Compartir

Por segundo año consecutivo, los Blogos de Oro han estado presentes en la Semana de Terror de San Sebastián para otorgar su primer premio físico en la historia de este certamen. Y para decidir cuál ha sido la mejor película de la edición, nos sumamos a la aventura de formar parte del Jurado de los Blogos.

Ayer, previa proyección de Saw VIII como cinta de clausura, tuvo lugar la entrega de premios después de una semana llena de fantasía, terror y, sobre todo, un ambiente inigualable. Porque la Semana, y el jolgorio reinante en ella, no son comparables a ningún otro festival. Y su público habitual y fiel, con sus comentarios a viva voz, se asegura de hacer de cada sesión de cine una fiesta en la que no cabe el aburrimiento (se esté proyectando lo que se esté proyectando).

Durante esta edición, hemos tenido ocasión de ver los veinte largometrajes a concurso, además de otras cintas extra, y varias secciones de cortometrajes. Haciendo un balance general, podemos afirmar que, bajo nuestro criterio, son pocas las cintas que han despuntado de forma sobresaliente. Por el contrario, la mayoría aprueban y se establecen en torno al notable. Algo de agradecer, y que el propio público ha reflejado en sus votaciones, “suspendiendo” solo a tres películas.

PALMARÉS

La triunfadora de la Semana Fantástica y de Terror a criterio del público fue Errementari, ópera prima de Paul Urkijo. Sin duda es una cinta que incluimos en nuestro Top 5 de esta semana; una película de la que destacamos su atmósfera y su belleza visual, así como el tono de fábula que tanto demandaba la historia. Además, Paul Urkijo es un asiduo a la Semana, por lo que da gusto que el premio “se quede en casa”.

El público lo tenía claro, pero para el jurado de los Blogos la decisión fue más complicada. Finalmente, el Premio Blogos de Oro a la mejor película fue para Justin Benson y Aaron Scott Moorhead por The Endless, de la que ya os hemos hablado durante el Festival de Sitges. Se trata de una cinta de ciencia ficción que los propios autores han gestado desde la dirección, la producción, el guion y los papeles protagonistas. Aparte del mérito que esto supone, han levantado una obra singular, de giros bien cerrados, que fue acogida de forma muy favorable por parte de los espectadores. Cabe destacar que Benson y Moorhead ya habían pasado por la Semana de Terror de San Sebastián con anterioridad, aunque con bastante menos fortuna. Aun así, siguen persistiendo y apostando por este espacio para traer sus películas.

Dejando atrás los largometrajes, público y jurado joven se pusieron de acuerdo en que When Demons Die (Daniel Rübesam) merecía el Premio al mejor cortometraje. También fue nuestro favorito indiscutible.

RIP, de Caye y Pintó, también se llevó dos galardones: el Premio del público a mejor cortometraje español y el premio otorgado por el canal Syfy.

Completan el palmarés The Distant Sea, de Nic Wassell, como Premio del jurado a mejor cortometraje, Catherine, de Britt Raes, como Premio del público al mejor cortometraje de animación, y Clanker Man, de Ben Steiner, que ganó el Méliès de Plata al mejor cortometraje fantástico europeo.

Lo mejor de la semana

Lo prometido es deuda, y como broche a la 28ª. Semana del Cine Fantástico y de Terror de Donosti, queremos destacar algunas películas que, aparte de las ganadoras, creemos dignas de mención:

Hounds of Love era una de nuestras claras apuestas, aunque posee un punto de dureza y dramatismo poco acostumbrados en la Semana de Terror. Con todo, esta cinta australiana, dirigida por Ben Young, se inspira en un caso de secuestro, y conforma un relato hiperrealista que consigue, de una forma asombrosamente efectiva, trasladar la angustia y agonía de la protagonista al propio espectador.

Teñida de puro humor negro apocalíptico nos llegó Matar a Dios (Caye Casas, Albert Pintó), sin duda la propuesta más divertida de la Semana. Con unos tramos inicial y final brillantes, mordaces diálogos, fantásticas interpretaciones y unas cuantas reflexiones costumbristas, la recomendaríamos con los ojos cerrados.

Rescatamos de nuestro ranking de más esperadas Les Affamés (Robin Aubert), que dejo bastante frío al público pero para nosotros supone un punto de vista meritoriamente realista del fenómeno zombi. Para más señas, no la recomendamos a quienes no disfruten del aire contemplativo en el que está anclado The Walking Dead en los últimos tiempos.

También defendemos la labor de dirección de la debutante Coralie Fargeat en Revenge (Blogo de Oro a mejor película en Nocturna). Su guion nos exige un salto de fe en lo que a credibilidad se refiere, pero franqueada esta barrera, esta cinta de vendetta nos ha dado la fotografía más impresionante de la edición con una luz y unos escenarios al más puro estilo Mad Max: Furia en la carretera.

Por último, no dejaríamos de echar un vistazo a la divertida y original Dave Made a Maze (Bill Watterson), cuyo protagonista construye un laberinto de cartón en mitad de su salón del que no es capaz de salir. La desbordante creatividad de esta película es un punto y aparte.

Echando la vista atrás, no nos queda otra que concluir que tenemos motivos más que suficientes para recordar esta semana como una semana de miedo. Y ya estamos esperando volver a gritar en la noche el año que viene…

Aitziber Polo

No hay comentarios

Dejar una respuesta