Compartir

 

Estoy seguro de serían risas en 3d lo que un servidor oiría si afinase el oido mientras da un paseo por la meca del cine, o por cualquier despacho de las MAJORS que colocan sus productos 3d en nuestras carteleras.

 

JAMES CAMERON estrenó en 2009 AVATAR. Este canadiense, nos guste más o menos, siempre ha destacado por ser uno de los máximos responsables de la innovación tecnológica en el cine de entretenimiento de los últimos 30 años. con el estreno de AVATAR volvió a desmarcarse del resto de sus colegas presentando un filme rodado íntegramente en 3d, usando unas cámaras especiales, carísimas, y enormes, que el gigante japonés panasonic puso a su disposición. El resultado es que AVATAR se convirtió en la películamás taquillera de la historia amasando cerca de 2.800 millones de euros en todo el mundo. Este pelotazo sacudió todas las esferas de hollywood, tan necesitado desde hace tantos años de ideas y creatividad, como de dinero.

 

Todos aquellos  que desde hace tiempo entienden el cine comercial como una consecución de remakes, adaptaciones, secuelas, precuelas, reboots, spin offs (en otro momento hablaremos qué es cada cosa en este festival de caradurismo) volvieron a sentir de nuevo ataques de ansiedad al imaginar la cantidad de millones que se podían ingresar en taquilla aplicando la tecnología 3d que CAMERON presentó al mundo con AVATAR. Esto supuso el pistoletazo de salida para la invasión en los multicines de filmes tan mediocres como siempre que prometían (y siguen prometiendo a día de hoy) una experiencia 3d.

 

En los últimos tres años el 60% de las películas que han reinado en la taquilla se han estrenado en 3d, aunque la experiencia 3d deja mucho que desear en la mayoría de los casos. Para entender por qué pasa esto me pongo en vuestro lugar y respondo preguntas que más de uno nos hemos hecho más de una vez:

 

  • ¿En qué se diferencia el 3d de AVATAR, y unas pocas más, del resto de 3d?  AVATAR, SPIDERMAN, TINTÍN, o PIRATAS 4 han sido rodadas con cámaras 3d y el resto de películas han sido filmadas en 2d.

 

  • ¿Por qué no se han rodado el resto de películas en 3d?  Las cámaras 3d son carísimas, los tiempos de rodaje se prolongan debido a que éstas cámaras son notablemente más pesadas y grandes, lo que ralentiza el rodaje y condena a los directores  más mediocres en las escenas de acción.

 

 

  • ¿Si se han rodado en 2d, cómo es posible que lleguen a las salas en formato 3d?  Las películas originales son tratadas en post-producción para conseguir un efecto de profundidad en cada fotograma, a través de un proceso engorroso y lento que usa máscaras y modelos en 3d del original para conseguir el efecto 3d.

 

 

  • ¿Quién hace este proceso?  Las productoras contratan empresas especializadas, la mayor parte de ellas ubicadas en India y China. Normalmente este proceso dura 8 semanas.

 

  • ¿Es rentable este proceso? Tremendamente rentable, ya que este proceso viene a costar a la productora unos 100.000€ por minuto convertido, es decir, que la conversión de 2d a 3d viene a costar de media unos 5.000.000€ (aquí tenemos que tener en cuenta que normalmente no se convierte una película entera, sino sólo las escenas que son propicias para este formato) Si tenemos en cuenta que el incremento de la entrada suele ser del 30%!!! a mínimo que hagamos algunas cuentas nos daremos cuenta de que un aumentar el presupuesto de estas películas en 5.000.000€ (la mayoría superan holgadamente los 100.000.000€) no es rentable, es un gol histórico. Si alguien se hace un lío es conveniente recalcar que hablamos de películas que generan normalmente, como mínimo, más de 200.000.000€  en taquillas mundiales, con lo que aumentar  el precio de la entrada en un 30% suma un beneficio extra mareante que convierte la inversión antes citada en la conversión, en poco más que una propinilla…

 

No obstante es oportuno recordar que cada uno es libre de disponer su dinero a los fines más absurdos o abyectos, hay incluso consumidores que guiados por oscuras voces en su interior compran televisores 3d… Lo que no es tolerable, y lo que a un servidor le jode especialmente es que muchas veces uno va al cine y se encuentra con que la única maldita copia que hay en la sala está en el maldito formato 3d de conversión, con lo que a uno ya le han reventado la sesión. Lo peor es que a veces no queda otra que entrar y pasar por el aro, con mala cara claro; mala cara que se convierte en mueca de ira cuando se apagan las luces, comienza el fime, y uno vuelve a oir las risas de los caraduras-mediocres en su interior según avanza la tomadura de pelo.

 

 

Compartir
Artículo anteriorPETER JACKSON CONFIRMA QUE EL HOBBIT SERÁ UNA TRILOGÍA
Artículo siguienteMERCENARIOS 2
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta