Compartir

Urban Hymn - Leanne - El Palomitrón¿Conocéis la fórmula de un profesor nuevo que llega a una escuela conflictiva, al que le toca la clase más difícil de todas, aquella con la que todo el mundo se ha dado por vencido, pero decide transgredir el sistema e intenta sacar lo mejor de cada alumno, verdad? Antonio Banderas lo consiguió bailando en Déjate llevar y Gérard Jugnot con el canto en Los chicos del coro. Michael Caton-Jones (Disparando a perros, Vida de este chico) dirige una película que consigue desenvolverse muy bien dentro de este subgénero: Jamie Harrison (Letitia Wright) y Leanne Dixon (Isabella Laughland) viven en un centro de acogida. Las dos chicas, inseparables, delinquen continuamente pese a numerosos encontronazos con la policía. Kate Linton (Shirley Henderson, Trainspotting) decide tomar un nuevo rumbo en su vida y sumergirse en el trabajo de educadora social en el centro Alpha House, donde conocerá a Jamie y Leanne. Kate le ofrecerá a Jamie la oportunidad de dejar el mal camino y distanciarse de Leanne para luchar por una carrera musical.

Urban Hymn - Jamie cantando - El Palomitrón

Con una premisa sencilla, Urban Hymn nos ofrece una historia calmada pero que no pierde ritmo. Con un crescendo suave que nos acompaña hasta la escena final, es cierto que carece de giros inesperados de guion o explosiones argumentales. Aunque en realidad tampoco parece aspirar a ello. Entre las actuaciones, destacan las tres actrices principales, que llevan la mayor parte del peso argumental. Shirley Henderson encarna a un personaje muy introspectivo, comedido pero intenso. Su pasado la une mucho al personaje de Letitia Wright, quien interpreta muy bien a una adolescente que se hace camino en la vida para romper la barrera de la adultez. Por último, Isabella Laughland es Leanne, la más salvaje de la película, con un tratamiento muy notable, consigue hacernos dudar entre si su personaje es redondo o, en cambio, se mantiene plano.

Urban Hymn - Leanne pelea - El Palomitrón

A las interpretaciones se suma una banda sonora muy bien escogida, tanto la que da vida al argumento como la que sirve de acompañamiento. La bonita voz de Letitia Wright invita a solucionarle los problemas a su personaje y conseguirle un contrato con algún sello discográfico de renombre. Es en alguna de las actuaciones musicales de Jamie donde la fotografía destaca con fondos negros y juegos de luces en el escenario. En cambio, en el resto de la película ni sorprende ni arriesga, siendo simplemente aceptable, como tampoco lo hacen el resto de actuaciones, que pasan prácticamente desapercibidas, incluida la del marido de Kate (Steven Mackintosh, Lock & Stock), con quien nos cuesta empatizar, aunque en ciertos momentos del filme sea evidente que es lo que se pretende.

Urban Hymn - Kate - El Palomitrón

Estamos entonces ante una película de propósito humilde y que consigue conquistarnos como espectadores, sobre todo más por su argumento y sus tres actuaciones principales que por los aspectos técnicos. Revisita una fórmula usada hasta la saciedad, pero lo hace de manera muy efectiva, consiguiendo despertarnos empatía. La inverosimilitud de algunas de las películas de este subgénero no tiene cabida en Urban Hymn, que nos invita a tenderle la mano al incomprendido, que consigue que nuestro ojo se vuelva más crítico con lo que nos rodea, pues, como sabemos, una misma historia puede tener diversas lecturas. Puede que lo que más nos duela es que el guion es muy evidente en todo momento, sobre todo porque la estructura sí que está masticada hasta la saciedad en el cine. ¿Qué estructura? El viaje del héroe, aunque es cierto que está llevado de forma curiosa, porque aquí no hay ni espadas láser ni un anillo que destruir.

En resumen, una película que, sorprendentemente, gustará, pese a su apuesta poco arriesgada. Por cierto, hace algunos meses Letitia Wright anunciaba su retirada del mundo del cine por un encuentro con Jesucristo, donde este le dijo que no le dedicara más tiempo. Por suerte para los que sepan apreciarla en esta película, ha decidido volver al cine y ya está rodando Pantera Negra, de Marvel Studios, uno de los estrenos más esperados de 2018.

LO MEJOR:

  • La actuación de las tres artistas principales.
  • La voz de Letitia Wright y el resto de la banda sonora.
  • La fuerza de un mensaje sencillo…

LO PEOR:

  • … aunque poco arriesgado. Quien busque grandes giros de guion, no los encontrará.
  • Las actuaciones de los secundarios (o bien no funcionan, o bien carecen de importancia).
  • Pocos detalles técnicos que resalten.

 

Eloy Rojano

No hay comentarios

Dejar una respuesta