Compartir

En pleno apogeo de cintas de superhéroes presentes (Wonder Woman, Spider-Man: Homecoming) y venideras (Thor Ragnarok, Justice League, Black Panther, Infinity War), llega de la mano de Netflix la “iniciativa Defensores” para demostrar que la lucha contra el bien no necesita (exclusivamente) de una sala de cine. Con Daredevil, la plataforma de entretenimiento no solo dio al diablo de la Cocina del Infierno la digna representación que merecía, sino que puso el primer granito de arena que abriría camino a los no tan conocidos Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist, cuyas series individuales acabarían convergiendo en el evento The Defenders.

No es la primera vez que se hacen crossovers superheroicos fuera del cine. DC ya lo ha hecho puntualmente con sus series de The CW: Arrow, The Flash y Supergirl. E incluso con una serie propia: Legends of Tomorrow. Con Marvel ha tardado más en suceder. El UCM (Universo Cinematográfico Marvel) está adquiriendo dimensiones mastodónticas, y aunque ficciones como Agentes de SHIELD tienen cierto encaje en el timeline de las películas, es la primera vez que vemos en el mundillo de las series de Marvel Studios una alianza al estilo de Los Vengadores, en un rango más discreto pero no por ello menos interesante.

Gracias a Netflix hemos podido visionar los cuatro primeros episodios de The Defenders, o lo que es lo mismo, la primera mitad de la temporada que se estrenará en dicha plataforma el próximo 18 de agosto. Las impresiones han sido muy positivas y nos hemos quedado con la miel en los labios.

La primera pregunta que asaltará a muchos cuando se planteen ver The Defenders es: ¿Hace falta haber visto las cuatro series anteriores? Nosotros os diríamos que no es estrictamente necesario, pero sí bastante recomendable. Tenemos que partir de la base de que esta serie es un spin-off a la inversa, es decir, no es la oportunidad de saber más sobre un personaje que conocíamos de base, sino justo lo contrario.

Ese es precisamente uno de los puntos fuertes de The Defenders: que no es un encuentro fortuito, sino que con mucho más atino que otros productos similares, esta serie nos sitúa en un universo compartido, y eso se hace más evidente que nunca. Así, aunque estos primeros capítulos sirvan de “introducción” y preludio de lo que será la verdadera acción, se nos presentan las vidas de Matt (Charlie Cox), Jessica (Krysten Ritter)Luke (Mike Colter) y Danny (Finn Jones) como espectadores de sus series individuales. Los rostros conocidos (y algunos recurrentes en más de una de las cuatro series de Netflix) se suceden en pantalla, del mismo modo que las tramas avanzan y los temas tratados en Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage o Iron Fist están a la orden del día. Esto significa que The Defenders no es un hecho aislado, sino que es tan importante y crucial como cualquiera de las series de sus cuatro protagonistas por separado. Es por eso por lo que no se hace necesario tener que esperar a las siguientes temporadas de cada uno de ellos para saber qué ocurre con ciertas tramas o personajes; y si nos saltamos la serie en común, perderemos igualmente el hilo de los eventos futuros cuando cada héroe siga su camino.

The Defenders es un conglomerado muy bien construido. Ya desde los créditos iniciales se ha cuidado mucho la estética, el estilo y el ritmo de las series origen, de modo que el resultado final va muy en sintonía con todas ellas. Nos encontramos con un escenario conjunto donde todo fluye con naturalidad y converge, aunque no por ello se olvidan de dar a cada uno de los cuatro protagonistas entidad propia. Sus vidas siguen y la gente de su entorno se mantiene a su lado, y eso se agradece porque nos recuerda que todos ellos forman parte del mismo mundo, de la misma ciudad.

¿La amenaza común? Alexandra, una enigmática e inquietante villana interpretada por la maestra que es Sigourney Weaver. Tanto ella como su interesante red de contactos tardan en salir del cascarón, y el encuentro entre los superhéroes también se hace un poco de rogar. Pero cuando llega, merece la pena. Cuando más gana The Defenders es cuando están los cuatro protagonistas juntos, y de eso se trata. Con un humor más negro y una fotografía mucho más áspera, oscura y realista que las entregas cinematográficas de Marvel, The Defenders nos promete en su primera mitad de temporada un guion in crescendo con muy buenas perspectivas. Es, en resumen, un crossover nada gratuito, y un continuum con sus cuatro antecesoras que a nosotros nos ha conquistado.

Para disfrutar de ella al completo solo queda esperar al día 18.

Aitziber Polo

No hay comentarios

Dejar una respuesta