Compartir

 

tedmmm

 

Hoy ha terminado una historia que empezó hace la friolera de nueve años. Allá por el 2005, Michael Scofield se tatuaba el mapa de una cárcel para salvar a su hermano, Jack y Locke cruzaban la escotilla de los números chungos, un tal Earl comenzaba a equilibrar su karma, y la doctora Temperance Brennan debutaba jugando con huesos que no eran suyos. En septiembre de aquel año, un tal Ted Mosby, con la premisa de contar a sus hijos cómo conoció a la que sería su esposa, empezó la batallita paterna más famosa de la pequeña pantalla. Una batallita que los fans de FRIENDS (acabada meses antes) adoptaron como la sucesora de la mejor sitcom hasta la fecha, y no les decepcionó. El pub McLaren’s se convirtió en el nuevo Central Perk, un tal Barney Stinson parecía un Joey Tribbiani con muchas más luces, la parejita feliz Marshall – Lily parecía un homenaje a Chandler y Mónica… Personajes parecidos, pero con un estilo más fresco que hizo que la popularidad de la serie subiese como la espuma. Durante los primeros años, las idas y venidas de Ted y Robin, las tácticas para ligar de Barney y la complicidad de Marshall y Lily elevaron esta historia a un nivel altísimo.

Sin embargo, y como todas esas cosas que de tanto alargarlas acaban rompiéndose, “CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE” empezó a entrar en una dinámica repetitiva con tintes incluso dramáticos, lo que derivó a una serie que compaginaba capítulos magistrales con otros de puro relleno. No obstante el público se mantuvo fiel, y éste se vio recompensado con migajas que, temporada tras temporada, los creadores de la serie nos iban soltando sobre la Madre. Hasta que finalmente apareció.

 

Farhampton9[1]

* OJO, SPOILERS DE LA ÚLTIMA TEMPORADA *

Los guionistas, en una maniobra muy arriesgada, situaron la última temporada en un marco de tiempo y espacio muy delimitado: El fin de semana anterior a la boda de Barney y Robin. Los personajes principales habían cambiado muchísimo a lo largo de estos años: Marshall y Lily habían comenzado a formar una familia y a vivir con una madurez inusitada, tomando decisiones que repercutirían en su futuro. Barney, cuya evolución como personaje ha hecho sostenerse esta serie muchísimo tiempo, cambió radicalmente su forma de vida sentando la cabeza volviéndose un hombre enamorado, capaz de hacer cualquier cosa para conseguir a la mujer de su vida. Sólo quedaban Ted y Robin los cuales, pese a tantísimos momentos sufridos y tantos altibajos, se mantenían más o menos igual que al principio. Él seguía buscando la magia, el destino, esa conspiración del Universo para encontrar a la mujer de su vida. Ella seguía siendo un témpano de hielo por fuera y una niña insegura por dentro. Sin embargo, los caminos que se habían trazado los habían separado para siempre: “Tú a Chicago, y yo con Barney”. Un final feliz para ambos, una nueva vida con infinitas posibilidades para todos los miembros del grupo, y el esperadísimo encuentro de Ted con la que sería su compañera, la elegida…

 

how-i-met-your-mother-series-finale[1]

* OJO OJO, SPOILERS DEL ÚLTIMO CAPÍTULO *

Y llegó el final. 40 minutos para escuchar a papá Ted rematar la faena, haciéndonos cambiar de opinión con respecto al rumbo final de la serie y, en definitiva, para emocionarnos porque al fin ese chico que creía en las clásicas historias de amor pudo al fin vivir la suya. ¿Cómo sería su primer contacto? ¿Qué se dirían la primera vez? La parte más empalagosa de nuestros corazones palpitaba de emoción porque todos, todos, fuimos Ted alguna vez. Y todos queríamos ver a Ted triunfar para darnos esperanzas por si volvíamos a convertirnos en soñadores de nuevo.

Y Ted, finalmente, nos ha mentido. Ha resultado ser uno más, un príncipe azul desteñido que sólo buscaba la aprobación de sus hijos para pasar página y volver a empezar. Teníamos nuestras sospechas, y al final fueron ciertas: La madre de los hijos de Ted, la historia de amor más bonita de su vida, murió tras una enfermedad. Pero el arquitecto no contó su historia para honrar su memoria, ¡sino para pasar página y buscar la aprobación de sus vástagos para salir con su tía Robin!

En un implacable ejercicio de involución, los guionistas de HIMYM han destruido todo lo que crearon en las últimas temporadas. A lo largo del capítulo, la historia va saltando a los momentos más importantes en la vida de estos amigos:

  • 2016.- Lily y Marshall abandonan el eterno apartamento. Barney y Robin se divorcian, haciendo que ésta desaparezca del grupo para volcarse en su carrera como reportera a lo largo del mundo. Esto vuelve a convertir a Barney en el mujeriego de las primeras temporadas.
  • 2020.- Marshall cumple su sueño de convertirse en juez, mientras que Barney, tras un mes redondo, deja a una chica embarazada. Cuando da a luz y él ve a su hija por primera vez, se da cuenta de que esa pequeña será el amor de su vida para siempre. Quizá este sea el momento más emocionante de todo el capítulo.

 

himym-finale-barney

 

Bueno… ¿Y la historia no iba sobre la Madre? Cierto. Aparece en estos acontecimientos como una más, y finalmente se convierte en esposa de Ted Mosby tras años de noviazgo y dos hijos. Entre tanto flashforward, aparece ese momento en la estación de tren lluviosa donde hablaron por primera vez. Un escenario perfecto, tal y como nos lo imaginábamos: Los dos protegidos de la lluvia en el paraguas amarillo, dándose cuenta de que el destino hizo que se cruzaran más de una vez (y donde por fin conocemos el nombre de ella: Tracy McConnell). Sonrisas delatadoras, miradas cómplices, el inicio de la historia de amor que nos ha llevado tantos años, semana tras semana, a querer saber un poquito más sobre ella.

Y sin embargo, poco más hemos sabido. Tienen hijos, se casan, enferma, muere, y seis años después Ted cuenta la historia que ya sabemos a sus hijos. Así de frío. Y es entonces cuando el benjamín le dice a su padre lo que todo el mundo piensa: No nos has contado nada acerca de la Madre. Has hablado más de la Tía Robin que de ella. Y un Ted canoso, desprovisto del prototipo de hombre romántico y soñador, pasa página definitivamente, como si todo este tiempo que hemos pasado con él fuese una excusa, y se va a buscar, por enésima vez, la trompetita azul.

 

how-i-met-your-mother-series-finale1[1]

 

Personalmente, creo que lo que los guionistas nos han intentado decir a modo de moraleja es que la vida sigue, y que detrás de cada historia vendrá otra. En la vida real nada termina con el clásico festín de perdices y un fundido a negro a los créditos, hay veces que ni lo más hermoso que tenemos resulta con el tiempo ser lo que parecía, y que aun así hay que seguir adelante. Y, siguiendo con mi apreciación personal, creo sinceramente que lo podrían haber enfocado de otra forma. Esta no es la historia de cómo el príncipe Ted conoció a la Madre gracias al destino, sino cómo el cabezón de Ted estuvo enamorado de Robin durante 20 años y su esposa fue algo así como otro paréntesis, otra más. Triste, pero es la sensación que deja.

David Soria

1 Comentario

  1. En realidad, la escena de los hijos era pre graabda, el final estba decidido desde el inicio de la sere. Pero hay un final alternativo que os productores editaron.

Dejar una respuesta