Compartir

 

James_Nesbitt_on_turning_a_real_life_tragedy_into_drama_in_The_Missing

 

Amantes del género británico, oíd la llamada. Aunque esta vez nos ponemos en ruta porque nos vamos hasta Francia donde surge el detonante de la que será una temporada llena de pistas, relaciones secretas, misterios y una desaparición que resolver.

THE MISSING llega a MOVISTAR SERIES el 14 de junio con su primera temporada al completo. Ocho capítulos en versión doblada y original subtitulada que ya han tenido tan estupenda acogida que la serie ha sido renovada para una segunda temporada. MOVISTAR TV ya apostó por series europeas de calidad como EL PEQUEÑO QUINQUIN, LES REVENANTS, IN THE FLESH y REAL HUMANS.

Desde su estreno en 2014 no se ha dejado de alabar la solidez de sus guionistas y la calidad de su reparto. JAMES NESBITT (EL HOBBIT) y FRANCES O’CONNOR (MR. SELFRIDGE, INTELIGENCIA ARTIFICIAL), que dan vida al matrimonio protagonista, y TCHÉKY KARYO (GOLDEN EYE), como el detective encargado de la investigación, encabezan la lista de actores cuyo trabajo ha dado fama a un producto que se califica de algo más que serie de suspense.

 

the miss

 

La trama de THE MISSING comienza en un pueblecito de Francia en el que un matrimonio y su hijo se ven obligados a parar durante sus vacaciones. Se hospedan en un modesto hotel y a pesar del cambio de planes todo es perfecto. Sin embargo, una tarde en la que la madre se queda esperando a que ambos regresen recibe una llamada de su marido que cambiará para siempre la felicidad que entre los tres habían construido. Su hijo ha desaparecido y a pesar de los esfuerzos de la policía durante semanas no hay ni rastro de él. Ocho años después, una pista provoca la vuelta del padre a Francia, el cual aún vive aferrado a la posibilidad de encontrar a su hijo. El detective encargado de la investigación años atrás accede a prestar su ayuda para reabrir el caso, y averiguar si el niño permanece con vida.

 

JS49193163

 

Uno de los puntos fuertes de la serie radica en el cambio de ubicación, y es que normalmente las producciones británicas se han cobijado en su tierra para dar esa atmósfera algo claustrofóbica y tan característica. En este caso además, si decidís verla en versión original subtitulada, escucharéis diálogos en francés y en inglés. Algo que en un principio puede desorientar un poco, pero que veréis que es necesario y apoya aun más el peso del escenario en el que se desarrolla la acción. La dinámica con la que se suceden los hechos desde el primer capítulo hará que viváis la hora aproximada de duración como si fueran veinte minutos. La intriga y las sospechas harán que empecéis a crear vuestras propias deducciones y teorías. Y todo con el toque british que tanto nos gusta.

 

 

 

Carmen Amaro

No hay comentarios

Dejar una respuesta