Compartir

Ya estamos de vuelta después del parón de la semana pasada. Hemos recuperado la rutina de un solo capítulo, pero esa escena final nos ha dejado el cuerpo peor que en todo lo que llevamos de temporada.

Capítulo 6×16. 16 de 20, y las cosas empiezan a ponerse muy serias en Teen Wolf. Como excepción, hemos optado por dejar el título original esta vez. Porque en este capítulo, triggers puede hacer referencia a muchas cosas. Ha habido golpes de gatillo, activaciones y desencadenantes. Sin esperar más, pasamos a comentarlo.

Atención: Contiene spoilers

El boss final de esta temporada sigue teniendo muy poco protagonismo, pero al menos sacamos en claro que Anuk-ite va a ser como se refieran a él a partir de ahora de forma oficial. Recordemos que esta criatura (sea lo que sea) atacó (y plagó de arañas) a Aaron al principio de la 6B. Bien, pues ahora que el muchacho es consciente de en lo que lo han convertido, va buscando a alguien como él, y “contagiando” por el camino a todo ser sobrenatural que se precie. ¿Que cómo los localiza? A golpe de navajazo en la mano de aquellos de quienes sospeche. Si se curan rápido… plaga de arañas que te crio. Y ese es el caso de un pobre hombre coyote del instituto, a quien deja agonizante. Cuando más tarde lo encuentra Nolan y avisa a Monroe, esta les pide a él y a su amigo que acaben con el sufrimiento del coyote, que total no es humano.

En resumidas cuentas: los cazadores tienen a prácticamente todo el pueblo comprado, y los usan para hacerles el trabajo sucio. Especialmente a Nolan, quien seguimos creyendo que por ironías de la vida va a resultar ser un sobrenatural también. En este episodio ha sido él quien ha encontrado el cuerpo del coyote. ¿Tendrá poderes de banshee tal vez?

A todo esto, el FBI, con el padre de Scott como única representación, sigue por Beacon Hills porque algo le huele muy mal. Por un lado, los dos beta que prometieron custodiar al final del 6×15 han desaparecido sin dejar rastro (después veremos qué ha sido de ellos, aunque como espectadores sabemos que los cazadores los liquidaron por el camino); y por otro, Gerard Argent tiene en su búnker una cantidad ingente de armas que no cuela que sean para su supuestamente humilde agenda de clientes.

Y desde luego que no lo es, ya que el cazador ha decidido armar a todo Beacon Hills para que lo ayuden a perpetrar la extinción de lobos y demás seres sobrenaturales. Y esto empieza por Scott y sus amigos, que de cara a la galería han accedido a irse del pueblo. Nosotros sabemos que no, y que se traen un plan entre manos que por fin hoy hemos podido conocer.

Sabiendo que Nolan es el perrito faldero de los cazadores, Mason ha conducido hasta un zoo abandonado haciendo ver que llevaba provisiones porque la manada estaba oculta allí. En el zoo están esperando como cebo Theo y Liam, que mantienen el engaño para que Gerard desplace el grueso de sus esbirros a por ellos, con él y Monroe a la cabeza.

De este modo, la base de operaciones del viejo Argent queda más o menos sin vigilancia, y Scott, Lydia, Malia y Chris se cuelan en esta para deshacerse de sus armas. Pero al llegar, las armas ya no están. De nuevo los cazadores han ido un paso por delante de ellos. Es la ocasión perfecta para que Scott y Malia se vayan solos por ahí y acaben encerrados en una sala llena de detectores que los “obliga” a estar muy pegados el uno al otro en todo momento. Allí encuentran, por cierto, lo que queda de los dos betas desaparecidos a modo de trofeo. Mientras tanto en el zoo, Gerard ya se había anticipado a que Scott entrase en su territorio, pero no le importa, porque su plan es acabar con su beta y así ir destruyéndolo poco a poco.

Se masca la tragedia entre láseres rojos, pero Malia descubre un ventanal en el techo por donde pueden escapar. Trepa hasta allí habilidosamente y abre el acceso, con tan mala suerte que, al caer el candado al suelo, toca uno de los sensores y se activa la succión del oxígeno en esa habitación. Pero para algo están fuera Chris y Lydia: para salvar el día.

La manada se marcha de allí sin armas, pero con un mapa de Gerard donde aparecen señalados todos los lugares del mundo donde haya un nemetón (desde la primera temporada hemos aprendido que estos árboles son puntos flacos para los sobrenaturales). Su plan no es erradicar a los lobos solo de Beacon Hills, sino de toda la faz de la tierra.

Después, ya en sitio seguro, llega el tan anunciado beso Scalia (ya está, es oficial). ¿Y qué ha sido de Liam y Theo en el zoo? Pues que han acabado enfrentándose a Nolan, y cuando lo tenían en sus garras (nunca mejor dicho), Theo, en vez de matarlo, noquea a Liam y deja escapar al chico. No queremos ser malpensados, de verdad que no. Pero mucho cuidado, Theo, más te vale que esto no sea parte de una estrategia para traicionar a los tuyos…

Y por fin llega la última escena para ponernos los pelos de punta. Lydia se ha pasado todo el capítulo percibiendo ruido de disparos y cristales rotos, y eso cobra sentido al final. Cuando ya creen estar a salvo en casa de Scott, los disparos atraviesan la ventana tras la que se encuentran los protagonistas y aciertan a alguien. Estos últimos días, a través de las redes sociales, Teen Wolf ha anunciado que en el 6×16 perderíamos a alguien, y el último plano de una mano ensangrentada termina de confirmarlo. Desconocemos de quién se trata, pero nos da muy mala espina la fotografía de grupo del último día de rodaje, en la que el único que está ausente es JR Bourne (Chris Argent).

Con este sabor agridulce nos despedimos hasta salir de dudas el próximo lunes. Y vosotros, ¿cuál creéis que ha sido la baja?

Aitziber Polo

1 Comentario

  1. No creo que sea chris debido a q tambien falta lydya, melissa, etc. Ademas por la mirada de scott se ve que era alguien muy querido y finalmente en una parte del trailer de la 6b aparece chris viendo una pared de chapa en donde se encuentra escrito beacon hills y eso todavia no ha pasado asi que creo que fue o el padre o la madre de scott

Dejar una respuesta