Compartir

Jesus y Maggie aburridos The Walking Dead El Palomitron

A falta de dos capítulos para el final de la temporada de The Walking Dead, podemos afirmar que este es el peor ciclo hasta el momento. Y que no nos parecerá extraño que muchos de sus espectadores se bajen de ella, porque nada parece mejorar. Sigue cayendo montaña abajo, con leves frenazos, como contamos aquí, que nos hacen pensar que algo va a cambiar; entonces llega una nueva entrega como la de esta semana y volvemos a preguntarnos en qué están pensando. Analizamos lo que ha pasado a continuación.

Atención: Contiene spoilers


Maggie y su cuchillo The Walking Dead El Palomitron
En Hilltop, Maggie dirige las lecciones a los que han decidido unirse para luchar contra los Salvadores, mientras Gregory observa como va perdiendo su parcela de poder. También está por allí Daryl, que no es capaz ni de mirar a su compañera, pues se sigue culpando por la muerte de Glenn. Aparecerá Rosita (ya sabemos que recluta a Sasha para tratar de acabar con Negan). Cuando esta última va a coger unas balas, es pillada por Enid y Jesus, que parecen convencerla para que hable con Maggie antes de hacer cualquier locura. En ese momento suena la alarma: los Salvadores están a punto de llegar.

Clase de cuchillos The Walking Dead El Palomitron

Hay desbandada en Hilltop: Sasha aprovecha para escapar con Rosita del recinto, y Maggie y Daryl se esconden en un almacén. Los Salvadores harán lo de siempre, amenazar y llevarse lo que quieren; esta vez capitaneados por Simon, que juega con el cobarde de Gregory sin compasión y deja a la colonia sin su médico (recordemos que Negan mató al suyo en un capítulo anterior). Durante este tiempo, Daryl no ha tenido más remedio que sincerarse con Maggie y esta le ha dicho lo mucho que le apreciaba su difunta pareja y que todo está bien entre ellos. Por fin, los de Negan se marchan con su nuevo rehén.

Sasha y Rosita aburridas The Walking Dead El Palomitron

Rosita y Sasha han llegado hasta las cercanías del cuartel general de los Salvadores y han tomado posición de francotirador. En cuanto Negan se ponga a tiro, acabarán con él. Pero la cosa no resulta tan fácil, y no solo no tienen una buena oportunidad, sino que se dan cuenta de que Eugene está trabajando para el enemigo. Durante la noche intentarán liberarlo, pero este se niega a marchar con ellas. Entonces, Sasha entra en el recinto y deja fuera a Rosita. Ella va a vengar a Abraham y a liberar a todos del yugo de Negan.

Daryl aburrido The Walking Dead El PalomitronUn capítulo prescindible totalmente, y no es el primero que nos encontramos así en esta temporada. Rosita sigue siendo un lastre, en Hilltop no se ha contado nada que no supiéramos o intuyéramos ya… ¿Gregory hará algo para bien o para mal? Parece solo una marioneta que aparece para crear tensión, pero solo se estresa a sí mismo, porque lo que es al espectador, como que le da bastante igual. ¿Nadie se ha dado cuenta de que Simon es una mala copia de Negan? ¿Es que los responsables de la serie no han podido dotar de cierta personalidad al personaje? Resulta hasta grotesco, como si hubiera llevado el “Yo soy Negan” hasta sus últimas consecuencias. ¿Y para qué han incluido a Enid y a Jesus? ¿Para recordar que están ahí? Precisamente dos personajes que podían dar juego están siendo totalmente desaprovechados.

¿Qué han hecho con nuestra serie? Nos lo preguntamos cada día de emisión y no encontramos respuesta. El exceso de personajes, las tramas aburridas, los capítulos sin interés… están matando The Walking Dead a un ritmo pasmoso. Leer nuevas declaraciones de Scott Gimple, showrunner de la serie, en las que comentaba la posibilidad de ampliar hasta en otras siete temporadas la ficción, nos dejó estupefactos. ¿Será que no está viendo su propio producto? ¿Es que está tan metido en la serie que no puede ser realmente objetivo? Ya estamos al final del segundo tiempo y la serie va perdiendo por goleada. Seguimos esperando eso que nos deje sobrecogidos y fascinados al mismo tiempo, y que tanto se nos ha prometido para el final, ¿pero será suficiente? Lo sentimos mucho Rick, pero nuestra confianza está bajo mínimos.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta