Compartir

maxresdefault (1)

Si aún no conocéis Shameless y las catastróficas desdichas de sus protagonistas, acabamos de iluminaros el camino. Permitidnos presentaros a los Gallagher, una familia formada por seis hijos y, en ocasiones (y cuando se acuerdan), sus irresponsables padres. Shameless no solo es el remake norteamericano de la conocida serie británica del mismo nombre, sino que ha sido nominada a varios premios que reconocen su calidad, además de contar entre su reparto con una plantilla de grandes actores, incluso en papeles secundarios, como es el caso de Joan Cusack o Dermot Mulroney.

Personajes que dan guerra

maxresdefaultPara comprender la dinámica de Shameless, detengámonos un momento en el protagonista y causante de todas las desgracias de la familia: Frank Gallagher, interpretado por el gran William H. Macy, es el carismático cabeza de familia (aunque de manera figurada podríamos decir que serían los pies, en particular el pie izquierdo), un alcohólico, un adicto a la miseria y a todo lo que sea tóxico, tanto sustancias como relaciones. Vive con sus hijos en una casa a las afueras y hace tiempo que delegó su rol de padre en la mayor de la familia, Fiona (Emmy Rossum), que muy pronto tuvo que dejar de lado todos sus sueños y proyecciones de futuro para centrarse en sus hermanos menores. Siguiendo por orden de edad, nos encontramos con Lip (Jeremy Allen White), un joven brillante en los estudios pero poco motivado, seguido por Ian (Cameron Monaghan), un chico muy sensible para su edad. Los más pequeños de la familia son Ethan Cutkosky en el papel de Carl, un pequeño diablo muy creativo cuando se trata de gastar bromas pesadas, Emma Kenney como la pequeña y soñadora Debbie, a la que le encanta cuidar del benjamín (y mulato) de los Gallagher, y Liam (interpretado por los gemelos Blake y Brennan Johnson). Toda una tropa de lo más divertida, aunque claramente caótica. Para no perder la cabeza, Fiona contará con la ayuda de sus amigos y vecinos Verónica y Kevin (Shanola Hampton y Steve Howey), que la apoyarán en las situaciones más irreverentes y extravagantes que le toque vivir.

Comedia de barrio (o cómo reírse de las desgracias ajenas sin sentirse mala persona)

shameless-us-440-s6e8-be-a-good-boy-come-for-grandmaHasta ahora, y visto así, quizá dé la impresión de que se trata de un dramón, una serie cruda y violenta, pero nada más lejos de la realidad: si algo caracteriza a un Gallagher es su capacidad de supervivencia, incluso en las situaciones más rocambolescas, ya que puede presumir de haber heredado la picardía e inteligencia del patriarca, que le permite escapar siempre airoso de cualquier batalla. Esto da lugar a capítulos dinámicos y entretenidos, ya que las intrigas y problemas están a la orden del día. Es especialidad de un Gallagher siempre ir, en la medida de lo posible, al filo de la ley. Esto dará pie a momentos de risa, sorpresa, e incluso momentos incómodos en los que no sabemos si sentir lástima, vergüenza ajena o incluso rabia hacia estos personajes adictos a la adrenalina de (mal) vivir el día a día. Es de las pocas series que eleva los suburbios a cierta clase, con un mensaje muy claro: a pesar de los problemas, todos los días son fiesta en casa de los Gallagher.

Sexo, drogas… y Fiona a punto de un ataque de nervios

maxresdefault (2)Como hemos dicho antes, la mayor de la familia es la responsable de una casa, cinco niños y un padre egoísta e infantil, una vida que sobrelleva como puede, relajando tensiones con múltiples amoríos y ocasionales escapadas que al final siempre complican más su ya de por sí alocada existencia. Pero la primogénita no es la única que usa el sexo y las adicciones como manera de desahogarse: pronto Lip e Ian la seguirán y experimentarán con su sexualidad, dando lugar a muchas escenas subiditas de tono (una pena).

La (impresionante) evolución de los personajes

ShamelessComo suele pasar con series tan largas (la serie de Showtime estrenará su séptima temporada), nos encontramos con la peculiaridad de poder ver crecer a sus personajes, ya no en su papel dentro de la serie, sino físicamente. Así, como está pasando en Juego de tronos con los pequeños Stark, solo hace falta comparar la primera temporada con la última y veremos cómo el paso del tiempo afecta también a nuestros pequeños protagonistas, a los que observamos con nostalgia.

Sin mucho más que decir, solo nos queda recomendaros fervientemente una serie muy canalla, con un mensaje claro de resiliencia, lucha, unión y mucho cachondeo.

LO MEJOR

  • Frank Gallagher: solo con el personaje de William H. Macy sacaríamos una serie entera.
  • Todos los días son fiesta en casa de los Gallagher.
  • La intro.
  • Escandalosa y maravillosamente políticamente incorrecta.

LO PEOR

  • Demasiadas temporadas en las que se podrían obviar tramas secundarias e irrelevantes.

 

Naomi Barki

No hay comentarios