Compartir

wEG1buuTPk0.market_maxres

Para hablar de Fargo es prácticamente imposible no mencionar la película homónima de los hermanos Coen protagonizada por William H. Macy, Steve Buscemi y Frances McDormand. No porque siga el mismo argumento, sino por el género que apareció a partir de la película y que el creador de la serie Noah Hawley ha sabido reinventar: esa comedia negra, de situaciones crudas y violentas tratadas con una banalidad que las vuelve aún más grotescas.

La historia se desarrolla en Bemidji, Minnesotta. Lorne Malvo, un asesino a sueldo (Billy Bob Thornton), conoce al infeliz vendedor de seguros Lester Nygaard (Martin Freeman), quien es eclipsado por la seguridad de su nuevo amigo que acaba convirtiéndose en su salvador y mentor, hasta el punto de encubrirlo por el asesinato de su esposa. Por otro lado, la maravillosa Alison Tolman  retoma el papel que le valió el Oscar a Frances McDormand dando vida a la novata (pero motivada )policía Molly Solverson que, con ayuda del agente de tráfico Gus Grimly (Colin Hanks), investigará los misteriosos asesinatos del antiguo matón del pueblo, la mujer de Nygaard y un compañero policía, y que curiosamente llevan a un denominador común: el propio Nygaard.

Fargo

La primera delicia que nos regala Hawley, guionista y productor del show, es un sinfín de personajes complejos y atípicos elevado por un reparto inigualable, empezando por uno de los asesinos más calculadores y fríos de la televisión. Ante Malvo somos meros espectadores de su particular y sangriento estilo de vida, testigos de una persecución a ciegas donde el asesino controla todo y a todos y acaba desapareciendo sin dejar rastro. Y como todo buen malvado, éste debe tener un aprendiz, y ése será Nygaard, el aburrido y mediocre oficinista que encontrará en su nuevo amigo una manera de huir de su monótona vida. La encargada de dar con los culpables será la perspicaz Molly, que borda su papel de némesis compitiendo en ingenio e inteligencia contra un asesino fantasma.

Otra característica que ambas película y serie tienen es el ambiente frío e inhóspito. La vida transcurre en mitad de la nada, rodeados de campo nevado y desértico, lo que vuelve aún más misteriosa la presencia de un asesino a sueldo. La nieve también supone un efecto visual por el contraste con la sangre, consiguiendo planos inquietantes, muy del estilo Coen, lo que no extraña cuando sabemos que ambos hermanos participaron en el proyecto como productores.

fargo-ep10_2949688b

 

LO MEJOR

  • Fargo es una tragicomedia tintada de humor negro, una crítica a la moralidad, alternando entre la visión de dentro y fuera de un sistema corrupto y que nos muestra una entrada a un Estados Unidos más rural, con más carencias y más humano.
  • En 10 capítulos consigue plantearnos una historia compleja, con escenas imborrables que ya son parte de la historia de la televisión y actuaciones que bien valieron nominaciones a Emmys y Globos de Oro a Tolman, Hanks, Thornton y Freeman,  y un Globo de Oro a Thornton por su papel protagonista, además de varios premios a la dirección y al guión.

LO PEOR

  • Corta. La serie roza tanto la perfección que nos sabe a poco y la espera para la segunda temporada (de la que, por cierto, ya tenemos confirmados dos actores, Kirsten Dunst y Jesse Plemons, conocido por su papel de Todd en Breaking Bad) se nos está haciendo eterna.

 

 

Naomi Barki 

No hay comentarios