Compartir

michonne

 

NOS CAZARÁN, NOS ENCONTRARÁN.

Más de cuatro años han pasado desde que vimos a Rick (sin barba) aparecer en la pequeña pantalla. Un sheriff que tras varias semanas en coma despierta en un mundo en el que la mayor parte de la población está infectada por una epidemia zombie. Aunque en toda la serie no los escucharéis nombrar así, aquí preferimos ser políticamente correctos y los llamamos “caminantes” o “walkers”. Desde el momento en el que Rick despierta y abandona el hospital en el que se encuentra seremos testigo de la lucha por la propia supervivencia y la de su grupo. Pronto se darán cuenta de que los caminantes no son los únicos que representan un peligro.

The Walking Dead se emite en América desde el canal AMC y en España corre a cargo de la FOX. La serie está basada en el cómic homónimo creado por Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard, y producida y creada para la televisión por FRANK DARABONT (que nunca ha termiando de desligarse por completo de la serie). Desde su emisión en octubre de 2010 hemos recorrido muchos kilómetros con sus personajes, buscando un lugar seguro donde establecerse. Y el cierre de temporada plantea esta posibilidad. Aunque como vimos en las anteriores, ningún sitio es seguro durante mucho tiempo.

Estas son las claves de este final de temporada (ojo que con los spoilers para los que aún no habéis llegado hasta aquí):

 

1. Todo empieza con Morgan

morgan

 

Morgan sí, ese personaje que ayuda a Rick y Carl en la primera temporada y del que más de uno esperábamos su reaparición. Porque aquí hasta que no se convierten en caminantes no se da por perdido a nadie. Una vez más, a través de dos desconocidos que se encuentran, se muestra como el apocalipsis ha privado a los supervivientes de las costumbres más humanas. Conocer a alguien y charlar ocurre cada muchas semanas y a veces no en las condiciones más propicias cuando unos están cazando a otros, tal y como le cuenta el desconocido con la W en la frente a Morgan. Así es como averiguamos el modo en el que dos caminantes con la W terminan encerrados en un coche cuando el grupo de Rick los encuentra.

 

2. Terminus dejó huella.

En el arranque de la temporada veíamos como el grupo confía en unos extraños que abren sus puertas y les ofrecen un lugar “seguro” para quedarse. Pues no. Rick ya lo sabe y aunque sus más fieles aliados, Glenn y Michonne, no están plenamente de acuerdo, él no se rinde y cree que en cualquier momento la comunidad de Deanna se la va a jugar. Pruebas de ello han tenido. A todos se nos revuelven las tripas al recordar al pobre Noah. Y no olvidemos que la muerte de Beth arraigó aún más la idea de no fiarse de ningún ser humano. Maggie, en cambio, quizá cansada de pelear, se muestra más conciliadora y parece casi la mano derecha de la presidenta de la comunidad (ya la quisiera Juan Cuesta para él).

 

3. W

Daryl

 

Daryl y Aaron siguen buscando supervivientes para llevarlos con ellos y se nos ofrecen más pistas sobre los caminantes marcados con la W. Será seguramente ésta una de las claves que se resolverán en la próxima temporada y que ocupará gran parte de la trama central. De momento solo sabemos que hay alguien que se dedica a marcar a humanos para que sean cazados y después usarlos como trampas. Y es aquí cuando vivimos una de las mejores escenas del capítulo, e incluso de la temporada. Rodeados de caminantes, por fin Morgan se reencuentra con alguien que conoce a Rick, y es por ello que los acompaña hasta la comunidad, a pesar de negarse en un comienzo.

 

4. Personajes que no hay que pasar desapercibidos.

Sasha y su ataque de locura, recostándose entre caminantes. En fin, que poco más y nos deja sin el cura. Aunque bien merecido lo tendría por dejar la verja abierta y poner a todos en peligro. No nos podemos olvidar de Carol, que entre sus modelitos de mujer acomodada y su manera de aterrorizar a los niños deja como siempre el listón bien alto. Mención propia también merece Carl; la mayoría de recuerdos que conserva el pobre chaval son a partir del apocalipsis y claro, no sabe lo que es relacionarse entre iguales, estar con una chica o hacer los deberes. Una de cal y otra de arena majo.

 

5. La civilización empieza cuando dejamos de correr.

Pero Glenn no deja de hacerlo mientras le persiguen y todos con el corazón en un puño. Personalmente es de nuestros personajes favoritos, fiel a Rick pero con la mente más fría para ciertas cosas. Mientras, Rick (buen discurso el que nos ofrece) y los demás están a punto de decidir su suerte: quedarse y olvidarse de huir o rebelarse y llevarse las armas. Cuando el ambiente se puede cortar con la espada de Michonne aparece el marido de la rubia que le gusta a Rick y mata al marido de Deanne. Es entonces cuando ésta cede a lo que Rick quería hacer desde hace mucho y le da la orden de matarlo.

 

6. Todo termina con Morgan.

Rick

 

Daryl y Aaron regresan con Morgan y deciden entrar justo para que este último vea como Rick acaba con la vida de un hombre, rodeado de personas que no hacen nada por impedirlo. Veremos cómo reacciona Morgan en la siguiente temporada pero más preocupante son las fotos que unos desconocidos observan, en las que se ve a Rick, Carl y parte de la comunidad en la que viven ahora.

Sin duda ha sido un buen capítulo de cierre, pero bajo nuestra opinión no sirve para redimir el bajo nivel que ha tenido esta temporada, sobre todo en su primera mitad. Por otra parte, siempre saben cómo dejarnos con la miel en los labios para que, a pesar de todo, continuemos viendo la serie. Nosotros desde luego no nos perderemos la próxima hornada de zombies, esto… caminantes.

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido este cierre de temporada? ¡contadnos!

 

Carmen Amaro

No hay comentarios

Dejar una respuesta