Compartir

Rick y Michonne The Walking Dead El Palomitrón

Tras la “crónica de una muerte anunciada” que supuso el retorno de The Walking Dead, en esta ocasión hemos encontrado un capítulo de los que podríamos considerar prácticamente de relleno. Y es algo que debería inquietar a los seguidores de la ficción, ya que el guion está firmado por Angela Kang, la ya confirmada showrunner de la próxima temporada. La historia sigue estancada y los personajes sin avanzar, solo dando vueltas sobre sí mismos. Aquí glosamos la entrega de esta semana.

Atención: Contiene spoilers

Esta semana se siguen las peripecias de varios personajes justo después de la muerte de Carl, narrado todo de forma independiente y por bloques. Empezamos con Michonne, que está profundamente impactada por el fallecimiento del chico e intenta mantener su recuerdo (en forma de un cenador en el que solía pasar el tiempo) incluso poniendo en peligro su propia vida. Después, en una furgoneta junto a Rick, le pedirá a su pareja leer las cartas del difunto, y se sorprenderán al encontrar una para el mismísimo Negan.

En el cuartel de los Salvadores, Negan habla con Simon; le dice que haga una visita al Basurero para poner en su sitio a Jadis, y discutirán por sus distintas posturas ante todo lo ocurrido. Justo entonces reciben un envío de Hilltop: uno de los suyos ya convertido en caminante y un aviso para que los dejen en paz. Pasaremos a ver cómo siguen Enid y Aaron (¿alguien se acordaba de ellos?), que se metieron en un lío con la comunidad de Oceanside al matar a su líder. De forma sorpresiva, son liberados, pero, a pesar de las peticiones de la chica, siguen sin querer formar parte de la guerra. Aaron le pedirá a Enid que vuelva a casa, mientras que él intentará convencer al grupo de mujeres para que se unan a su causa.

Enid y Aaron The Walking Dead El Palomitrón

La parte más emocionante del episodio es la del Basurero. Allí, Jadis recibe a Simon, con el que intenta congraciarse entregándole las armas y solicitando volver a sellar un pacto. Pero a este no le parece bastante y masacra a todos los compañeros de la mujer, algo que expresamente le había prohibido Negan. Cuando Rick y Michonne llegan al lugar, se encuentran con los caminantes y a Jadis sobre una montaña de basura, donde la dejarán de nuevo sola. La mujer se recompone y dirige a los que antaño fueron sus amigos a una trituradora de basura. Su expresión tras este acto es extraño: puede que le haya afectado a un nivel que ni podemos imaginar.

Jadis corriendo The Walking Dead El Palomitrón

En el último bloque somos testigos de las mentiras de Simon a Negan, y de cómo intenta encubrir su actuación en el Basurero. Justo en ese momento, el jefe de los Salvadores recibe una llamada por walkie talkie de Rick. Se enterará de la muerte de Carl, algo que le afecta, e intentará convencer a su padre de que deje las armas. Rick le cuenta lo de las cartas y le dice que el chico quería que hubiera paz entre ambos grupos; sin embargo, tras echarse ambos en cara esa muerte, se vuelven a amenazar y a jurar venganza.

Negan mosqueado The Walking Dead El Palomitrón

Aunque podemos destacar la traición del acólito de Negan, el momento casquería y (se ve venir) la pérdida de la cordura de Janis, el resto ha sido otro ladrillo más de agobio y cansinez, y el muro ya es bastante alto. Como hemos comentado en otras ocasiones, los personajes dan giros sobre sí mismos (ahora paz, ahora guerra; ahora violento, ahora pacífico). Se habla del fin de la guerra de forma constante, pero solo vemos batallas muy largas que afianzan un statu quo que está siendo intolerable y una tomadura de pelo al espectador. ¿Dónde podemos encontrar un puntito de esperanza? Quizá en un cambio de roles. ¿Y si el villano más malvado es ahora Rick, cegado por su cólera y dolor? Es lo que parece dejar en el aire Negan cuando le acusa de ser él el que provoca la muerte de su hijo por no ceñirse a los pactos. Por otro lado, tenemos a una líder de los Basureros que ha perdido a sus seguidores y que puede irrumpir, en algún momento, como elemento desestabilizador y violento. Esos son nuestros deseos, para darle cierto aire fresco a la temporada, pero por el momento solo observamos sin demasiadas expectativas. ¡Qué mal todo, Rick!

 Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.