Compartir

 

selma1

 

Si hablamos de derechos y de igualdad entre razas sin duda pensamos en  Martin Luther King, uno de los activistas pro derechos civiles más importantes del SXX,  firme defensor de unos derechos que aún garantizados en la constitución estadounidense seguían vulnerándose en los años 60 bajo el nombre de Segregación, una separación en la que espacios, servicios y leyes eran distintos dependiendo del color de la piel. SELMA es la historia de esos ideales de igualdad y de justicia social para todos; una historia que sigue vigente aún en nuestros días al recordar los sucesos de Ferguson o las manifestaciones de Nueva York, situaciones paralelas en la historia reciente de EEUU.

Atrás quedan películas como MALCOM X de SPIKE LEE, ARDE MISSISSIPPI de ALAN PARKER o CRIADAS Y SEÑORAS de TATE TAYLOR, en las que la lucha por los derechos civiles para los afroamericanos parecía llegar a su fin. AVA DUVERNAY (IN THE MIDDLE OF NOWHERE), la primera mujer de color con el premio a la mejor dirección en Sundance, asume con SELMA la responsabilidad de plasmar la marcha liderada por Martin Luther King en 1965 a favor del derecho al voto de los afroamericanos, un derecho que aunque era universal en su teoría, resultaba imposible en su práctica en muchos estado del sur d Estados Unidos debido a la negación social de una gran parte de la población blanca.

 

selma22

 

DUVERNAY, lejos de plantear un biopic  sobre el líder afroamericano se centra en desvelarnos las claves de un episodio de la historia. Una marcha de 80 Km desde Selma (población que da título a la cinta) a Montgomery. SELMA es el llamamiento de un líder a todos los estadounidenses, independientemente del color de su piel, para protestar contra la imposibilidad para ejercer el voto de la población afroamericana.

DAVID OYELOWO (INTERESTELAR, EL MAYORDOMO) da vida a Martin Luther King humanizando al  mito y poniéndose en la piel no sólo del hombre sino también del líder visceral, ese que ensayaba ante el espejo sus discursos. Su magnífica interpretación, también digna como mínimo de Oscar, conmueve y emociona a partes iguales recreando a un líder que utilizaba la desobediencia civil para sus propósitos y que tenía muy clara la importancia de los medios  gráficos y la televisión para concienciar al pueblo y lograr sus propósitos.

 

SELMA

 

En la galería de personajes destacan TOM WILKINSON (EL GRAN HOTEL BUDAPEST, FULL MONTY) como el presidente texano Lyndon B.Johnson, con una interpretación compleja que enfoca de manera magistral derrochando talento, al igual que su compañero de reparto TIM ROTH ( FUNNY GAMES, RESERVOIR DOGS), que interpreta a George Wallace, el gobernador de Alabama, y cuya construcción del personaje es un auténtico recital interpretativo de racismo y cinismo, demostrando una vez más que es un actor polivalente y solvente  capaz de ponerse en la piel de cualquiera. Junto a ellos, el elenco queda completado con un variopinto grupo de figuras afroamericanas del mundo del espectáculo como OPRAH WINFREY, que parece no perderse ni una película que tenga algo que ver con la comunidad afroamericana, y que da vida a una mujer de edad avanzada que intenta legalizar su situación para poder votar sin mucho éxito. En general, unas actuaciones muy buenas pero que quedan en un segundo plano ante la elegancia de EYELOWO.

La película acierta a la hora de plasmar los subterfugios legalistas creados para aparentar una falsa libertad y cubrir el expediente. Un punto que DUVERNAY ha sabido recrear majestuosamente con emoción, con garra, revolviendo al espectador por dentro gracias a un guión inteligente y bien documentado. Y es que nada ha sido fácil en SELMA, y así la directora también ha tenido que lidiar incluso con la problemática añadida de la negación por parte de la familia de Martin Luther King para utilizar los discursos originales, lo que supuso un gran reto para la directora.

 

SELMA

 

La fotografía  y los decorados, esenciales en esta película, son un punto y aparte a tener muy en cuenta. DUVERNAY se apoya en los tonos rojizos para realzar el dramatismo y tensión en ciertas escenas, y en los planos cortos para dotar al líder afroamericano de una gran carga emotiva cuya mirada traspasa la pantalla para hacernos sentir uno más de sus fieles. La directora también recurre a  imágenes de archivo en blanco y negro estratégicamente acompañadas de una BSO (“Glory” se ha llevado el Oscar a mejor canción) para remover y conmover con astucia al espectador.

Sin duda SELMA es un retrato del movimiento pro derechos civiles más importante de la historia de los EEUU (y cuya revisión actual sigue siendo totalmente imprescindible). El retrato de DUVERNAY recreando la leyenda de Martin Luther King es perfecto y valiente, por lo que cuesta entender la ausencia de su nominación en la categoría de Mejor director en los Oscar de este año. La academia se hubiera marcado un tanto muy oportuno en un año en el que la falta de representantes de color ha sido muy comentada y cuya nominación hubiera cubierto no sólo el tema racial, sino también  la cuestión sexual, al haber podido ser la primera mujer de color nominada.

 

 

LO MEJOR:

  • Las grandes interpretaciones del conjunto actoral, destacando OYELOWO.
  • La serie de escenas de violencia y represión provocan al espectador angustia psicológica.
  • La conmovedora historia real.

 

LO PEOR:

  • Algunas escenas que no aportan demasiado y ralentizan el conjunto.
  • El tema principal poco original. Se ha explotado hasta la saciedad en el cine.

 

Silvia Estivill

3 Comentarios

    • Muchísimas gracias por tus palabras, con lectoras así dan ganas de no parar de escribir críticas. La película cuyo argumento es sobradamente conocido, vale la pena. Ya tienes plan para el fin de semana del estreno (recuerda que es el 6 de marzo). Un abrazo

Dejar una respuesta