. El papel protagonista es interpretado por el gran actor JEFFREY TAMBOR que, de entre todos los proyectos en los que ha participado, ha sido en LEY Y ORDEN: UNIDAD DE VÍCTIMAS ESPECIALES en el que, curiosamente, ha coincidido con la que se convertiría en su exmujer en la ficción, la actriz JUDITH LIGHT (THE GOOD WIFE), que da vida a la madre de sus tres hijos y que, a pesar de haber sido fuente de conflicto en su relación matrimonial, ahora es uno de los grandes apoyos de Maura en su transformación. La industria televisiva tiene mucha suerte al poder contar con actores tan polifacéticos y experimentados como TAMBOR.  Su papel de víctima de la sociedad, condenado a esconderse, como tantos otros, traspasa la pantalla, y su interpretación está llena de verdad, sentimiento y un gran respeto (no es de extrañar que le haya valido un merecidísimo Globo de Oro, así como también un premio Emmy).

 

pfefferman-transparent-trans-soloway-serie-tv

 

TRANSPARENT es, ante todo, una serie muy humana. Una serie en la que quedan claras las diferencias entre sexo y género en la propia figura del protagonista, que se refiere a sí mismo como ‘lesbiana’, y deja en evidencia la estricta asignación de roles que nos han impuesto desde hace ya unos siglos. TRANSPARENT nos recuerda la importancia de la familia, a pesar de lo que piensa su amiga y compañera transexual Davina (ALEXANDRA BILLINGS, CÓMO DEFENDER A UN ASESINO), ya que, aunque a veces no consigan comprendernos (como es el caso de los hijos del protagonista), se convierten en su principal apoyo y defensa cuando más los necesita. A su vez, ellos necesitan a su padre para construir y comprender su propia vida, y el cambio revelado supone un punto de inflexión en sus existencias; Sarah, la mayor de los Pfefferman, interpretada por AMY LANDECKER (actualmente grabando DOCTOR WHO) que, a pesar haber formado una familia, vuelve a tener sentimientos por una antigua novia de la universidad, Tammy, interpretada por MELORA HARDIN (THE OFFICE US, FALLING SKIES); por otro lado, están Josh, el hermano mediano al que da vida JAY DUPLASS (más conocido por su faceta de productor en series como TOGETHERNESS) y su pasión por las mujeres, y la benjamina Ali, interpretada por GABBY HOFFMANN (GIRLS) que, a pesar de rechazar los cánones de belleza femeninos convencionales, se siente atraída (y mucho) por el sexo opuesto. No sería extraño preguntarse hasta qué punto la sexualidad de los padres influye en la de los hijos, pero es una conclusión a la que el espectador debe llegar por sí mismo. Por su parte, SOLOWAY no lo considera pertinente: sus personajes son humanos (más o menos) responsables, conscientes, libres e imperfectos, sí, pero nada de ello les impide ser felices cuando se dejan ver tal y como son.

 

 

A pesar de ser una comedia, la primera temporada se centró en la salida del armario del protagonista, un tema delicado que explica los tintes tan dramáticos de la serie. Finalizada la introducción a la vida de los Pfefferman, la segunda temporada se avista mucho más ligera y relajada, y con mucho más humor. En el primer capítulo, volvemos a encontrarnos con la familia que ya ha desbancado a la de MODERN FAMILY en la categoría de la más alocada de la pequeña pantalla, esta vez en la boda de Sarah y Tammy. Además, conocemos bien a los personajes y sus particularidades, y disfrutamos con ellas. En este primer episodio el guion es mordaz e irónico, sin perder la característica principal de la serie: su visión caótica y real de la vida como centro de encuentro entre personajes variopintos que forman, entre todos, un mundo bello por su diversidad, tanto en lo bueno como en lo malo.

 

Transparent-Season-2-Youtube-Amazon Studios

 

No nos queda otra que recomendaros TRANSPARENT, una serie que nos recuerda que pecamos de prepotencia, creyendo tener en nuestras manos una verdad que consideramos innata y que (al contrario) nos es impuesta. Pecamos de falta de empatía y de mentes cuadradas, que olvidan que, en materia del sentir, uno no elige y que, aunque así fuera, uno nace libre, y las normas sociales y culturales no deberían atacar la libertad de nadie, bajo ninguna circunstancia. Pero no solo es recomendable por la temática, sino por su duración: capítulos de 30 minutos muy bien repartidos que no tienen nada que envidiar al formato de 45 minutos tan utilizado en la televisión. En definitiva: si dudabais de la capacidad de las artes audiovisuales para reinventarse y crear nuevos contenidos de gran calidad, TRANSPARENT es la prueba de que siempre se puede profundizar un poco más y de que nunca es tarde para cambiar.

 

 

Naomi Barki

 

No hay comentarios