Compartir

 

mujer0

 

 ¿Seguro que no sabes de lo que estamos hablando? Nosotros en El Palomitrón estamos convencidos que de alguna manera sí conoces el grito de WILHELM, aunque tú no lo sepas. Utilizado en más de 200 películas, el grito de WILHEM pasa por ser uno de los efectos de sonido más usados y su popularidad dentro de la industria es casi tan alta como los famoso efectos de sonidos “trueno de castillo” o “timbre de teléfono universal”.

Creado en 1951 para la película TAMBORES LEJANOS por Sheb Wooley, Warner Bros lo incorporó a su banco de sonidos y fue usado en una docena de filmes hasta que llegó a las manos de Ben Burtt, el sonidista de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, que rápidmente reconoció el sonido como el mismo que había emitido un personaje de la película LA CARGA DE LOS JINETES INDIOS (GORDON DOUGLAS, 1953).  Ben Burtt no sólo bautizó el efecto con el nombre con el que se le conoce en la actualidad, sino que lo incorporóa  todos sus trabajos a modo de sello personal El popular efecto de sonido ha sobrevivido hasta nuestros días no sólo gracias a él, sino también gracias al uso que también le han dado colegas de profesión, todos decididos a que este grito nunca caiga en el olvido.

Como sabemos que ya debéis de andar locos por oir el grito de WILHELM y confirmar que efectivamente sabéis de lo que hablamos, os dejamos esta compilación de escenas que han usado el popular sonido, y agarraros porque los sonidistas que han echado mano del efecto suelen ser colaboradores habituales d directores como SPIELBERG o GEORGE LUCAS.

 

 

DJANGO DESENCADENADO, GRU 2 o EL HOMBRE DE ACERO son algunos de los títulos más recientes en los que ha sido usado, siendo en estos últimos años cada vez más frecuente su incorporación en la postproducción, no sólo de las películas más comerciales sino también en series de televisión (se ha usado incluso en las españolas EL BARCO y ÁGUILA ROJA) y videojuegos (God of War, Assassins Creed…).

El lado amargo de esta situación la está viviendo la propia viuda de Sheb Wooley, Linda Dotson, una mujer que no puede ver películas. La viuda de sheb ha decidido no ver más películas, harta de que en cualquier momento pueda volver a oir el grito de su difunto marido.

Desde El Palomitrón estamos muy preocupados por el drama que vive esta mujer, y nada nos duele más que alguien vea privada su sed de cinefilia por culpa de esta lamentable situación, así que hemos apoyar una acción puesta en marcha hace unos días por nuestros compañeros de Canal Plus y compartirla con vosotros. se trata de crear un banco de gritos donde vosotros mismos podéis registrar el vuestro, y así conseguir desterrar el grito de WILHELM de las produciones cinematográficas, mejorar la calidad de vida de su viuda, y lo que es más importante: recuperar una cinéfila y lograr que vuelva a abrazar la magia del séptima arte.

Para que podáis aportar vuestro granito de arena en nuestra cruzada os invitamos a que visitéis la web www.dejadenpazawilhelm.com que aloja el banco de gritos solidarios y registréis vuestro propio alarido, integrándolo como sustituto en algunas de las escenas en las que aparece el grito de WILHELM. El resultado podréis compartirlo con vuestros amigos en Redes Sociales y todos los visitantes podrán votar los mejores gritos registrados.

¿Ayudamos a Linda?

Ojito al vídeo de la campaña:)

 

 

Alfonso Caro

 

Compartir
Artículo anterior17 edición del Festival de Málaga
Artículo siguienteNON-STOP

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta