Compartir

Jeffrey Tambor Transparent El Palomitrón

La premisa de esta serie siempre había sido el cambio, el proceso que el padre de los Pfefferman había llevado a cabo al anunciar que quería ser/que se sentía mujer. Sin embargo, esto desató una búsqueda personal e individual en cada miembro de la familia que, lejos de encontrar su propia identidad con el paso de las temporadas, se pierden en sí mismos un poco más.

La serie de Amazon Studios, dirigida por Jill Soloway (I Love Dick) y Nisha Ganatra y protagonizada por el multipremiado Jeffrey Tambor (Arrested Development), estrenará su cuarta temporada el 23 de septiembre en Movistar+. Como con las temporadas anteriores, el sábado 23 podremos disfrutar de un maratón de la nueva temporada y, bajo demanda, se encontrarán las tres anteriores.

Transparent y la infelicidad de ser uno mismo

Transparent Temporada 3 El Palomitrón

Maura (Jeffrey Tambor) comienza esta temporada sintiendo una infelicidad injustificable. Decidida a completar su transición y convertirse físicamente en mujer, analiza su vida y, a pesar de tenerlo todo, no es feliz. Esta situación la lleva a un deseo desacerbado por prestar ayuda a los demás, fracasando estrepitosamente en el intento. Esta búsqueda de su propia felicidad lo lleva a un egoísmo inaguantable para todos los que le rodean: su familia, su pareja y sus amigas se han cansado de escuchar qué es lo que quiere Maura, cómo se siente Maura y lo desdichada que es Maura.

Todos buscan su lugar

Los Pfefferman Transparent El palomitrón

Los Pfefferman sufren todos del mismo mal: caprichosos y egoístas, buscan su camino y pretenden encontrar la felicidad, pero no se detienen demasiado a pensar qué quieren sus seres queridos. Josh (Jay Duplass) pierde a un ser querido y cree que convertirse al cristianismo es el camino; Sarah (Amy Landecker) cree haber encontrado la salvación a sus problemas en una mezcla de celebraciones judías por el día y sesiones sadomasoquistas de noche; Alex (Gaby Hoffmann) ha encontrado un tema para su tesis doctoral, lo que la aleja de su actual pareja. ¿Y qué ocurre con Shelly (Judith Light), la madre de los Pfefferman? ¿Quién le pregunta qué es lo que quiere? ¿Quién se asegura de que está bien? Esta temporada nos ofrece la posibilidad de conocer a esta mujer un poco más, lo que nos lleva a admirarla todavía más.

Modos de expresión

Shelly Transparent El Plaomitrón

Resulta curioso cómo en esta serie la religión es un buen canal de liberación. Las religiones suelen ser intransigentes y bastante claras con respecto a lo diferente, a lo que se salga de la norma; sin embargo, esta serie acaba por transformarlas en lo que realmente deberían ser: un modo de expresión, una vía para la búsqueda de la felicidad, una guía en esta vida, que ayude y no condicione. Josh lidia con el dolor y su nueva condición de cristiano, y Maura decide que, si ella se siente mujer, su ropa y su figura dan lo mismo, porque la transición ya se ha llevado a cabo dentro de ella. Pero todo esto se consigue en un capítulo final en el que Shelly les da a todos una lección a ritmo de Alanis Morissette.

¿Qué nos depara la cuarta temporada? ¿Qué hará ahora Maura que su cuerpo no ha cambiado? ¿Tendrá Shelly la oportunidad de expresarse con su familia? Aquí os dejamos el tráiler para despejar algunas dudas antes del día 23 de septiembre, cuando se estrenará en Movistar+.

Lorena Rodríguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta