Compartir

A menos de veinte días para el inicio, y con una centena de títulos ya confirmados, el Festival de Sitges comienza su cuenta atrás con la que promete ser una de sus mejores ediciones. Por eso, desde El Palomitrón, queremos destacar 6 títulos que prometen ser el caramelo ideal para los aficionados del fantástico. Toma nota y prepárate para afrontar la difícil tarea (que ríete tú de Dark Souls) de cuadrar horarios.

 

GAME OF DEATH

¿Qué pasaría si cogiésemos la premisa de Jumanji (Joe Johnston, 1995) y la convirtiésemos en una película de terror? Pues que el resultado sería, sin duda alguna, Game of Death. Esta disparada idea de Laurence “Baz” Morais y Sebastien Landry está causando furor entre los aficionados a las vísceras y los fluidos corporales. Y, para qué mentirnos, la idea nos vuelve locos. ¿Siete jovencitos luchando por vivir o morir en un juego donde, si no matas, tu cabeza estalla? Shut up and take my money!

 

NOVEMBER

Hay algo que nos inquieta en esta cinta. Comparada con La bruja (Robert Eggers, 2015) y rodada con una preciosa fotografía en blanco y negro, November nos traslada a una Estonia fría habitada por espíritus, plagas y hombres lobo. Un cuento folclórico donde se mezcla una historia de amor con la magia negra. Su hipnótico tráiler y sus divididas críticas nos han dejado dos cosas claras: la primera es que November es una película que no gustará a todos; la segunda (y quizás la más importante) es que puede que estemos ante una de las grandes sorpresas de esta edición.

 

TRAGEDY GIRLS

Sí, nos rendimos ante la nueva cinta de Tyler MacIntyre, director de la también disparatada comedia de terror Patchwork (2015), historia de tres chicas que son asesinadas, diseccionadas y vueltas a unir. En esta ocasión, MacIntyre vuelve con Tragedy Girls, comedia de terror que apunta ser la The Final Girls (Todd Strauss-Schulson, 2015) de esta edición. Su tráiler nos ha recordado a una mezcla entre Chicas malas (Mark Waters, 2004) y Detention (Joseph Kahn, 2011). Dos chicas adictas a las redes sociales secuestran a un asesino en serie para que las adiestre en el arte del horror y así petarlo en Internet. La cosa está en que el asesino se escapa y, claro, empiezan los problemas. ¡Ay, qué difícil es ser diva!

 

DAVE MADE A MAZE

Dave (Nick Thune) decide construir un fuerte de cartón en medio del salón para así aislarse del mundo exterior y conectar con su yo más infantil. Lo gracioso (y maravilloso de esta cinta indie rodada con muy poco presupuesto) es que cuando su novia regresa de trabajar descubre que Dave se ha quedado encerrado en su propio fuerte, transformado ahora en un laberinto de cartón con trampas mortales y minotauro incluido. Bill Watterson dirige esta original cinta que, ya a priori, nos ha encandilado con sus maravillosos escenarios de cartón y su particular propuesta plagada de monstruitos artesanales. De visionado obligatorio para esta edición.

 

ANNA AND THE APOCALYPSE

Sí, en El Palomitrón nos encantan las gamberradas. Precisamente por eso no podemos dejar pasar por alto la propuesta de Anna and the Apocalypse, una nueva comedia de zombis que nos llega esta vez desde Escocia. Pese a que sabemos bien poco de ella, su particular sinopsis ya hace que andemos pulsando el botón F5 para pillar las entradas el día de que se proyecte en la maratón zombi junto a Zombiology y Dead Shack. Sobre esta cinta podemos decir que la acción nos traslada a Little Heaven, una pacífica ciudad que se ve invadida por muñecos de nieve zombificados, despedidas de soltero y adolescentes desenfrenados. Y, ojo, que mezclamos toda esta marabunta de situaciones locas con un musical. Decidnos, ¿qué puede salir mal de todo esto?

 

HOUSEWIFE

Housewife nos cuenta la historia de Holly y su dificultad para distinguir la realidad de las pesadillas que la acechan. En su camino se cruzará con un famoso mentalista que dice estar destinado a ayudarla. Vuelve Can Evrenol a Sitges tras sorprendernos en 2015 con Baskin, ese descenso a los infiernos con ecos a Lovecraft que hizo las delicias de los aficionados al género. Su tráiler, una sucesión de imágenes pesadillescas y oníricas, nos hace pensar que Evrenol ha vuelto para regalarnos otra incursión a su grotesca mente.

Y sin más preámbulos, cortamos comunicación por hoy. No sin antes avisaros de que se acercan más avances. No apagues tu walkie-talkie, joven Goonie: aún quedan muchas pequeñas joyas por descubrir.

Antonio R.

No hay comentarios

Dejar una respuesta