Compartir

A NOSOTROS NO NOS LA JUEGAN. LA CRÍTICA QUE NADIE MÁS SE HA ATREVIDO A ESCRIBIR:

T2 Trainspotting - El Palomitron

T2 Trainspotting - El Palomitron - Spud silla
Precaución: Esta crítica ha sido realizada bajo los efectos de la banda sonora de T2 Trainspotting.

¿Sudores fríos? ¿Respiración agitada? Destensad los músculos. Vamos a hablar (ahora sí) de la nueva maravilla de Danny Boyle. Nosotros también nos sentamos en la butaca del cine nerviosos por lo que iba a ocurrir. Esa combinación de miedo y emoción que uno vive cuando todavía está abrochándose el cinturón en la montaña rusa. Trainspotting (1996) arrastra una ingente cantidad de fans, y no pocos detractores. Tanto T2 como esta crítica son para aquellos que la disfrutaron, aquellos que vieron en ella algo especial. Como ha hecho Renton segundos atrás, inyectaos en vena las malas críticas y dejaos llevar por una película que ha sido escrita y dirigida para vosotros.

Desde el momento en que da comienzo la película, con una música de escándalo, te agarras a tu asiento y ya no te sueltas. ¡La música! ¡Oh, la música! Qué maravilla encontrarnos con una banda sonora con nuevas canciones pero que consigue mantener la potencia de la primera. No os vamos a destripar cuáles son, pero estad tranquilos, porque complementan estrechamente a aquel álbum capitaneado por el vertiginoso Lust for Life. Las dos bandas sonoras resuenan fuertemente en nuestra cabeza. Y no vamos a elegir favorita.

T2 Trainspotting - El Palomitron - Renton

Renton (Ewan McGregor) vuelve a Edimburgo tras veinte años sin pisar la ciudad, dispuesto a encontrarse con su pasado. Callejea por la capital, buscando a su yo más joven, aquel que no estaba dispuesto a elegir vida, aquel al que abandonó dos décadas atrás. En esta búsqueda también participan sus antiguos compañeros, unos personajes interpretados por unos actores para los cuales también han transcurrido veinte años. Eso sí, parece que lleven desde entonces ensayando sus respectivos personajes, pues están donde les dejamos. Sus actuaciones son francamente asombrosas. Este viaje de vuelta a casa empieza con pequeños guiños a la primera película para finalmente convertirse en un homenaje total. Las casi dos horas de metraje son el mejor souvenir audiovisual para aquellos que se quedaron con síndrome de abstinencia tras la primera película.

T2 Trainspotting atesora una técnica y trama excepcionales. Una fusión orgánica que consigue lanzarnos 20 años atrás con mucha fuerza para obligarnos a reflexionar. Con ese fin, podemos encontramos con elementos argumentales que pueden parecer azarosos. El ejemplo más claro lo vivimos cuando Renton está en la ciudad y, justamente, Begbie (Robert Carlyle) también sale de prisión. Parece mucha casualidad, ¿no? Nos contestamos con otra pregunta: ¿y qué importa eso? La película nos exige un pacto de ficcionalidad a cambio de permitirnos vivir un reencuentro extático de este calibre. En realidad, el argumento en muchas ocasiones se difumina en pos de la técnica y el sentimiento. Gracias a todo ello, podemos vivir una segunda aventura, que comparte mucho con la primera y que a la vez se aleja. La madurez se palpa en las miradas de sus personajes, que ya no fijan la vista solo en el futuro, sino también en el pasado. Spud (Ewen Bremner) es un personaje que tiene más voz ahora que en el primer filme, y es algo que se agradece en cada línea de diálogo.

T2 Trainspotting - El Palomitron - Montañas

John Hodge ha sabido una vez más agarrar una novela de Irvine Welsh (Porno) y estrellarla contra el guion. El guionista y el autor han dejado en manos de Danny Boyle, y el resto del equipo, la viva semilla de un proyecto que vuela ante nuestros ojos para dejarnos con cara de satisfacción ante los títulos de crédito. Coged vuestra copia de Trainspotting y vedla pronto, porque a partir del próximo 24 de febrero, T2 Trainspotting habrá llegado para quedarse. La película tendrá críticas negativas. Inyectáoslas en vena, porque son mierda pura.

LO MEJOR:

  • Las actuaciones.
  • El argumento, que nos permite volver la vista a 20 años atrás.
  • La banda sonora, que no tiene nada que envidiar a la primera.
  • Las sensaciones, que superan lo tangible.

LO PEOR:

  • Que no te gustara la primera película de Trainspotting

 

Eloy Rojano

Montaje y animación: Alberto González
T2 Trainspotting - Puntuación final3 - El Palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta