Compartir

7

SIETE PSICÓPATAS es el segundo largometraje de MARTIN MCDONAGH. Director reconocido por su estilo violento y grotesto, denominado por los entendidos como “in-yer-face”. Quien haya visto SNACTH CERDOS Y DIAMANTES sabrá a qué me refiero. Y es que la historia de SIETE PSICÓPATAS tiene mucho en común con SNATCH…. Muchos tiros, algo de gore, malos con mala leche pero graciosos en sus formas, un perro al que todos persiguen y bastantes situaciones surrealistas.

7.2

Estoy hablando de este tipo de cine que, a priori, a muchos de nosotros nos encanta si está bien hecho. Pero tanta locura puede volverse incontrolable a poco que el director y el guionista se relajen ligeramente. Y esto es lo que, desgraciadamente, ha vuelto a pasar. La bomba nuclear ha alcanzado la masa crítica y ya sabéis todos lo que eso significa.

La idea es original, un escritor borracho que quiere escribir distintas historias sobre psicópatas para hacer una película. Este hombre tiene un amigo que le echa una mano y mientras tanto se dedica a robar perros con la ayuda de CHRISTOPHER WALKEN. Obviamente, la cosa se complica cuando roban el perro de un mafioso, interpretado por el gran WOODY HARRELSON (¡Ojalá podamos volver a verle en BIENVENIDO A ZOMBILAND 2!) y a partir de ahí los personajes que se habían mostrado más o menos normales, empiezan a adquirir rasgos y comportamientos psicópatas. Con lo cual, la propia realidad alimenta la ficción y al revés. A modo de bucle.

7.2

COLIN FARRELL interpreta al escritor borracho. No sé a vosotros, pero a mí este hombre no me acaba de convencer… Sigo pensando que es un guaperas que pone caras mientras se atusa el copete. SAM ROCKWELL, que hace de fiel escudero, aunque nada que ver con SANCHO PANZA, está correcto. Como se suele decir, en su papel. Y WALKEN te deja a medias. Crees que vas a ver al Capitán KOONS en PULP FICTION o a VINCENZO COCCOTTI en AMOR A QUEMARROPA pero eso queda ya muy lejos, nada menos que veinte años… Quizás el mejor, como ya hemos dicho, sea WOODY HARRELSON. Este hombre ya no se complica la vida y hace lo que nos gusta. Y nosotros agradecidos.

En definitiva, se puede ver, te ríes algo pero te quedas con ganas de más.

LO MEJOR:

  • WOODY HARRELSON.
  • La historia del cuáquero.
  • Los planos y la fotografía en las escenas del desierto.

LO PEOR:

  • La sensación de pérdida de control por parte del director y del guionista.
  • COLIN FARRELL insulso una vez más.
  • OGA KURYLENKO muy guapa pero lo suyo no es la interpretación.

 

SPECTRA.

No hay comentarios

Dejar una respuesta