Compartir

black

 

Continuando con esta semana temática dirigida a RIDLEY SCOTT con motivo del estreno de MARTE (THE MARTIAN), hoy toca hacer hincapié en uno de los títulos más aclamados y polémicos del cineasta. Si bien su figura es conocida por el gran público por ofrecernos auténticas joyas de la ciencia-ficción como las ya comentadas ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO y BLADE RUNNER, el género fantástico no es el único que tocó el director inglés, ni tampoco el único por el que merece ser recordado.

Tras proseguir con las andanzas del caníbal más famoso del cine en HANNIBAL, RIDLEY SCOTT decidió acercarse al cine bélico con su decimotercer largometraje. BLACK HAWK DERRIBADO se estrenó el año 2001, despertando todo tipo de comentarios y reacciones como años más tarde sería habitual en los productos del director. No obstante, desde EL PALOMITRÓN pensamos que forma parte de una de las cintas fundamentales de su filmografía por motivos que pasaremos a detallar a continuación.

 

black-hawk-down

 

En primer lugar, hay que destacar que la historia que nos presenta BLACK HAWK DERRIBADO está basada en hechos reales. Concretamente, nos relata la Batalla del Mogadiscio que tuvo lugar el año 1993, una misión que tuvieron que realizar un grupo de militares estadounidenses para secuestrar en la capital somalí a dos lugartenientes de Mohamed Farrad Aidid, el jefe del comando guerrillero que estaba llevando a cabo un supuesto genocidio contra la población civil. Lo que en principio iba a ser una breve incursión de menos de una hora se convirtió en una auténtica carnicería de más de 18 horas en las que el ejército norteamericano vivió un auténtico infierno dentro de las calles de la ciudad.

RIDLEY SCOTT consigue reflejar esta tensión asfixiante en la cinta convirtiéndola en un auténtico tour de force en el que no hay lugar para el descanso durante sus casi dos horas y media de duración. No existen tramas dramáticas como en otras películas bélicas. Ni siquiera existen otras subtramas. Desde el primer momento el espectador asiste a esta misión y formará parte de ella hasta el final, sintiendo en sus propias pieles la angustia que debieron sentir los soldados estadounidenses durante aquella emboscada que no parecía tener un final feliz. Los personajes, interpretados por grandes estrellas del momento como eran JOSH HARNETT, ERIC BANA o EWAN MCGREGOR, apenas tienen lugar para desarrollarse. Pero lejos de quedar una cinta distante o superficial, BLACK HAWK DERRIBADO consigue entrar en tus retinas desde el primer instante y mantenerte pegado a la butaca con su frenética adrenalina hasta sus créditos finales.

 

maxresdefault

 

El segundo motivo que nos lleva a ensalzar esta película y a creer una vez más en el potencial que tiene RIDLEY SCOTT a la hora de dirigir es la fantástica ambientación y la puesta en escena. BLACK HAWK DERRIBADO es acción pura y dura, y la única manera que tiene de conseguir sobresalir sobre otras cintas similares es a través del apartado técnico. Parecía que el director de GLADIATOR era consciente de ello, y dotó a la cinta de una potencia visual como pocas veces se ha conseguido dentro de este género. El juego de luces y sombras constante, la maravillosa coreografía de cada una de las secuencias de acción y la crudeza tan sutil y explícita a la vez en muchos momentos de la cinta logran reflejar a la perfección toda la violencia y desesperación que tuvo lugar aquel día en Mogadiscio. De hecho, no es de extrañar que los dos Oscars que consiguió el film fueron el de Mejor Montaje y Mejor Sonido.

 

650_1200

 

El último aspecto a tener en cuenta para aclamar la singularidad de esta película es la controversia que generó por el trato del conflicto que se mostraba en ella. Es habitual que las grandes producciones bélicas norteamericanas tiendan a deshumanizar a los ciudadanos islámicos hasta convertirlos en fanáticos despiadados mientras que las tropas estadounidenses son vistas como una especie de héroes que vienen a salvar las tierras árabes de su propia tiranía. Lo cierto es que esta batalla, que tuvo lugar poco después de la Guerra del Golfo, sigue siendo polémica por las verdaderas intenciones que tenían los estadounidenses con esta incursión en terreno somalí. Unas intenciones que a día de hoy siguen sin ser del todo claras y que continúan despertando todo tipo de opiniones alrededor del mundo.

Sin embargo, es admirable que RIDLEY SCOTT se niegue a posicionarse a favor o en contra de una opinión y se limite a reflejar casi con total perfección lo que tuvo lugar en Mogadiscio durante aquellas dieciocho horas. Los guerrilleros somalíes defienden su posición, los soldados americanos no se las dan de salvadores y todo se ciñe al terrible episodio bélico que tuvo lugar. Hay vencedores y vencidos a ambos lados del ring, la crudeza de la guerra es igual para ambos grupos y cada uno defiende sus raíces y culturas. De hecho, es en uno de los escasos momentos de pausa cuando dos representantes de cada bando tienen una interesante conversación sobre el bien y el mal que reflejaría a la perfección los conflictos que han tenido lugar en tierras islámicas hasta la actualidad. Por tanto, el cineasta logra salir ileso a las críticas gracias a un uso majestuoso del guión en el que no hay lugar para panfletos patrióticos.

 

Black_Hawk2

 

Tras los argumentos explicados, queda claro que BLACK HAWK DERRIBADO forma parte de una de las mejores cintas de la dilatada filmografía de RIDLEY SCOTT. La película demuestra el potencial del director para alejarse de convencionalismos o controversias gratuitas y ofrecer un entretenimiento mayúsculo lleno de crudeza y espectacularidad. Su única intención es la de reflejar un episodio bélico en todo su “esplendor”, creando con este film una joya de visionado imprescindible dentro del género bélico y que a día de hoy sigue sorprendiendo por su calidad visual. Y es que, en manos de este director, hasta la guerra puede convertirse en arte.

 

 

 

Jorge Bastante

1 Comentario