Compartir
 Psiconautas Los niños olvidados El Palomitron

Nota: Os recomendamos encarecidamente que visionéis el cortometraje Birdboy antes de la película. Realmente merece la pena y ayuda a entender la obra en su conjunto.

Hace doce años Alberto Vázquez creó la novela gráfica Psiconautas. El joven gallego solo tenía veintidós años, pero ya poseía una historia que apuntaba maneras. A raíz de esas viñetas creó el cortometraje Birdboy, galardonado en los Goya y otros prestigiosos festivales. Ahora, doce años después, llega a nuestras pantallas Psiconautas, los niños olvidados, un largometraje que junta lo mejor de ambos mundos y da un digno final a la historia de amor entre Dinky y Birdboy.
El significado etimológico de psiconauta es claro: navegante de la mente, y se refiere a la metodología para describir y explicar los efectos subjetivos de los estados alternos o inducidos por la conciencia, normalmente mediante sustancias psicotrópicas que alteran la mente. 
Cuatro adolescentes intentan huir de una isla que fue asolada por un desastre climático. Unas ratas que viven en la basura narran el viaje de los muchachos, que transcurre en medio de la odisea personal que vive el verdadero protagonista: el joven niño pájaro apodado Birdboy.
Birdboy Psiconautas - El Palomitrón
La premisa es extraña, pero tiene una razón concreta: la historia creada por Alberto Vázquez tiene carácter universal. Por eso sus creaciones son zoomorfas. Humanos con características de animales. Animales con características de humanos. Obviamente, la bestia elegida tiene relación directa con su psique. Al contrario que en Birdboy, la relación de amor tiene menos relevancia, pero continúa la trama ligando finalmente la relación al abuso de sustancias, un medio que catapulta a cualquier individuo fuera de su realidad).

La propia isla es una metáfora de nuestro mundo. Un lugar sucio, lleno de reglas y pocos juegos. Un espacio terrorífico que ha maltratado a la naturaleza a favor de su propia comodidad. Un universo hermético lleno de contradicciones. Los habitantes de esta distopía viven en dos lugares diferenciados. Por un lado, las ya nombradas ratas de la isla que viven de la basura, lejos de la civilización; por el otro, el resto, cerca de fábricas, en la malgastada urbe.

PERSONAJES DE PSICONAUTAS - El Palomitrón

La cinta trata de la búsqueda del equilibrio dentro de un desequilibrado mundo, de la necesidad de conocerse a uno mismo mediante el movimiento o el consumo de sustancias y de la eterna lucha que vivimos contra nuestras taras mentales. Porque, como escribió el propio Alberto en su cortometraje Decorado (también galardonado este año en la gala de los Goya) , “el mundo es un escenario maravilloso, pero tiene un reparto deplorable”. Una obra coral llena de dualidad que está dirigida por el propio Alberto y Pedro Rivero. El segundo también ha colaborado en la producción, al igual que el actor Luis Tosar.

Damos una visión general y no concreta porque creemos que es importante incentivar a nuestros lectores a ver este tipo de cine. La cinta ha tenido gran acogida en Francia o Estados Unidos (no tenemos que ser menos), y deberíamos apoyar a autores como Alberto Vázquez, un hombre humilde, creativo y detallista cuyos trazos tienen multitud de referencias. Sus dibujos parecen acuarelas, mangas o elementos surrealistas. Ecléctico y creativo, sin duda. En cada uno de sus trabajos destila una identidad que le convierte en uno de los autores más interesantes de nuestra península. Atrévanse a conocer esta atemporal historia no recomendada para niños, pero sí para adolescentes y adultos.

La película ha jugado en las grandes ligas y ha sido galardonada en multitud de festivales, compitiendo con obras de mayor presupuesto (pero no imaginación), como la aclamada La tortuga roja. Recientemente galardonada con el Goya de Mejor película de animación, Psiconautas, los niños olvidados llega a nuestras salas con pocas copias, pero muchas, muchísimas ganas.

LO MEJOR:

  • Una trama atemporal y de calado, llena de símbolos, metáforas, poética y creativa.
  • Ver crecer una obra que lleva tantos años en la mente de un artista.

LO PEOR:

  • El final de la novela gráfica es más sangriento, más atrevido; en definitiva, más valiente.

 

Isabel García

No hay comentarios

Dejar una respuesta