Compartir

Reinas TVE - El Palomitrón

Cualquier proyecto televisivo que rodea a José Luis Moreno suele venir acompañado de polémica, desde las condiciones laborales de sus trabajadores hasta sus deudas con Hacienda. Reinas, la nueva ficción del productor para Televisión Española, no ha quedado exenta de sospechas y comentarios por varios motivos, entre ellos la ausencia de guionistas en la serie.

Reinas ha generado bastantes dudas desde que TVE comenzó a anunciarla. La televisión pública no puede contratar a productoras que no estén al día en sus obligaciones tributarias con Hacienda, por lo que Moreno creó la productora Indiana Pictures para sortear esta norma y poder vender el proyecto a la Corporación. Según IMDB, Reinas es el único trabajo de esta empresa. Además, en unas declaraciones a Vertele, el productor confesó que el presupuesto por episodio superaba los dos millones de euros, una cifra bastante más elevada que la media nacional (habitualmente muy inferior al millón de euros).

Pese a todo, la serie se estrenó el pasado martes en prime time ante menos de dos millones de espectadores y un 11,9% de la audiencia. Las críticas en redes sociales y medios de comunicación fueron instantáneas por cuestiones relativas a la calidad de la ficción y por la ausencia de guionistas en sus créditos. El sindicato de guionistas ALMA ha estado intentando averiguar en vano quién está detrás de los guiones de la serie, no solo por una cuestión de reconocimiento profesional, sino por saber a dónde habría ido a parar la supuesta partida de gastos de guion de la producción. ALMA ha conseguido un guion del rodaje del primer episodio en el que aparecen como firmantes Harold Foster y Susan Bendrived, dos personas sin rastro en cualquier base de datos de cine e incluso en Google.

La cadena defiende que, al no haber participado en la producción y haber adquirido la serie lista para emitir, no tiene conocimiento de las personas que hayan estado involucradas en el rodaje. El productor se ha limitado a decir que esas dos personas que no tienen rastro en Internet son “colaboradores míos ingleses”.

Tras el visionado del primer episodio de “la producción más cuidada en Europa en muchos años”, según el propio Moreno, surgen muchas dudas sobre el desarrollo y la compra de este proyecto por parte de una televisión pública que no deja de dar palos de ciego en las últimas temporadas.

Fon López

Compartir
Artículo anteriorCRISIS EN EL SISTEMA DE ESTUDIOS: EL NACIMIENTO DEL NEW HOLLYWOOD (Y II)
Artículo siguienteCONCURSO BREAKING BAD (CERRADO)
He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta