Compartir

reseña de bungou stray dogs #1 agencia - el palomitron

Bungou Stray Dogs es un manga escrito por Kafka Asagiri e ilustrado por Sango Harukawa. Su serialización en el país del sol naciente corre a cargo de la revista Young Ace, propiedad de la editorial Kadokawa Shoten. Desde que comenzara su publicación en el año 2012, Bungou cuenta con un total de 12 volúmenes y 5 novelas ligeras a la venta en Japón. La obra goza de buenas ventas y una muy buena aceptación entre el público, siendo la 25ª más vendida durante el año 2016.

También cuenta en su haber con una adaptación anime de dos temporadas con un total de 24 episodios. En este seinen de acción sobrenatural con tintes de comedia, algunas de las figuras literarias universales están representadas a través de sus personajes. La gran mayoría de ellas son literatos nipones, pero también encontramos otros más occidentales como Edgar Allan Poe o H.P. Lovecraft. Sin duda, una fusión de lo más interesante. Comencemos así con la reseña de Bungou Stray Dogs #1.

letrero para spoilers anime y manga - el palomitron

Inteligencia y poderes sobrenaturales a partes iguales

Como ya hemos mencionado, los personajes de Bungou Stray Dogs están basados en personalidades históricas de distintas épocas. Al igual que ocurre en obras como Gintama o Drifters, historia y ficción se aúnan para ofrecer historias alternativas y únicas.

La nueva obra de Kafka y Sango gira en torno a Atsushi Nakajima, un joven que es expulsado de un orfanato que pasa por problemas económicos. La institución, tras ver cómo un tigre blanco echaba a perder todas sus tierras, se ve en la obligación de expulsar al joven. Una decisión un tanto cuestionable. Tras deambular durante días por las calles de Yokohama, el joven se encuentra en una fatídica situación y decide atentar contra sus principios y robar a la primera persona que pase. Aquí es donde comienza la relación con Osamu Dazai, carismático miembro de la Agencia de Detectives Armados.

reseña de bungou stray dogs #1 personajes - el palomitron

El misterioso detective con tendencia al suicidio no estaba ahí por casualidad, él y un compañero tenían la misión de encontrar al tigre blanco. Tras descubrir que el joven Atsushi es el temido tigre, Dazai consigue detenerle gracias a su capacidad de anular cualquier poder. Una vez terminado el enfrentamiento, Dazai le propone unirse a la Agencia de Detectives Armados, organización especializada en atender los casos que ni el ejército ni la policía pueden resolver y cuyos miembros poseen poderes sobrenaturales.

Yukichi Fukuzawa lidera este grupo formado por Osamu Dazai, Doppo Kunikida, Ranpo Edogawa, Kenji Miyazawa, Akiko Yosano, Junichirou Tanizaki y Naomi Tanizaki. A partir de este momento, el joven Atsushi conocerá de primera mano el mundo de lo sobrenatural y el día a día de este pintoresco grupo. Así como el peligro que suponen las organizaciones criminales como Port Mafia, cuyo control abarca la zona portuaria de Yokohama. Su líder, Ryunosuke Akutagawa, es un sanguinario criminal que también cuenta con poderes y cuyo objetivo dista bastante del de la Agencia.

reseña de bungou stray dogs #1 tigre - el palomitron

El estilo de Sango Harukawa

A diferencia de otras obras que ya hemos analizado, Bungou Stray Dogs se diferencia de ellas en el reparto de trabajo. El guion y el dibujo no corren a cargo de la misma persona. En este caso es Sango Harukawa quien dibuja y Kafka Asagiri quien ejerce de storyteller. Sin duda se trata de una fusión de lo más acertada.

Tanto Asagiri como Harukawa están empezando en el mundo del manga pero han irrumpido con fuerza y han tomado nota de algunas obras de otros autores. Si analizamos el dibujo conseguido por Sango Harukawa estamos ante un estilo propio, con líneas finas y limpias, un sombreado suficiente pero no excesivo y un cambio bastante significativo cuando vemos un primer plano o una escena completa. ¿En qué lo notamos? Cuando Harukawa nos presenta una escena que corresponde a un primer plano vemos un detallismo excelente y unos rasgos faciales muy significativos. En cambio, cuando nos presenta planos americanos o planos generales vemos cómo el detalle se pierde e incluso las caras alejadas pierden el rostro, dejando solamente ver su contorno.

reseña de bungou stray dogs #1 akutagawa- el palomitron

Por otro lado, otro de los aspectos que nos gustaría destacar es el diseño de los personajes. Con un diseño bastante peculiar, a través de su estética y vestimenta podemos incluso llegar a deducir qué clase de personaje histórico representa. Todavía es pronto para hablar pero creemos que Bungou Stray Dogs brindará al lector alguna que otra sorpresa en sus próximos tomos, dejándonos con ganas de ver la evolución de sus protagonistas.

La edición

Bungou Stray Dogs llega a España de la mano de Norma Editorial, empresa que ha licenciado importantes obras como Fairy Tail, Ataque a los Titanes, Platinum End o Black Clover. Este manga cuenta con una edición rústica con sobrecubierta y unas dimensiones de 13 x 18,2 cm. Con un total de 192 hojas, esta edición respeta el diseño original japonés. Además, este primer número viene acompañado por un cofre de regalo donde poder guardar los tomos.

reseña de bungou stray dogs #1 portada - el palomitron

Conclusiones de Bungou Stray Dogs #1

Bungou Stray Dogs es un seinen que nadie esperaba. La fusión que consigue Kafka Asagiri creando personajes basados en figuras literarias universales asentados en un mundo con toques sobrenaturales es realmente única e inesperada. Este primer tomo es realmente introductorio y todavía es pronto para juzgar, pero de momento podemos decir que su argumento, estética y personajes nos ha cautivado.

Edu Allepuz

1 Comentario

Dejar una respuesta