Compartir

 

una noche para sobrevivir. Lo ultimo de liam neeson en el palomitron

 

Aunque su estreno es inminente en Estados Unidos, UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR no llegará a nuestras carteleras hasta el próximo 17 de abril, tiempo más que suficiente para que todos nos vayamos preparando para encarar otra cinta de acción protagonizada por LIAM NEESON, uno de los nuevos abanderados del cine de acción de Hollywood, ese que presenta a cincuentones repartiendo estopa con un desparpajo que para si quisieran muchos adolescentes.

UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR vuelve a plantear una situación que al aficionado del cine de acción que Hollywood está exportando en estos últimos años le resultará demasiado familiar. Un veterano mercenario perseguido por los recuerdos de un pasado muy violento (nos podemos imaginar que las ha líado muy serias) y cuyo único refugio es el whisky se verá entre la espada y la pared cuando su hijo Jimmy se convierta en objetivo. Es entonces cuando tendrá que decidir si sigue siendo fiel a su familia de criminales de toda la vida, o por el contrario ponerse del lado de su hijo, con el que no tiene apenas contacto, y salvar así a su auténtica familia.

 

unanoche2

 

Pese a lo manido del argumento, UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR juega la baza de desarrollarse en una sola noche, un punto a favor de la cinta que puede traducirse en un ejercicio de acción con un ritmo bastante notable. Y si tenemos en cuenta que tras la cámara está JAUME COLLET SERRA, que ya dirigió a LIAM NEESON en SIN IDENTIDAD (de lo mejorcito que ha firmado el actor en los últimos años) y en la reciente NON STOP (estrenada por estas fechas el año pasado), pues la cinta puede ganar de entrada algunos puntos.

En el reparto, y siempre secundando a LIAM NEESON, estarán JOEL KINNAMAN (su cara os sonará por haber interpretadoa  Murphy en el último ROBOCOP, de JOSÉ PADILHA), ED HARRIS y VINCENT D´ONOFRIO. A destacar la presencia también del rapero COMMON, al que acabamos de ver ganar un Oscar junto a JOHN LEGEND por su tema “Glory”, de SELMA.

Poco más de un mes de espera para que UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR llegue a carteleras y comprobar si COLLET-SERRA sigue salvando los muebles en un género cuyo mayor lastre sigue siguen siendo los guiones.

 

 

 

LIAM NEESON: ¿EL NUEVO REY DE LA ACCIÓN?

TAKEN 2

 

En los últimos años la carrera del actor norirlandés ha experimentado un giro de 180º abandonando el eclecticismo al que nos tenía acostumbrados, y que le permitió trabajar junto a algunos de los mejores directores del momento, en la década de los noventa e inicios de 2000.

En los  últimos diez años LIAM NEESON ha cambiado radicalmente su registro abrazando el cine de acción, en uno de los giros de carrera más desafortunados del cine moderno. De sus brillantes trabajos en títulos como LA LISTA DE SCHINDLER, NEILL, ROB ROY, MICHAL COLLINS, K-19: THE WIDOWMAKER o GANGS OF NEW YORK prácticamante no queda ni rastro. El nuevo LIAM es un actor volcado con el cine de acción en uno de los peores momentos para el género, en el que las nuevas ideas o las soluciones originales brillan por su ausencia. La saga VENGANZA, cuyas dos últimas partes no hay por dónde cogerlas, o títulos como INFIERNO BLANCO, bastante aburrida en su conjunto, y la reciente CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS  avalan el desgaste de una fórmula que cada vez tiene menos sitio en un género que parece sufrir la misma crisis que atraviesan sus personajes, cada vez más desfasados, predictivos y agotados. Tan agotados como el público, que  una y otra vez revive la misma historia de Ex militar, Ex policia o Ex criminal envuelto forzosamente en una última misión que le otorgará la llave de la redención, bien sea con su pasado bien sea con sus seres queridos. Una y otra vez la misma excusa para abrir el grifo de las amenazas, las carreras, las patadas y las explosiones. Un género en el que sólo algunos aciertos puntuales y aislados en la dirección, en el mejor de los casos, pueden hacer que el producto brille con luz propia.

Nos queda tener un poco de fe en el actor (o en su agente) para que éste recupere la interesante carrera que marcó sus inicios, algo que quizá, y gracias a dios, no quede muy lejos, y que dependerá en gran medida de su aportación en las próximas UN MONSTRUO VIENE A VERME (JUAN ANTONIO BAYONA, 2016) y SILENCE (MARTIN SCORSESE, 2016).

 

Alfonso Caro

No hay comentarios