Compartir

 

SAPOS Y CULEBRAS. Nuestro cine. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

El director FRANCISCO AVIZANDA vuelve a ponerse detrás de las cámaras después de su exitosa primera incursión en el largometraje con HOY NO SE FÍA, MAÑANA SÍ (2009), tratando un drama ambientado durante el franquismo. En esta ocasión, el director navarro firma un guión en el que vuelve a enmarcar a la sociedad española, pero esta vez desde la actualidad de la misma. A través de la ambición, la crisis económica y la corrupción, AVIZANDA construye un retrato metafórico de una España que se acaba y que en parte, se ha ido para siempre.

Rebeca (ARIADNA CABROL) es una joven de una familia acomodada venida a menos debido a la ruina paterna. Poco a poco ve como el mundo en el que ha vivido hasta entonces va desapareciendo a pasos agigantados. Empieza a verse metida en una espiral decadente de la que la única salida que ve de esa pesadilla es a través de la obtención de unas grabaciones comprometedoras y un botín oculto que le ha dejado su padre.

 

SAPOS Y CULEBRAS. Nuestro cine. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

La cinta nos transporta a una sociedad muy actual y de sobra conocida por el espectador hoy en día. Se trata de un gran acierto por parte del director, y también guionista, que se atreve con un argumento muy actual en el que se adentra en uno de los problemas que más preocupan a la población: la corrupción urbanística en la que se han visto involucrados políticos y empresarios de renombre en nuestros días. Y todo ello a través de Rebeca, la hija de un importante empresario venido a menos y ahogado por las deudas que tiene en su poder ciertas pruebas que comprometen a empresarios y políticos destacados. La decadencia en la que se ve sumergida la protagonista nos ofrece con realidad y verosimilitud la vida de muchos españoles que, a raíz de la crisis, se han visto envueltos en una inesperada precariedad en su nivel de vida. El fin de un sueño convertido en pesadilla.

Nos encontramos ante, en palabras del propio AVIZANDA, “una fábula sobre la cleptocracia con aviso a navegantes”. Y para este proyecto, el director navarro cuenta con un reparto muy joven que, poco a poco, van haciéndose un nombre en la industria nacional. La cinta gira en torno a Rebeca, interpretada de forma eficaz y creíble por la actriz catalana ARIADNA CABROL (JÓVENES, UNA HUÏDA A NIGUNA PARTE o ELOÏSE). A su lado se encuentran algunas de las jóvenes promesas del cine español como ITXASO GONZÁLEZ, JUANMA DÍEZ (FRAMES) o MIKEL LOSADA ( SECRETOS DE COCINA o EL COCHE DE PEDALES), los cuáles, sobre todo el gran trabajo de LOSADA, dan ritmo a la película y resulta muy fácil de ver al espectador. El conjunto de personajes muestra un aire fresco al asistente a la película, lo que hace aún más creíble la historia en sí.

 

SAPOS Y CULEBRAS. Nuestro cine. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

En cuanto a la realización del largometraje, AVIZANDA recurre al uso de distancias focales largas para reducir la profundidad de campo, dando así mayor protagonismo a los personajes. También apuesta por ciertos estilos ya característicos en el director: querencia de plano fijo o la planificación para que la cámara pase desapercibida al ojo del espectador. Su cuidadosa dirección ayuda a centrarse en los actores sobre el resto de elementos de producción, creando gran conexión entre los personajes y el espectador.

No nos encontramos ante una cinta de culto, ni que marque un antes y un después en el panorama cinematográfico español, pero sí ante un largometraje correcto con un argumento muy actual que nos hará reflexionar sobre acontecimientos que nos invaden todos los días como son la precariedad o la corrupción urbanística. Los espectadores saldrán de las salas con una sensación agridulce pero muy realista de la sociedad en la que vivimos.

 

 

LO MEJOR:

  • El acierto del tema a tratar, bastante bien llevado a la gran pantalla, con gran verosimilitud con lo que ocurre hoy en día.
  • MIKEL LOSADA que, a pesar de tener un papel secundario, cada vez que aparece en pantalla se come a todos cuantos están a su alrededor.
  • El buen hacer de AVIZANDA en la dirección, creando ambientes en los que el protagonismo recae especialmente en los actores y sus personajes.

 

LO PEOR:

  • A pesar de tener un argumento muy actual y fresco, quedan sueltos ciertos flecos que dificultan al espectador su total comprensión del mismo.
  • ARIADNA CABROL, cuya interpretación como Rebeca resulta correcta y creíble, se mengua ante la aparición de otros personajes en la pantalla. En algunos momentos le sienta un poco grande el papel protagonista.

 

 

 Sonsoles Caro

Compartir
Artículo anteriorLA JAULA DORADA
Artículo siguienteANÁLISIS DEL FINAL DE LA 4ªT DE JUEGO DE TRONOS
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta