Compartir

 

lop3

 

Comenzamos una nueva jornada de este festival (que ya va tocando a su recta final) con la esperanza de que nos llegue un momento de éxtasis fílmico como el año pasado con la impresionante SAINT LAURENT de BERTRAND BONELLO y que, por ahora, no se ha dado, aunque casi ha sido rozado por THE CHILDHOOD OF A LEADER.

PEACE TO US IN OUR DREAMS, de SHARUNAS BARTAS, parece que tampoco va a conseguirlo, a pesar de su mirada detallista y casi documental en la que retrata el día de una familia lituana, formada por el propio director y su hija, alejada de la ciudad y asentada en medio de un bosque.

 

G004_C018_0926OC

 

Pero hay demasiada contemplación en este largometraje. Pone a prueba a la paciencia del espectador durante sus primeros veinte minutos de metraje, en el que, en realidad, se va creando la atmósfera necesaria, para luego adentrarse en terrenos familiares y sociales en donde lo mejor es una conversación padre-hija, en la que el propio director exorciza sus demonios internos y recrea el duelo por su esposa fallecida.

Y por la tarde el plato fuerte del día. MARCO BELLOCCHIO ha sido siempre un director muy interesante que llena de simbología y dobles sentidos sus películas, pero que con BLOOD OF MY BLOOD se supera con creces.

 

Bellocchio

 

Una historia fascinante con un escenario principal, un convento, y en dos tiempos: uno situado en el siglo XVII, con una historia parcialmente inspirada en La monja de Monza (tan popular en la sociedad italiana y con varias adaptaciones en el cine), y el otro en la época actual, donde con la venta del convento para ser convertido en un hotel afloran los demonios y vicios de la Italia actual. En las dos historias hay un personaje misterioso que se repite: en una, un fraile y, en la otra, un aristócrata desencantado con su época y que no puede ser fotografiado como si de un fantasma fuera de su tiempo se tratara.

 

Sangue-del-mio-sangue-Bellocchio-hinca-el-diente-a-los-fantasmas-de-Italia

 

El éxtasis fílmico se produce cuando visionamos sus preciosas y enigmáticas imágenes, unido a un uso no menos enigmático e inquietante de un cover del NOTHING ELSE MATTERS de METALLICA de mano de uno de los grupos de moda: SCALA & KOLACNY BROTHERS, así como a la música, compuesta por CARLO CRIVELLI, de tono sacro y oscuro, pero donde queda espacio para la luz en este claroscuro musical.

 Acabamos la jornada con LAS MIL Y UNA NOCHES: EL EMBELESADO y con ella llegamos a la tercera y última parte de esta trilogía extraña de MIGUEL GOMES que, sin dejar de ser fascinante, ya llega a ser de un cierto modo repetitiva en temas y formas.

 

461178

 

Quizás hubiese bastado con dos partes para contar lo que al final no es más que un retrato del Portugal actual con la crisis económica de fondo. En esta parte todo lo que vemos es conocido, aunque siempre hay tiempo para la sorpresa y el asombro (como esa historia de la joven china que pasa por mil penurias y aventuras antes de volver a Pekín).

El plato fuerte de mañana será la nueva de YORGOS LANTHIMOS, LANGOSTA, pero sabemos (porque ya conocemos suficiente al director) que no llegará al nivel de ninguna de las grandes del festival.

 

Miguel Ángel Torres

No hay comentarios