Compartir

vynil-portada-5-motivos-por-los-que-no-puedo-esperar-vinyl-guillem-f-mari-serielizados

El ambicioso proyecto de la HBO que narraba los esfuerzos de una productora con problemas económicos por permanecer en lo más alto de la industria musical de la época ha sido cancelado. Ambientada en los años setenta, Vinyl se centraba en la vida de Richie Finestra (Bobby Cannavale), el director de una discográfica que buscaba en géneros emergentes como el punk, el hip-hop o la música disco la forma de sacar de la bancarrota a su empresa. En un Nueva York salpicado por la droga, los excesos y las tramas policiales, con un reparto de lujo y con la mano oculta de productores como Martin Scorsese, Mick Jagger, Terence Winter y Rich Cohen, lo tenía todo para triunfar, pero algo no acabó de funcionar.

vinyl_serie_de_hbo-1

El primer capítulo de este proyecto arrancó de forma espectacular, con casi dos horas de duración y dirigido por el mismísimo Scorsese. El episodio recordaba a la mejor versión del director: era casi una película en sí mismo y recibió críticas positivas tanto de los espectadores como de la crítica profesional. Después la serie continúa a buen nivel, con buenas interpretaciones de Bobby Cannavale, de Olivia Wilde o James Jagger (hijo de Mick Jagger), pero envolviéndolo todo en un ambiente musical y convirtiéndolo en algo que puede que no sea del agrado de todos los paladares.

Pero a pesar de las buenas críticas, la serie no ha obtenido buenos datos de audiencia, ya que el episodio piloto apenas tuvo 760 000 espectadores en EE.UU., una cifra que descendió hasta el medio millón en los episodios posteriores. El coste del primer episodio fue de treinta millones de dólares, y el de la primera temporada al completo ronda los cien millones, según desveló The Hollywood Reporter. No registraba buenos datos, pero a pesar de ellos el canal HBO decidió renovarla por una segunda temporada, ya que hay series que, a pesar de no ser rentables, dan prestigio a las cadenas, y parecía que Vinyl iba a tener una segunda oportunidad el año que viene.

hbo-vinyl-casting-580x344

Pero sorprendentemente después de la noticia de su continuidad, la cadena apartó a Terence Winter, co-creador, productor ejecutivo, guionista y showrunner del proyecto, debido a diferencias creativas. La HBO pretendía dar un nuevo enfoque a la serie, reseteando el apartado creativo con la inclusión de Scott Z. Burns (El ultimátum de Bourne) y Max Borenstein (Godzilla y la serie Minority Report). Terence Winter ya había trabajado numerosas veces con dicha cadena, puesto que fue el creador de Boardwalk Empire y uno de los guionistas de la prestigiosa Los Soprano, por lo que la decisión fue, cuando menos, sorprendente.

Tras estos cambios de personal y tras meditarlo más en profundidad, la cadena decidió cancelar la segunda temporada. “Obviamente, no ha sido una decisión fácil. Tenemos un enorme respeto por el equipo creativo y el reparto por su duro trabajo y su pasión en este proyecto”, declaró la cadena en su comunicado, zanjando de una vez por todas el tema. El actor de la serie Bo Dietl (El lobo de Wall Street, Boardwalk Empire) se ha pronunciado al respecto recientemente, declarando que el número de productores y el despido de Terence Winter como showrunner habían sido las posibles razones para el fracaso de la serie. También declaró: “Bobby no está en un gran estado de ánimo. Está un poco deprimido, al igual que todos lo estamos […] dispararon a toda la serie en la cabeza”.

vinyl-770x400

Las duras palabras del actor vienen a confirmar el descontento de todo el elenco y de los fans que la habían seguido hasta el final de su primera temporada. Resulta difícil diagnosticar el porqué del fracaso de un proyecto tan ambicioso como este, y con protagonistas de tanto renombre entre sus filas. Podría ser que todos esos elementos no hayan encajado como deberían, sin carburar como se pensaba en un principio, pero las buenas críticas y las buenas notas en diferentes webs de renombre descartan esta posibilidad. Por lo tanto, puede que esta vez la culpa haya sido del espectador, que no ha sabido engancharse a una serie musical, intensa y diferente, que con un estilo irreverente se ha desmarcado de otros dramas con los que competía. Su gran virtud ha sido su condena.

Mikel Iturbe

No hay comentarios